Reparación perfecta de chapa: masilla de aluminio

Por Ruta 401

No es la primera vez que hablamos de la gran variedad de masillas que existen y de las características de cada una, de forma que puedes saber cuál se adapta mejor a cada necesidad que te surja en el taller. Hoy, en concreto, queremos hablar de una de ellas: la masilla de aluminio.

masilla de aluminio.jpg

¿Qué es la masilla de aluminio?

Es un material con cierta consistencia que actúa con la ayuda de un catalizador. Si la mezclamos con aluminio vamos a conseguir una pasta que se puede aplicar para cubrir imperfecciones en la propia carrocería, y es perfecta para obtener buenos resultados.

A nivel técnico, es una masilla de poliéster con carga de aluminio que es capaz de adaptarse a superficies metálicas diferentes, como el acero, el aluminio, o superficies galvanizadas. Las masillas específicas para aluminio nos permiten tener una buena adhesión y evitan de que lleguen a agrietarse, provocando desperfectos en la pintura. Debemos recordar que la finalidad de esta masilla es conseguir nivelar de forma superficial, y no rellenar espesores muy grandes. Si no, podemos causar desperfectos en el acabado final y en la pintura o grietas. 

En los productos de nuestra gama, te recomendamos nuestra masilla para aluminio TEROSON UP 340 AGF, que tiene un curado rápido y se lija con facilidad, así podrás ver resultados mucho antes. Es una masilla bicomponente de fibra de vidrio basada en poliéster insaturado. Aunque no contiene aluminio en sus componentes, es una masilla de reparación de carrocería específica para tratar superficies de aluminio y galvanizadas. 

¿Cómo se repara con la masilla para aluminio?

Si lo que queremos es reparar una superficie de aluminio, vamos a necesitar las herramientas específicas para este tipo de superficie. Dichas herramientas siempre deben de estar en buen estado para no dañar el aluminio, ya que es más blando que el acero. De hecho, las partículas de acero nunca deben estar en contacto con el aluminio, y además se debe saber que las partículas de polvo desprendidas por el aluminio pueden ser peligrosas en determinadas circunstancias, por tanto necesitamos una correcta limpieza y una zona de trabajo específica para evitar problemas.


Otro consejo muy útil es siempre utilizar discos de lija nuevos, ya que los discos usados para otras reparaciones pueden tener partículas de acero que en contacto con el polvo de aluminio podría combustionar por la fricción de lijado. Este es el proceso de aplicación de la masilla de aluminio:

  1. Mezclar la masilla según las indicaciones del fabricante.
  2. Aplicar, moldear y esperar el tiempo necesario para el secado.
  3. Lijar la masilla con P150 - P220.
  4. Aplicar una capa fina de imprimación Washprimer (fosfasante) antes que el aparejo, ya que por sí solo no asegura una buena adhesión y resultados óptimos en superficies de aluminio. ¿Conoces las toallitas BONDERITM-NT 1455-W
  5. Dar aparejo una vez evaporado el Washprimer.
  6. Lijar el aparejo con discos P400/P500.
  7. Limpiar y desengrasar.
  8. Aplicar pintura de acabado.

Consideraciones finales para la masilla de aluminio

Antes de terminar, queremos darte un último consejo: la base de un buen resultado en reparaciones y aplicaciones mecánicas y de carrocería es la limpieza de la superfície. Por eso, te recomendamos TEROSON VR 20, un limpiador universal en base solvente. ¡Seguro que de este modo consigues buenos resultados!

Si estás interesado en comprar uno de nuestros productos, haz clic aquí y encuentra a tu distribuidor más cercano.  

tutoriales-centro-de-recursos

Categorias: Carrocería y parabrisas, Tratamiento metales