<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Productos y herramientas que te ayudarán a realizar una buena sustitución de lunas

Por Ruta 401

Los parabrisas delanteros de los automóviles son elementos imprescindibles para la visión del conductor. Y, en caso de colisión frontal, también se convierten en un componente que influye notoriamente en la seguridad de los ocupantes.

Ante este tipo de accidentes, son capaces de retener a los ocupantes y evitar que salgan despedidos por el alojamiento de la luna delantera. Del mismo modo que, gracias al adhesivo estructural con el que se fijan a la carrocería, tienen la capacidad de absorber parte de la energía que se genera.

masilla_parabrisas.jpg

Así,  cuando se produce un siniestro de cierta envergadura, estas dos funciones de seguridad de los parabrisas contribuyen a reducir los daños sobre las personas que viajan en el vehículo. Es por ello por lo que es fundamental que el profesional del taller actúe con la máxima cautela y profesionalidad al realizar una sustitución de lunas, lo cual incluye la elección del adhesivo más adecuado, así como seguir estrictamente las instrucciones del fabricante.

¿Cómo separar la luna del vehículo?

El proceso de extracción de la luna se inicia desmontando los guarnecidos, y las molduras o embellecedores, tanto interiores como exteriores que dificultan el trabajo. A continuación, se protege con cinta americana, como TEROSON VR 5080, todo el perímetro del marco del parabrisas. Finalmente, se corta el cordón de adhesivo con uno de estos útiles:

  • Máquinas neumáticas y eléctricas que montan cuchillas oscilantes para cortar el cordón de sellado antiguo. Este sistema puede ser realizado por un solo operario de manera más rápida, aunque existe un mayor riesgo de provocar daños sobre el panel de instrumentos y la pintura.
  • Herramientas de tiro manuales que montan una cuerda de piano o alambre acerado trenzado que es capaz de cortar el poliuretano. Este método  aporta mayor control de corte al operario, aunque es necesaria la participación de dos operarios, y también existe la posibilidad de provocar daños sobre tapizados y superficies pintadas.
  • Útiles dotados de rodillos giratorios o poleas por los cuales se hace pasar un hilo acerado o de nylon. El hilo queda ubicado por debajo del contorno de la luna y a través del giro de los rodillos o poleas se va produciendo el corte.

En este enlace se puede ver una herramienta de este tipo, TEROSON ET Multicut, y su proceso de utilización con un único operario sin apenas riesgo de dañar la pintura o el panel de instrumentos.

  • Equipos multifunción de inducción. En este caso, la herramienta dispone de unas placas inductoras capaces de generar un calor localizado que reblandece el poliuretano. Una vez caliente el adhesivo, la luna se despega palanqueando con unas espátulas de material plástico.

En este video se aprecian las distintas funciones de estos equipos, de entre las que se encuentra el despegado de parabrisas.

Además de estas herramientas, existen otras menos utilizadas como los cúter de corte en frío, las cuchillas o alambres térmicos, y la cortadora de cuchillas flexibles.

Por último, cabe reseñar que, independientemente de la herramienta utilizada, el profesional del taller debe protegerse con guantes de protección mecánica y gafas de seguridad. Llevar a cabo una política estricta de prevención de riesgos es fundamental para asegurar la salud y la integridad de los trabajadores.

¿Cómo colocar una luna?

Los pasos básicos para montar la luna son los siguientes:

  • Se rasura el cordón de poliuretano con un formón o espátula.
  • Se desengrasa con un limpiador como TEROSON VR 20 todo el contorno de la luna.
  • Se aplica una fina capa de la imprimación TEROSON PU 8519P y se deja evaporar 2 minutos antes de colocar el cordón adhesivo. TEROSON PU 8519P no es solo un eficaz promotor de la adhesión para la serigrafía cerámica de la luna nueva a pegar, sino también un óptimo protector anticorrosivo para aquellas zonas del marco de la carrocería que presenten metal desnudo, por haber sido dañado éste al recortar el cordón adhesivo presente en el marco.
  • Finalmente, se aplica el adhesivo (en el marco del parabrisas o en la luna) y con la ayuda de la ventosas colocadas previamente sobre la cara externa de la luna se coloca y ajusta sobre su alojamiento.

Para concluir el proceso de colocación de la luna, el profesional del taller ha de tener en cuenta la necesidad de no manipular el vehículo hasta que pase el tiempo recomendado por la FMVSS o por el fabricante del adhesivo. De esta forma, se garantiza que los niveles de resistencia final de la unión pegada son los adecuados.

Si se quiere conocer de forma más detallada el proceso sistemático de de sustitución de lunas, puedes consultar el siguiente artículo técnico.

Adhesivos utilizados en la sustitución de lunas

Los adhesivos homologados por los fabricantes para ser empleados en la sustitución de lunas son de base de poliuretano y presentan las siguientes características:

  • Tienen función estructural, gran flexibilidad y resistencia al impacto.
  • Son sensibles a la luz UV.
  • Suelen requerir imprimación para aumentar su poder de adhesión.
  • Los destinados al pegado de lunas están dotados de una elevada resistencia al descolgamiento y de una viscosidad menor.  

Generalmente, este tipo de adhesivos se clasifican en dos grupos:

  • Monocomponentes (1k), cuyo secado se produce por la reacción del adhesivo con la humedad ambiental. El proceso de secado se puede acelerar pulverizando agua sobre la zona de unión.
  • Bicomponentes (2k) en los que se produce una mezcla entre el poliuretano y un catalizador para que la reacción química produzca un secado más rápido y uniforme.

Por otro lado, la evolución de los adhesivos ha llevado a que los distintos fabricantes  ofrezcan una gama de productos más amplia de la que era habitual hace unos años. Un ejemplo de adhesivo de poliuretano específico para lunas tradicional es TEROSON PU 8596. Sus características son las siguientes:

  • Es un poliuretano monocomponente.
  • Se puede aplicar con pistola.
  • Precisa que el sustrato haya sido imprimado para garantizar la adhesión. Actualmente, se comercializan productos como TEROSON PU 8519P, para imprimar y activar en un solo producto los distintos sustratos del vehículo.
  • Tiene un elevado agarre inicial.
  • Tiempo de inmovilización certificado para todo tipo de turismos equipados con doble airbag de 6 horas.

A partir de este adhesivo, la industria ha logrado obtener poliuretanos con propiedades mejoradas encaminadas a mejorar la adhesión del producto y a reducir los tiempos requeridos de inmovilización del automóvil. Algunos ejemplos de adhesivos mejorados son estos:

  • TEROSON PU 8597: es otro adhesivo monocomponente con buena resistencia al descolgamiento. Se usa para seguir el método de primeros equipos (con imprimador) o cuando la garantía del vehículo así lo requiere.
  • TEROSON PU 8597 HMLC: es un adhesivo monocomponente ideal para el pegado de lunas con imprimación. Su tiempo de inmovilización según la FMVSS es de una hora, aunque las mucho más exigentes pruebas de impacto europeas, efectuadas a 64 Km/h con un 40% de solape frontal, determinan que este tiempo ha de ser de 4 horas.
  • TEROSON PU 8590: es un adhesivo monocomponente que requiere imprimación y que ofrece una adhesividad inmediata. Otra de sus ventajas es que reduce el tiempo de inmovilización a dos horas cuando el turismo no dispone de airbag, y a diez cuando integra doble airbag.
  • TEROSON PU 8730 HMLC: poliuretano monocomponente de última tecnología que ofrece unos resultados espectaculares en las pruebas de impacto europeas con un tiempo de inmovilización de tan solo 30 minutos. Además, ofrece alta resistencia a la radiación UV, no requiere imprimación sobre el cordón de adhesivo antiguo y muestra una elevada elasticidad y resistencia al cizallamiento aun cuando ha envejecido.  

Para finalizar con el pegado de lunas, desde hace unos años se comercializan adhesivos con base de silano modificado. Este tipo de adhesivos ofrecen características mecánicas similares a las del poliuretano, son resistentes a la luz UV y ofrecen buena adhesión sobre distintos sustratos sin necesidad de tratar la superficie.

A pesar de estas mejoras notables, los fabricantes de vehículos aún no han homologado su uso para el pegado de lunas en reparación.

Por otro lado, es conveniente recordar que en el parque automovilístico aún se encuentran vehículos que montan lunas o parabrisas calzados, principalmente vehículos antiguos. Para este tipo de cristales existen adhesivos, como TEROSON RB 4120 Elastic, encaminados a ofrecer un sellado óptimo que frene la entrada de agua o de ruidos sin necesidad de desmontar el parabrisas o el cristal afectado.

Conclusión

Actualmente, el profesional del taller dispone de una amplia gama de productos y herramientas para efectuar la sustitución de lunas. Cada uno de ellos ofrece unas características concretas de utilización para adecuarse al trabajo a realizar. Por tanto, su correcta elección y uso optimizan el proceso de sustitución de una luna pegada para contribuir a la consecución de mejores resultados.

 New Call-to-action

Categorias: Aplicaciones