Vehículos SUV: historia y evolución

Por Ruta 401

El sector del automóvil es un sector industrial muy dinámico que se caracteriza por su continua evolución y su alto nivel tecnológico. Dentro de esta evolución, a lo largo de las últimas décadas, los vehículos han cambiado muy significativamente, integrando innumerables componentes electrónicos que han aumentado los niveles de confort y de seguridad hasta niveles insospechados hace unos años.

De forma paralela a estos avances tecnológicos, el diseño y la tipología de los vehículos también ha sufrido variaciones significativas encaminadas a fabricar vehículos más aerodinámicos, con estilos y líneas más deportivas, y más polivalentes. Y es aquí donde se enmarca el concepto de vehículo SUV que se va a analizar a continuación.

La designación de vehículo SUV, es un acrónimo obtenido de las siglas procedentes del término en inglés “Sport Utility Vehicle”, lo que traducido al español sería vehículo utilitario deportivo. Otras formas actuales de llamarlos es clasificarlos como vehículos deportivos compactos o como “crossover”. Sin embargo, tradicionalmente estos automóviles han sido conocidos como vehículos todocamino o vehículos todoterreno ligeros. En definitiva, los vehículos SUV son coches que aúnan características propias de vehículos de calle utilitarios con peculiaridades más propias de coches como los todoterreno.   

F1 SUV

Historia de los vehículos SUV

Los orígenes de este tipo de vehículo se remontan a la década de los años 30 y 40, cuando como consecuencia de la segunda guerra mundial, el gobierno estadounidense precisaba disponer de vehículos capaces de desenvolverse con soltura tanto en terrenos pavimentados como en abruptos. Ante esta necesidad, fueron tres los fabricantes de vehículos que optaron a fabricar esta nueva variante de coches: Ford, Bantam y Willys-Overland. De estos tres fabricante, fue Willys-Overland quien finalmente obtuvo el contrato de producción y fabricación de 300.000 vehículos, bajo un proyecto llamado “Jeep”.

F2 SUV

Las primeras referencias históricas que existen en relación a esta tipología de vehículo datan de 1935, cuando el fabricante Chevrolet comercializó una camioneta bajo el nombre de Suburban. Actualmente este modelo se sigue comercializando, siendo el vehículo más longevo que se sigue produciendo a día de hoy. Desde el punto de vista más militar, unas referencias destacables son el GAZ-61 (se fabricó desde el año 38 hasta el 45) y el Willys MB (1941-1945), los cuales disponían de tracción a las cuatro ruedas y estaban diseñados para satisfacer tareas concretas en el conflicto bélico, como lo eran el transporte de los soldados, o la exploración del terreno.

DESCARGA TU GUÍA CON LAS CLAVES PARA PERFECCIONAR LAS TAREAS MÁS COMUNES EN EL  TALLER

Tras finalizar la segunda guerra mundial, fueron los militares los que demandaban este tipo de automóvil para utilizarlo en su día a día. Por ello, el fabricante Willys-Overland adaptó las versiones militares a usos más utilitarios. En esta línea, inició en 1946 la comercialización de su modelo Jeep CJ, en 1947 el Jeep Truck y finalmente en 1948 el Jeepster. También el Ika Estanciera, fabricado por Industrias Kaiser Argentina bajo licencia de Willys, fue un vehículo con protagonismo en esta época.

Tras estas primeras versiones de vehículos utilitarios deportivos, no fue hasta llegados los años 60 y 70, cuando los fabricantes decidieron dar el paso definitivo en la construcción de estos coches para adecuarlos más al uso civil y utilitario y eliminar las características que, hasta ese momento, los definían e influían negativamente en su conducción: suspensiones demasiado rígidas, carrocerías y bastidores independientes, y motorizaciones limitadas. Con esta decisión estratégica, la intención de los constructores era ampliar su ratio de mercado y llegar a un público más amplio.

El primer SUV que implementó cambios en este sentido, fue el Jeep Wagoneer, el cual inició su comercialización en el año 1962. Otros modelos destacables de estas décadas, algunos de los cuales aún se comercializan, son el Ford Bronco, el GMC Jimmy,  el Chevrolet Blazer, el Toyota Land Cruiser, o el Range Rover.

F3 SUV

A partir de la década de los setenta, no fue hasta los años 90 cuando los vehículos SUV despuntaron en el mercado del automóvil incrementando sus ventas sustancialmente, incremento que a día de hoy se mantiene en este segmento con subidas de un 12% en 2017 respecto al año anterior, según los datos aportados por la consultora especializada en el sector del automóvil Focus2Move.

Vehículos como el Toyota Rav4, el Volkswagen Touareg, el BMW X5, el Volvo XC 90, el Mercedes clase M o el Land Rover Freelander, son ejemplos de vehículos SUV que iniciaron su andadura en los años noventa y principios de los años 2000.

Actualmente, cualquier fabricante incluye en su gama de vehículos comercializados, tipologías pertenecientes al segmento SUV. Algunos ejemplos de modelos actuales que copan las ventas a nivel mundial son el Toyota Rav4 y el Honda CR-V, seguidos en tercer lugar por el Volkswagen Tiguan. También entran en la lista de los cinco coches SUV más vendidos en el mundo el Hyundai Tucson y el Nissan Qashqai.

Evolución constructiva de los vehículos SUV

Como se ha mencionado anteriormente, los vehículos SUV tienen un origen militar, con lo cual los primeros vehículos de este segmento presentaban una carrocería y chasis separados, estaban dotados de una suspensión muy dura que le restaba suavidad a la conducción, quedaban muy altos respecto al suelo, disponían de motorizaciones muy limitadas, y eran vehículos 4x4.

Cuando los fabricantes decidieron introducir este tipo de coche en el mercado del gran público, se implantaron ciertos cambios que iban encaminados a hacer al SUV un vehículo más polivalente capaz de circular con solvencia por terrenos pavimentos. Para ello, se introdujeron sistemas de suspensión que aportaban mayor suavidad a la conducción, se dio la opción de fabricar modelos con tracción trasera, se limitó la altura de acceso al habitáculo, y aumentaron las opciones de motorización.

F4 SUV

Actualmente, los SUV integran un tipo de carrocería monocasco, están disponibles con tracción delantera, trasera o a las cuatro ruedas, se comercializan con motorizaciones diversas en gasolina, diésel e híbrida (especialmente los de alta gama), se ofrecen paquetes de serie y paquetes opcionales para incrementar la seguridad y el confort del vehículo, y la caja de cambios puede ser automática o manual.  

Para analizar con más detalle lo que puede aportar un SUV, se muestra en los siguientes enlaces las características de dos de los coches más vendidos en España dentro de este segmento, y un SUV de alta gama:

F5 SUV

¿A qué se debe el éxito de los vehículos SUV?

Fue en la década de los 90 cuando este segmento de automóvil comenzó a despuntar. Los motivos que propiciaron este avance fue la tendencia de los conductores a buscar un vehículo que aportase solidez y seguridad en carretera .

Hasta el momento eran los todoterreno los que cumplían esta función, pero al ser vehículos pesados con un consumo elevado, caros de adquirir, muy altos, con un mantenimiento más caro y menos funcionales en situaciones cotidianas de conducción, el mercado empezó a demandar variantes más acordes al uso diario que se le da al coche sin que ello hiciese perder la esencia de los todoterreno.

Así pues, los fabricantes de vehículos encontraron la fórmula perfecta combinando las peculiaridades de los coches urbanos con los de los todoterreno. Esta hibridización le aporta gran polivalencia al vehículo con una estética llamativa y deportiva a un precio accesible.

Además, estos vehículos son capaces de circular con solvencia por asfalto, a la vez que se desenvuelven bien por terrenos más pedregosos o bacheados. También gozan de un consumo de combustible que no es excesivo, hecho que motiva que pueda ser utilizado para conducir por carretera sin preocuparse de este aspecto. Por último, aportan una  mayor sensación de seguridad, disponen de un habitáculo amplio, y presentan un espacio para la carga aceptable.

New Call-to-action

Categorias: Innovación, Carrocería y parabrisas, Mecánica