<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Artículo técnico: ‘Equipos multifunción para la reparación de daños’

Por Ruta 401

El oficio tradicional de chapista consistía en devolver la forma original del metal deformado a través de una serie de esfuerzos mecánicos llevados a cabo con martillos, palancas y sufrideras o tases, generalmente.

El uso de estos útiles requería que existiese un determinado acceso por la cara interna del panel dañado, así como la necesidad de tener en cuenta unas determinadas precauciones específicas. A medida que las carrocerías han ido evolucionando hacia conjuntos de piezas más complejos y seguros, la posibilidad de reparar los daños de forma mecánica se ha reducido.

F1 equipos multifunción

Elementos como las barras antintrusión, los refuerzos, los dobles revestimientos, piezas ensambladas sin opciones de acceso o la introducción de un número mayor de elementos mecánicos en algunas piezas han hecho que el chapista encuentre muchas trabas para efectuar el conformado de la chapa de forma tradicional.

Es por ello por lo que desde hace muchos años se comercializan los denominados equipos multifunción SPOT. Estos equipos permiten que la chapa de acero sea desabollada sin necesidad de desmontar ningún elemento que facilite el acceso a la cara interna. Por lo tanto se reduce el tiempo de la actuación y no es necesario tener en cuenta los elementos internos que pueda tener la pieza dañada en su interior.

Funciones de los equipos multifunción 

Dependiendo del equipo y de las funciones que integre, las máquinas actuales permiten realizar distintas tareas, de entre las que destacan las siguientes:

  • Desabollado de la chapa
  • Recalcado de puntos altos
  • Recogido de la chapa cuando ha quedado sobre-estirada
  • Otras funciones: soldadura de remaches, soldaduras monopunto y soldaduras por puntos de resistencia

Elementos del equipos multifunción para desabollar

El desabollado con los equipos multifunción SPOT es efectuado mediante esfuerzos de tracción generados por el operario a través de un martillo de inercia y una serie de elementos de tracción que se sueldan a la chapa.

Sobre el martillo de inercia se acoplan distintos cabezales destinados a efectuar la soldadura directa del elemento de tracción y el posterior desabollado, o únicamente a realizar la tracción de los elementos soldados. Los elementos que se sueldan sobre la chapa son clavos, arandelas, estrellas o alambres ondulados, todos ellos cobreados para evitar su oxidación.  

Los clavos y las arandelas se sueldan con unos electrodos de cobre específicos e imantados que se colocan directamente sobre la pistola. Una vez soldado el elemento de desabollado, se monta sobre el martillo de inercia el cabezal específico para clavos o arandelas con el objetivo de efectuar la tracción y, en consecuencia, la extracción de la chapa abollada.

DESCUBRE OTRAS TÉCNICAS IMPRESCINDIBLES EN CHAPA 

En ambos casos, al estar el elemento soldado y el componente de tracción por separado, el proceso de desabollado es más lento y se efectúa con menor dinamismo. Por otro lado, el uso de arandelas tiene la ventaja respecto a los clavos de que pueden soldarse unas a continuación de las otras para intercalar entre ellas un pasador que permita efectuar un desabollado que abarque mayor superficie.  

En lo que se refiere a la estrella, este útil se monta sobre un cabezal específico que, a su vez, queda roscado en el mismo martillo de inercia. Esta configuración aúna el componente que va a ser soldado con el de tracción, circunstancia que facilita el trabajo del profesional del taller y posibilita la obtención de una mayor productividad en el trabajo realizado.

El último elemento soldado es el alambre ondulado o gusanillo. La soldadura del gusanillo se efectúa con un electrodo de cobre que dispone de una muesca y que se monta directamente sobre la pistola. Una vez soldado, sobre el martillo de inercia se roscan unas garras que se acoplan al alambre ondulado para efectuar la tracción. Las principales ventajas de este útil respecto a los anteriores sistemas son las siguientes:

  • Permite escoger, sin ningún ajuste adicional y según convenga, entre un desabollado que abarque una superficie más amplia o un desabollado más focalizado en un punto concreto (depende de las levas que se acoplen al gusanillo).
  • Se adapta tanto a líneas rectas como curvas.
  • Incrementa la fuerza de tracción.

Para sujetar el gusanillo se comercializan soportes imantados que, una vez colocados en los extremos del alambre ondulado, lo mantiene en la posición deseada para proceder a su soldadura de forma más cómoda.

Independientemente del elemento de tracción empleado, el principal inconveniente de este método de desabollado es que existe poco control en la extracción del golpe. Esto provoca que si la fuerza ejercida al traccionar es excesiva, la chapa queda sobrelevada, lo que obliga a realizar tareas posteriores de recalcado o aplanado de puntos altos.

Para evitar esta limitación, el profesional del taller puede traccionar sin dar golpes secos con la maza del martillo de inercia, es decir, tirando de él para que la chapa se desabolle de forma más controlada. A pesar de ello, la opción más recomendable es disponer de útiles específicos para controlar la fuerza de desabollado como los mencionados a continuación:

  • Palancas de tracción para efectuar un esfuerzo de tracción más controlado que reduzca el riesgo de desabollar en exceso.

Elementos del equipo multifunción para recalcar la chapa

Tras el proceso de extracción del daño, ya sea de forma mecánica o mediante el uso de un equipo multifunción SPOT, pueden quedar puntos o zonas altas que han de rebajarse para conseguir que la superficie de chapa reparada se encuentre a un nivel ligeramente inferior al del resto de la pieza. De este modo queda espacio para la aplicación de la masilla y su posterior lijado, aumentando las posibilidades de obtener resultados de mayor calidad.

Para rebajar estos puntos o zonas altas, estos equipos disponen de un electrodo de cobre con forma troncocónica que, una vez montado directamente sobre la pistola, debe apoyarse sobre la zona o punto elevado. Con el paso de la corriente, la zona se calienta volviendo al metal más maleable, momento en el cual el profesional del taller ejerce una ligera presión para conseguir que el punto alto se rebaje.

Este mismo electrodo también puede ser empleado para recoger la chapa.

Elementos del equipo multifunción para recoger la chapa

En ocasiones, cuando la chapa del vehículo ha sufrido una colisión o es golpeada de forma reiterada con martillo y tas, se produce el sobrestiramiento del metal. Esto significa que el material se estira en exceso perdiendo espesor y tensión, imposibilitando que pueda ser devuelto a su posición original.

Cuando esto ocurre, el equipo multifunción SPOT dispone de dos electrodos, el de cobre mencionado en el punto anterior y otro de carbón o grafito, que van a facilitar la corrección de este problema. Estos electrodos se colocan directamente sobre la pistola para que, una vez entren en contacto con el metal, calienten la zona sobrestirada, haciendo que la chapa se dilate y aumente su espesor. A continuación, dicha zona se enfría con una bayeta mojada en agua para conseguir que el espesor obtenido con la dilatación se mantenga a la vez que la chapa se retrae.

La diferencia entre ambos se encuentra en que el electrodo de cobre actúa sobre puntos concretos que coinciden con la zona donde apoya, mientras que el de carbón abarca más superficie gracias a que se aplica sobre la chapa describiendo círculos concéntricos.  

Otras funciones de los equipos multifunción

Otras opciones de utilización que ofrecen estas máquinas son las siguientes:

  • Soldadura de pernos y remaches. A través de electrodos específicos, el equipo permite que se suelden pernos o remaches sobre las piezas estructurales de la carrocería.
  • Realización de soldaduras monopunto. El equipo dispone de un electrodo que coloca sobre la pistola para efectuar soldaduras a punto cuando no existe acceso por ambas caras.

Conclusión final

Los equipos multifunción SPOT son máquinas indispensables en el taller de carrocería, ya que permiten hacer unos de los trabajos más frecuentes en este sector: el desabollado y recogidos de la chapa de acero. Además, ofrecen otras opciones que también pueden ser muy interesantes en ciertas situaciones de trabajo.

Para visualizar las más significativas se puede visitar el siguiente enlace.

tutoriales-centro-de-recursos

Categorias: Carrocería y parabrisas