<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cómo aplicar el vinilo líquido

Por Ruta 401

El vinilo líquido es una de las tendencias que los fabricantes de pinturas han incorporado a sus catálogos en los últimos años. Se trata de una pintura de acabado que se aplica como cualquier otro tipo de revestimiento. La diferencia es que, cuando cura, presenta unas características muy concretas que imitan al tradicional adhesivo de vinilo.

A pesar de estas similitudes, hay una serie de particularidades que se deben conocer para sacarle el mayor partido a esta clase de revestimiento. ¿Te interesa conocer más sobre el vinilo líquido? A continuación te explicamos algunos detalles que te serán de gran ayuda a la hora de aplicarlo.

[Guía gratuita] Preparación de fondos en la reparación de carrocerías  ¡No te pierdas ni un detalle!

Características del vinilo líquido

El vinilo líquido aúna características propias de las pinturas de aplicación mediante pulverización y de los adhesivos vinílicos. En concreto, estas son sus propiedades más significativas:

  • Es un tipo de pintura monocomponente que seca al entrar en contacto con la humedad ambiental.

  • Se aplica mediante pistola aerográfica o aerosol, lo que permite obtener un acabado de calidad.

  • Su acabado es mate.

  • Se puede utilizar como pintura de revestimiento decorativa en ciertos componentes del vehículo, como molduras, retrovisores o llantas. También sirve como pintura de aplicación general para toda la carrocería.

  • Su textura es más gomosa y sedosa que la de una pintura tradicional.

  • Ofrece una resistencia mecánica reducida frente al roce y otro tipo de agresiones. Tampoco muestra una buena resistencia química frente a disolventes y otros productos químicos.

  • Su resistencia a las condiciones medioambientales es buena, aunque no tanto como la de los barnices.

  • Es aislante de la electricidad, como cualquier otra pintura.

  • Se puede aplicar sobre la superficie sin necesidad de efectuar un lijado previo. 

  • Es fácil de retirar mediante pelado, ya que tras secarse forma una película continua que se despega como si fuera un adhesivo.

  • Su gama de colores es variada y está disponible en efectos perlados, candy o camaleón, entre otros. Esto no supone un incremento en el precio, como sí ocurre con las bases bicapa tradicionales.

¿Cómo se aplica el vinilo líquido?

El proceso genérico de aplicación de un vinilo líquido es muy sencillo y similar al de otras pinturas. Hay que seguir estos pasos:

  1. Limpiar con agua y jabón las piezas o elementos que se vayan a pintar.

  2. Valorar los posibles daños que presenten esas piezas para repararlos convenientemente y conseguir un acabado de calidad.

  3. Enmascarar, si fuese necesario, el resto del vehículo para evitar que se manche durante la aplicación del vinilo líquido.

  4. Remover el bote de pintura para que todos sus componentes se mezclen y no se pierdan propiedades.

  5. Realizar la dilución de la pintura siguiendo las indicaciones del fabricante respecto a la relación de mezcla. Cuando el vinilo líquido se aplica en aerosol, no es necesario realizar ningún tipo de mezcla, ya que el producto viene listo para su uso y solo hay que agitar bien el bote.

  6. Introducir la mezcla en la pistola de pintar utilizando un filtro que retenga cualquier impureza que pueda tener.

  7. Desengrasar todas las piezas y componentes que se vayan a pintar con un limpiador o desengrasante eficaz como TEROSON VR 10

  8. Tras el desengrasado es aconsejable soplar con aire a presión la superficie y, a continuación, pasar un paño atrapapolvo.

  9. Aplicar el vinilo líquido en dos o tres manos, respetando el tiempo de evaporación indicado por el fabricante entre capa y capa. Hay que mantener una distancia de unos 20 cm respecto a la pieza y solapar las distintas pasadas. 

Cuando la aplicación se realiza con pistola aerográfica, es necesario regular la pistola y seguir una técnica de aplicación muy precisa para la buena atomización del producto. En el caso de que la aplicación sea mediante aerosol, se pueden cruzar las manos para obtener una cubrición más uniforme.

Precauciones a tener en cuenta cuando se utiliza vinilo líquido

Hay una serie de precauciones a tener en cuenta al usar vinilo líquido para mejorar su comportamiento y durabilidad.

Lo primero que hay que considerar es el tipo de pintado que se debe escoger. Si se van a pintar piezas o elementos pequeños del vehículo, es recomendable utilizar un vinilo líquido en espray. Es más económico y, con él, no hace falta disponer de utillaje ni equipo de extracción específicos (pistola aerográfica, cabina de pintura, etc.). Al contrario, para pintar piezas más grandes se tiene que usar pistola para lograr un buen resultado.

Otro aspecto a tener en cuenta es el objetivo que se persigue al utilizar el vinilo líquido. Hay que determinar si se va a usar como pintura de acabado que forme parte de un pintado de la carrocería permanente o, por el contrario, va a actuar como revestimiento meramente decorativo y temporal.

En el primer caso, es recomendable utilizar un vinilo líquido de aplicación a pistola, ya que sus propiedades son superiores. También aconsejamos lijar el soporte para incrementar la adherencia. Eso sí, el grano utilizado debe ser lo suficientemente fino para que después no se noten las marcas de lijado (a partir de P-400 en seco). 

Además, para incrementar su resistencia mecánica, química y ambiental y, en definitiva, su durabilidad, hace falta aplicar siempre un barniz sobre el vinilo líquido. Aquí, ten en cuenta que, para mantener un acabado mate o satinado, hay que utilizar lacas de acabado mate o matizantes que permitan ajustar el nivel de brillo.

En cambio, cuando se usa el vinilo líquido como revestimiento temporal no es aconsejable lijar. Así eliminarlo será mucho más sencillo y el soporte quedará intacto. Del mismo modo, no se debe aplicar ningún barniz.

En cualquier caso, hay que utilizar las medidas de prevención indicadas para la aplicación de pinturas, tanto para proteger a las personas como al medio ambiente.

Conclusión

El vinilo líquido abre un nuevo abanico de posibilidades para el sector del automóvil, gracias a que tiene cualidades propias de la pintura y de los adhesivos vinílicos. Con él puedes lograr acabados específicos que son más difíciles y costosos de conseguir con las pinturas tradicionales. Sin embargo, también presenta una serie de puntos débiles que se deben conocer para ajustar la preparación del soporte y el tipo de repintado al objetivo que busques.

New Call-to-action

Categorias: Aplicaciones, Carrocería y parabrisas