<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Artículo técnico: ‘Clasificación de los aparejos empleados en carrocería’

Por Ruta 401

El aparejo es la pintura de fondo que deja sellada una superficie (masilla, chapa desnuda, piezas nuevas con cataforesis, esmaltes, lacas, etc.) que previamente ha sido convenientemente preparada. Con ello, se aporta protección anticorrosiva, se iguala la superficie, se cubren pequeños defectos e irregularidades y se obtiene una buena base para las pinturas de acabado que se aplican posteriormente.

F1 aparejos

El aparejo no debe ser usado de forma habitual como una pintura de relleno, ya que a pesar de que existen variantes que aportan un gran poder de relleno (hasta 350 micras en algunos casos), son las masillas las que deben cumplir esta función y las que se han de lijar de forma adecuada para conseguir integrar el parche en el resto de la pieza. A pesar de ello, es inevitable y necesario que el aparejo cubra ciertos defectos, marcas de lijado o anomalías con solvencia.

Clasificación de los aparejos

Los aparejos empleados en el área de carrocería se pueden clasificar según su contenido en sólidos, el lijado requerido, forma de secar y función. A continuación se detallan todas estas clasificaciones.

Clasificación de los aparejos según su contenido en sólidos

El contenido en sólidos hace referencia a la capa o película de pintura que quedará depositada sobre la superficie una vez haya secado y se hayan evaporado los disolventes que se incluyen en su composición y/o que han sido añadidos para efectuar la mezcla.

Por tanto, cuanto mayor contenido en sólidos tenga un aparejo, mayor será la capa seca de producto obtenida. Para especificar esta propiedad, los fabricantes acompañan el nombre del aparejo con las siguientes siglas:

  • LS (Low Solids): bajos sólidos. Actualmente, estos aparejos ya no se comercializan por su poca capacidad de relleno y el mayor número de pasadas que se requerían.
  • MS (Medium Solids): medios sólidos. Estos aparejos son la evolución de los anteriores. A pesar de ello, siguen sin aportar una capacidad de relleno significativa, con lo cual su uso en aparejos de 2K es prácticamente nulo. En cambio, si se puede encontrar en otros productos que no deben cumplir funciones de relleno como productos de 1K o imprimaciones anticorrosivas.
  • HS (High Solids): altos sólidos. La aparición de los aparejos HS permitió la obtención de mayores poderes de relleno y la obtención de capas secas de mayor espesor con la aplicación de 2/3 manos de producto únicamente. Actualmente, esta variante de aparejos es de las más comercializadas y vendidas.
  • UHS (Ultra High Solids): ultra altos sólidos. Son los aparejos de más reciente creación desde el punto de vista del contenido en sólidos. Destacan por mejorar las prestaciones ofrecidas por los aparejos HS, con lo cual son los más recomendables para obtener el mejor resultado y contribuir a la reducción de la emisión de contaminantes.      

Clasificación de los aparejos según el lijado requerido

Según este criterio, los aparejos se clasifican de la siguiente forma:

  • Aparejos lijables. Preparados para ser aplicados, esperar a que sequen y ser lijados antes de aplicar las pinturas de acabado. Son los aparejos más empleados para la reparación de daños sobre la carrocería.
  • Aparejos húmedo sobre húmedo (H/H). Posibilitan que las pinturas de acabado sean aplicadas sin necesidad de un lijado previo, siempre y cuando se haya respetado su tiempo de evaporación de los disolventes. Están especialmente indicados para el aparejado de piezas nuevas que vienen de fábrica con cataforesis. Con su aplicación se genera un buen fondo para favorecer el agarre de las pinturas de acabado, a la vez que se reduce el tiempo invertido en el proceso de reparación en comparación con el requerido por los aparejos lijables.
F2 aparejos

Estos aparejos están diseñados para que estiren con mayor facilidad que los lijables. También por este motivo se diluyen en mayor proporción.

Por último, reseñar que existen aparejos multifuncionales preparados para ser utilizados como aparejo lijable o como H/H.

Clasificación de los aparejos según su forma de secar

Según la composición del aparejo, este puede secar de una de estas tres formas:

  • Por reacción química. Son aparejos de dos componentes que secan al entrar en contacto con un catalizador. Al estar catalizados ofrecen un mejor sellado, una mejor resistencia química y un mejor acabado y cubrición. Se aplican a pistola o en aerosol, de forma que los primeros están destinados a cualquier tipo de reparación, mientras que los formatos en spray son más propios de pequeñas reparaciones o retoques en los que la capa de producto requerida puede ser inferior.
  • Por evaporación de los disolventes (secado físico). Son productos monocomponentes de aplicación directa. Ofrecen peores propiedades que los de 2K en lo referido a resistencia química y capa resultante (sobre unas 25 micras solamente), pero son especialmente válidos para aquellas situaciones en las que, tras el lijado del aparejo y antes de pintar, aparece una calva de masilla o de metal desnudo y se precisa un secado rápido. En algunos casos, estos aparejos permiten la aplicación de pinturas sin necesidad de ser lijados.
F3 aparejos
  • Por reacción a la luz ultravioleta. Estos aparejos pueden ser considerados de un componente, aunque su secado se produce al reaccionar dicha luz con los fotoiniciadores que incluyen en su composición química. Están enfocados a pequeñas reparaciones en la que se busca rapidez de realización, ya que la principal ventaja de este aparejo es que seca en un corto periodo de tiempo (2 minutos aproximadamente). A pesar de ello, es necesario disponer de lámparas específicas para su secado. Se puede aplicar en aerosol o a pistola ofreciendo en ambos casos un espesor de la película muy bueno (hasta unas 150 micras máximo)   

Clasificación de los aparejos según su funcionalidad

En la introducción del artículo se han citado los objetivos más característicos que se persiguen con la aplicación de los aparejos, aunque hay que reseñar que actualmente se fabrican aparejos con funciones y características específicas y/o mejoradas. Los aparejos más significativos que se comercializan hoy en día son los siguientes:

  • Aparejo estándar HS. Es el aparejo de uso común destinado a ser utilizado para todo tipo de reparaciones a un precio asequible. No destaca por tener ninguna funcionalidad concreta más allá del alto espesor que aporta por ser de altos sólidos. Se comercializan en colores neutros, grises y beiges.
  • Aparejos entonables. Su cometido es la obtención de un color o tonalidad del aparejo que facilite la cubrición del esmalte de color (base mate). Dentro de estos aparejos, las primeras versiones estaban destinadas a tintar o colorear el aparejo con una determinada proporción de pintura para que el producto adquiriese una tonalidad similar a la del color de acabado. Actualmente, esta práctica ha sido sustituida por aparejos blancos, negros y grises para que el profesional del taller, con la ayuda de la información facilitada por el suministrador de pinturas, pueda obtener la tonalidad más propicia que facilite la cubrición por parte del esmalte de color.
  • Imprimación-aparejo. Es un aparejo que posibilita un mejor agarre sobre determinados fondos (metal desnudo, cataforesis, etc.), aunque presenta una menor capacidad de relleno.
  • Aparejo sellador. Aporta el mejor sellado posible con la finalidad de aislar las pinturas de base de las pinturas de acabado cuando no existe certeza de que sean compatibles y cabe la posibilidad de que se produzca una reacción de rechazo (arrugado de la pintura). Algunos pueden aplicarse sin necesidad de lijar y/o como aparejos H/H para evitar su lijado.
  • Aparejo para plásticos. Según su composición y fabricante, incluyen elastificante  en su composición y están preparados para ofrecer mayores garantías de adherencia sobre este tipo de sustratos. Además, pueden usarse en algunos casos como aparejos H/H.
  • Aparejos polifuncionales. Como su nombre indica, son aparejos que pueden cumplir diversas de las funciones mencionadas. Para ello, el fabricante indica la forma de utilizarlo, diluirlo, etc. para conseguir un cometido u otro. Además, ofrecen buena adherencia sobre distintos tipos de sustratos, incluidos piezas con cataforesis y plásticos.

A esta clasificación se pueden añadir los aparejos UHS, los de un componente y los H/H  por las funciones y peculiaridades concretas mencionadas anteriormente.

Conclusión

Como consecuencia de la variedad de aparejos y fabricantes, es conveniente prestar atención a las peculiaridades concretas de cada aparejo para poder valorar cual es el que más se ajusta a los trabajos realizados en el taller. De esta forma, se puede limitar la acumulación de productos almacenados, así como aumentar la calidad de las reparaciones.

New Call-to-action

Categorias: Carrocería y parabrisas