<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Limpieza en el taller, ¿cuáles son los procesos necesarios?

Por Ruta 401

Los sistemas de limpieza en el taller son absolutamente imprescindibles. Es probablemente uno de los lugares de trabajo que más suciedad acumula. Para evitar el deterioro de las instalaciones, así como la reducción de riesgos laborales, es imprescindible mantener limpio el taller. Y no es algo que puedas dejar para mañana. Unas simples acciones diarias te ayudarán a trabajar en un lugar de trabajo limpio y eso también será beneficioso para el rendimiento laboral.

Los equipos y la maquinaria del taller suelen tener programas de mantenimiento específicos. Sigue las indicaciones indicadas y lleva un mantenimiento y limpieza apropiados. Esto te ayuda también al ahorro energético y por tanto, la eficiencia global de tu taller. 

procesos_de_limpieza_en_el_taller-1

Pero ante todo, tienes que tener en cuenta esta serie de consideraciones de carácter general: 
  1. Las salidas y zonas de emergencia han de estar limpias y libres de obstáculos.
  2. Para facilitar los procesos de limpieza del taller es vital que haya contenedores o papeleras donde se puedan tirar los residuos generados. Éstas deben estar identificadas y diferenciadas. Cada tipo de residuo se elimina de una forma distinta, no lo olvides. Entre otras cosas, porque así lo establece también la ley.
  3. En relación con el punto anterior, pon especial atención a la gestión de los residuos peligrosos. Por ejemplo, puedes instalar un sistema de retención del agua residual si limpias los vehículos y así separas el aceite antes de que se vierta al alcantarillado.
  4. No sobrecargues las estanterías o lugares de almacenamiento del taller. Son lugares perfectos para la acumulación de polvo.
  5. Cada día, al final de la jornada laboral, se deben revisar y limpiar todas las herramientas. Una limpieza diaria te asegura que la suciedad no se acumule y sea más fácil de eliminar a posteriori.
  6. Si se vierte algún producto o líquido en el suelo, límpialo inmediatamente. El no hacerlo, puede provocar resbalones u otro tipo de accidentes.
  7. Conciencia a los trabajadores. Cada uno de ellos ha de saber mantener limpio su puesto de trabajo para que no se acumulen suciedad, polvo o restos de otro tipo que puedan entorpecer en el funcionamiento de la maquinaria. El proceso de limpieza del taller es un asunto que concierne a todos los que forman parte de él.

Todas estas consideraciones sobre la limpieza deben estar integradas en tus acciones para que la seguridad de tu taller esté garantizada en todo momento. Haz clic en el siguiente botón para conocer todas las claves de la seguridad en tu taller:

GUÍA GRATUITA SOBRE LA SEGURIDAD EN EL TALLER

Algunas técnicas de limpieza

Si actúas con rapidez y aplicas ciertos procesos de limpieza en el taller podrás eliminar la suciedad con más facilidad. Si se derrama aceite de motor o cualquier material hay que intervenir enseguida. Utiliza un material absorbente y déjalo actuar un rato. Uno de los más recomendados es la sepiolita. Tras actuar sobre la mancha, los restos se pueden retirar barriendo con una simple escoba. Aunque lo intentes evitar, puede que te encuentres con alguna mancha más antigua para la que necesitarás productos específicos y seguir sus indicaciones.

Barrer y fregar, aunque necesario, se queda corto para algunos talleres. Y si la limpieza no es diaria, puede que alguna vez toque una limpieza a fondo. Por eso, para eliminar las primeras capas puedes empezar por el agua a chorro a distintas presiones y temperatura. Después es recomendable el uso de detergentes, ceras y abrillantadores para que quede perfecto. Para ello podemos destacar dos productos: 

  • BONDERITE C-MC 3000. Este producto es un detergente de limpieza universal apto tanto para piezas mecánicas muy engrasadas como para la carrocería exterior de cualquier vehículo automóvil. 
  • BONDERITE C-AK T 7205. Dicho producto se caracteriza por un fácil uso y por ser más específico para la limpieza de suelos de taller y para el acondicionamiento de bancos de trabajo de los operarios.

Respecto a las máquinas, es ideal siempre que se pueda, desmontar las piezas y limpiar los restos de polvo o grasa de forma profunda. Utilizar disolventes reduce la generación de residuos, siempre y cuando las condiciones y composición de los materiales a limpiar lo permitan.

Mejorar el taller gracias a una limpieza adecuada es muy sencillo y trae consigo muchas ventajas. Por una parte mejorarás las condiciones laborales de tus trabajadores, y por otra, darás una mejor impresión a todos tus clientes.

También te puede interesar: 

 

Guía Seguridad en el taller

Categorias: Gestión