<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cambiar discos y pastillas de freno

Por Ruta 401

cambiar discos y pastillas de freno

El sistema de frenado principal o freno de servicio es la unidad encargada de reducir o anular la velocidad del vehículo. El fundamento de este sistema es el frenado por fricción: una parte fija aprieta contra una parte móvil solidaria a las ruedas y, gracias a dicho rozamiento, se consigue frenar el vehículo. El objetivo de cualquier sistema de frenos, sean cuales sean las condiciones de carga o velocidad, es que la frenada sea precisa, segura, rápida y eficaz. Existen dos variantes de sistemas de frenado: el freno de tambor y el freno de disco, y este artículo se centra en la sustitución de los elementos de desgaste del sistema de freno de disco.  A continuación se presenta el proceso adecuado para cambiar discos y pastillas de freno.

Sistemas de freno de disco

Los sistemas de freno de disco son utilizados en numerosos tipos de vehículos (SUV, híbridos, utilitarios, todoterreno, entre otros). Originariamente, estaban destinados a vehículos de gama alta, pero su uso se ha extendido y, actualmente, es la tecnología más utilizada.

Este sistema se basa en un disco situado en el eje de giro, solidario al movimiento de giro de las ruedas, y dos pastillas fijadas a la estructura del vehículo mediante una pinza (también llamada cáliper o mordaza). En el momento en que se actúa el pedal de freno, se propulsa líquido de freno hacia el sistema de frenado y se acciona un pistón hidráulico que empuja las pastillas contra ambas caras del disco. Estas pastillas están fabricadas en un material dispuesto para la fricción: ferodo.

ESQUEMA FRENO DISCO_opt

Proceso para cambiar discos y pastillas de freno

A continuación se describen las etapas principales del proceso para cambiar discos y pastillas de freno:

  • Acondicionar el vehículo. El primer paso del proceso será colocar el vehículo en la posición adecuada para desarrollar el trabajo. Deberá elevarse del suelo (mediante un elevador o gato hidráulico) para permitir la libertad de giro en las ruedas.

  • Liberar presión del circuito hidráulico. Es recomendable abrir el tapón del depósito del líquido de frenos para evitar que, más tarde, al presionar el émbolo de la pinza de frenado, el líquido de frenos rebose por el depósito debido a la presión del circuito (este líquido es altamente contaminante para otros componentes).

  • Desmontar ruedas. Desmontar la rueda cuyo sistema de frenado se va a renovar (es recomendable cambiar los discos y las pastillas de freno de ambas ruedas del mismo eje para garantizar una frenada equilibrada y segura).

  • Desmontar pastillas. Deberán aflojarse manualmente los tornillos de los pernos guía de las pinzas de freno y desplazar el émbolo, retrayéndolo, para poder liberar las pastillas de freno.

En numerosos vehículos de última generación, será imprescindible habilitar en el menú del cuadro de instrumentos la opción “sustitución de pastillas de frenado” para que estas se ajusten a su posición de desmontaje.

  • Desmontar pinzas de freno. Antes de desmontar las pinzas, deberá desconectarse el sensor de revoluciones de cada rueda y el testigo de desgaste (si el vehículo lo equipa).

  • Evaluar el desgaste. Es aconsejable evaluar el desgaste de los discos de freno para verificar que este ha sido equitativo en ambos lados. De lo contrario, es posible que se requiera lubricación o sustitución de alguno de los pernos guía.

  • Limpiar pinzas de freno. Es necesario eliminar cualquier tipo de residuo o grasa de las pinzas para garantizar el buen funcionamiento y suavidad del sistema de frenado. Existen en el mercado productos especializados para la limpieza de este componente, como LOCTITE SF 7235.

  • Sustitución de los discos de freno. Para extraer los discos, es preciso desmontar los tornillos centrales e instalar los nuevos discos (es recomendable renovar los tornillos cada vez que se desmonten).

  • Montaje de las nuevas pastillas. Para montar las pastillas, se debe presionar el émbolo de cada pinza de freno con el fin de retraerlo y conseguir introducir cada pastilla. A la hora de volver a apretar los pernos guía, se ha de garantizar el par de apriete correcto según las indicaciones del fabricante.

  • Verificar el funcionamiento del sistema de frenado. Una vez finalizado el montaje, debe volverse a taponar el depósito del líquido de frenos y accionar el pedal de freno varias veces para verificar que el sistema de frenado actúa.

Si procede, se deberá desactivar “sustitución de pastillas de frenado” en el cuadro de instrumentos. Realizar una prueba dinámica al finalizar los trabajos garantizará su correcto funcionamiento asegurando que se ha realizado un trabajo exitoso.

Recomendación

Los fabricantes establecen unas pautas de mantenimiento para los sistemas de freno. Sin embargo, el propio usuario debe atender a las desviaciones que se manifiesten en el funcionamiento de los frenos. Por ejemplo, si al utilizar el freno de servicio surgen ruidos de arrastre o chirridos, será indispensable revisar el sistema de frenos.

De entre las actuaciones recomendadas por el fabricante en los mantenimientos preventivos, se encuentran las siguientes:

  • Verificar el nivel y el estado del líquido de frenos. Se deberá sustituir el líquido según las indicaciones del fabricante.

  • Comprobación de los discos y pastillas de freno. La sustitución de estos componentes no es una tarea programada, pero en cada revisión de mantenimiento se debe revisar que funcionan correctamente.

Mantener el sistema de frenos en perfectas condiciones de funcionamiento es esencial para la seguridad activa. Es fundamental atender a las recomendaciones de mantenimiento encomendadas por el fabricante para evidenciar problemas futuros y prevenirlos.

 New Call-to-action

Categorias: Reparación mecánica