<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Las herramientas de taller indispensables

Por Ruta 401

El equipamiento de un taller mecánico es muy amplio. Cuantas más herramientas tengan los trabajadores a su disposición, mejor podrán realizar su labor. Es tan importante disponer de mecánicos capacitados como dotarlos de las mejores herramientas de taller, por lo que representa una inversión importante para conseguir tener las de mejor calidad. Además, hay que preocuparse de que los trabajadores sepan cómo emplear correctamente todas las herramientas de taller. El binomio entre el profesional y la herramienta hará que el trabajo en el taller mecánico resulte más cómodo y eficaz.

herramientas_de_taller

DESCARGAR GUÍA SOBRE HERRAMIENTAS EN EL TALLER

Las herramientas se pueden clasificar de muchas maneras: se puede hablar de herramientas de mano, herramientas neumáticas o hidráulicas, elevadores, herramientas de diagnóstico. Pero también se puede hablar de herramientas de corte, para sujetar piezas, herramientas de medición, etc. En realidad no importa mucho cómo se clasifiquen, lo que cuenta es que todas ellas han de formar parte del taller.

Comunes pero muy necesarias

Probablemente, para alguien que no sepa cómo se trabaja en un taller, las herramientas más conocidas o que la gente asocia con trabajos no solo de mecánica, sino de reparación en general, son a las que se presta menos atención. Son las herramientas como llaves, destornilladores, sierras, cinceles o alicates. Pueden parecer menos importantes frente a otras, pero van a ser las compañeras habituales de los profesionales que trabajan en el taller. Y no todas son exactamente iguales a las que cualquiera puede tener en casa aunque se llamen igual.

Las llaves son una de las herramientas de taller más utilizadas. Las tuercas y pernos del automóvil son su objetivo principal. Ya sea llave fija, de Allen, de pipa abierta, llave de vasos articulada o inglesa, no habrá jornada laboral en la que no haya que recurrir a su uso. Suelen venir en forma de kit, ya que se va a necesitar el uso de varias llaves, de distintas formas y tamaños. Cada vez es más común recurrir a llaves eléctricas para la comodidad en el trabajo o cuando haga falta un poco más que músculo, y para eso hay herramientas de taller como la llave de trinquete de aire, especialmente útil para trabajar en espacios reducidos y con una durabilidad mayor.

Otro de esos elementos comunes que no puede faltar en el taller son los destornilladores, también de diferentes longitudes. Dado que no todas las partes de un automóvil son igual de accesibles, su variedad también es esencial. Además de contar con destornilladores tanto de cabeza plana como estrella. Existen tanto flexibles, para acceder a áreas más complicadas, como eléctricos que facilitan el trabajo.

También utilizará un mecánico otros útiles como alicates o martillo. Entre los alicates se encuentra mucha variedad. Los hay de abrazaderas, de terminales, para bujías, para calentadores, de corte, de presión, etc. Cada uno adaptado para la función que debe cumplir. En el caso de los martillos, posiblemente el más necesario sea el martillo de bola, usado sobre todo por los chapistas ya que es el apropiado para dar forma al metal.

Herramientas de medición y diagnosis

Una buena reparación va a depender en gran medida de un correcto diagnóstico del problema y de que cada cosa esté en su sitio. Para ello se dispone de una serie de herramientas en el taller para saber cuál es el problema y para hacer las mediciones necesarias.

Pero en lo que a medición estrictamente se refiere cabe destacar el voltímetro, que sirve para controlar la tensión y para diagnosticar problemas en los, cada vez más presentes, componentes electrónicos de los coches. También puede detectar un cable en mal estado o comprobar cómo se encuentra la batería.

Dentro de las herramientas de medición más comunes también encontramos:

  • Flexómetro
  • Micrómetro
  • Goniómetro
  • Regla graduada
  • Calibre pie de rey
  • Escuadra
  • Manómetro

Como los coches llevan cada vez más componentes electrónicos, hacen falta herramientas en el taller que señalen el camino correcto para llegar al problema que hay que solucionar. Es común que los mecánicos utilicen ya juegos de escáner de diagnóstico, con cables y sensores que identifican fallos comunes en los vehículos. Con la evolución de los vehículos muchos de estos escáneres deben ser actualizados.

Ahora muchos coches son como computadoras y eso hace también que se pueden utilizar tanto herramientas de diagnóstico inalámbricas como herramientas para algunas áreas específicas del vehículo. Por ejemplo muy útiles en los sistemas de frenado más modernos.

Gatos y plataformas elevadoras

Trabajar con comodidad es algo que todo profesional desea. En el taller, al trabajar con vehículos que obviamente son pesados, no puede faltar el gato hidráulico. Ya sea para mantenimiento rutinario o levantamiento para otras reparaciones, el gato es un elemento indispensable en el taller. Y aunque hay que realizar un poco de trabajo manual, la mayoría de la fuerza la realiza el gato, ya que sus propiedades hidráulicas permiten levantar mucho peso.

La colocación del gato es también importante, pues no se puede apoyar en cualquier parte de la carrocería ya que se podría dañar, lo que requiere prestar especial atención. La mayoría de coches, por no decir todos ya, tienen sitios indicados para hacerlo.

Existen varios tipos de gatos:

  • Gato de tijera. Es el gato tradicional que llevan los coches. El gato de tijera también puede ser eléctrico alimentándose desde la misma toma del vehículo.
  • Gato de carretilla. Este gato facilita mucho los trabajos por debajo del coche y permite una extensión importante.
  • Gato de botella. Disponible para varios tonelajes.

En muchas ocasiones el mecánico necesitará trabajar en vertical o se verá en la tesitura de reparar los bajos de un automóvil. Para ello es preciso uno de los elementos que más llaman la atención a cualquiera que entra en un taller: las plataformas elevadoras. Estas plataformas han sustituido al tradicional foso.

Con las plataformas elevadoras, el operario puede regular la altura de trabajo, lo cual es una gran ventaja. Las hay de muchos tipos y gracias a la amplia variedad es fácil encontrar la que mejor se adapta a las características específicas de cada taller. Incluso puede ser empotrable en el suelo o trasladable. En líneas generales, los elevadores más comunes son:

  • Elevador de 2 columnas. El más común, es el que sale más económico, ahorra espacio y ofrece una maniobrabilidad excelente
  • Elevador de 4 columnas. Tiene mayor capacidad de carga. Especialmente eficaz para la alineación de ruedas. Ocupa un mayor espacio, por lo que es más adecuado para talleres muy grandes que para otros de menor tamaño.
  • Elevador de tijera. Queda totalmente empotrado en el suelo. También ahorra espacio y su menor mantenimiento le hace un elemento cada vez más solicitado por los talleres.

Un taller mecánico tiene muchas herramientas. En este post se han destacado algunas de ellas, pero hay muchas más. En próximos artículos las iremos desgranando y explicando todas sus funcionalidades.

El uso de las herramientas también requiere de muchas precauciones que deberías tomar como parte de tu plan de seguridad en el taller. Échale un vistazo a la guía de herramientas en el taller de electromecánica que te presentamos a continuación para usarlas correctamente.

 herramientas de electromecanica

Categorias: Gestión