<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Artículo técnico: ‘Proceso de reparación y pintado de llantas’

Por Ruta 401

La reparación y pintado de llantas constituye una tarea de cierta frecuencia en el taller, aunque generalmente está más asociada a la personalización del vehículo, por ser las llantas elementos importantes dentro del mundo del tuning.

Dentro del término general de lo que es una llanta en el automóvil, se distinguen las llantas de acero forjado, y las llantas de aleación de aluminio. Las primeras forman parte de la dotación básica de cualquier vehículo, mientras que las segundas se postulan como un elemento extra que aporta valor a la versión del vehículo adquirido. Dentro del mundo de la personalización, las llantas de aleación de aluminio son la opción comercializada más común.

F1 rep llantas

Además de esta diferencia, las llantas de aluminio contribuyen a esa reducción de peso del vehículo tan ansiada por los fabricantes (para reducir motorizaciones y, en consecuencia, emisiones contaminantes), presentan un diseño muchos más vistoso y deportivo, y disipan el calor acumulado con más facilidad que el acero.

A partir de aquí, en lo que a su reparación y pintado se refiere, cabe señalar que las llantas de acero no se suelen reparar y pintar, ya que en la mayoría de los casos van revestidas con un tapacubos, mientras que las de aluminio son las que se llevan el mayor protagonismo en este sentido.

Aspectos que determinan si la llanta se repara

Que la llanta se repare depende fundamentalmente del daño que presente, puesto que es, junto al neumático, el punto de apoyo del vehículo sobre la calzada. Esto hace que tenga una marcada influencia sobre la direccionalidad y estabilidad del automóvil durante su marcha.

Los criterios que son tenidos en cuenta para determinar el tipo de reparación de la llanta son los siguientes:

  • Daños de poca envergadura como picotazos, rayas o pequeñas faltas de material; se reparan en cualquier taller de carrocería y pintura.
F2 rep llantas
  • Daños de mayor envergadura en los que existe una falta de material acusada, grietas o cierta deformación sobre la pestaña o aro; la reparación se deriva a talleres especializados que disponen de los equipos necesarios para verificar la idoneidad de la reparación.

DESCUBRE OTRAS TÉCNICAS IMPRESCINDIBLES EN CHAPA 

  • Daños muy significativos imposibilitan la reparación, tanto por motivos estéticos como de seguridad.    
F3 rep llantas

Opciones de pintado para llantas

El que las llantas sean componentes apreciados dentro del mundo de la personalización, y cada vez sean más tenidos en cuenta en determinados diseños de los fabricantes de vehículos, hace que la industria de pinturas desarrolle productos específicos para pintarlas.

Los productos más relevantes disponibles en el mercado para los talleres de carrocería y particulares son los siguientes:

  • Pinturas y lacas en aerosol que permiten un pintado económico, sencillo y sin necesidad de disponer de herramientas específicas. A pesar de sus ventajas,  es recomendable usar colores base de marcas reconocidas y barnices de 2K (de dos componentes), ya que son más resistentes y aportan mayor durabilidad.
  • Colores base formulados y lacas de 2K comercializados por marcas reconocidas como R-M, Nexaautocolor o PPG.
  • Pinturas y colores con efectos especiales, como el cromado o el camaleón.
F4 rep llantas
  • Vinilos líquidos con una amplia gama de colores y efectos. Estas pinturas se pueden barnizar para aumentar la resistencia y durabilidad de la reparación.

Proceso de reparación de la llanta con daños de poca envergadura

Este tipo de reparación es la que se realiza sin ningún tipo de equipamiento específico más allá del que disponga cualquier taller de carrocería y pintura, con lo cual es el más común para los daños más frecuentes que puede presentar una llanta.

El proceso a seguir para efectuar la reparación de la llanta es el siguiente:

  • Desmontar la rueda y retirar el neumático para trabajar con mayor facilidad. Si se quiere evitar el desmontaje del neumático, será imprescindible destalonarlo para poder trabajar sobre la pestaña de la llanta.
F5 rep llantas
  • Colocar la llanta sobre un caballete o banco de trabajo.
  • Limpiar y desengrasar la llanta, tanto por el exterior como por el interior. La limpieza de la parte interna permite eliminar los restos de suciedad acumulados por el frenado y la marcha del vehículo (esta suciedad puede provocar defecto de pintado como inclusiones de suciedad o siliconas). Para esta tarea se puede utilizar un desengrasante como TEROSON VR 20.
  • Identificar y marcar los daños, verificando que la llanta no esté deformada, caso en el cual se debería derivar a un taller especializado.
  • Si se ha destalonado, proteger el neumático para evitar daños. Para ello utilizar cinta americana como TEROSON VR 5080.
  • Si existen daños con presencia de rebabas de material, pasar la radial con disco multiláminas grano P-120 o tridimensional (a poder ser para limado de aluminio) suavemente para eliminarlas, prestando especial atención a no dañar el neumático.
  • Eliminar el polvo generado por el limado, y lijar la superficie dañada con rotorbital y grano P-120. Se ha de lijar el daño, abrir los bordes y matizar alrededor de la zona de actuación.
  • Soplar de nuevo para retirar el polvo del lijado y desengrasar.
  • Aplicar masilla donde queden rayas, picotazos o pequeñas faltas de material. Puesto que se trata de aluminio, elegir la masilla más adecuada para este metal, como la reforzada con partículas de aluminio, o las denominadas universales como TEROSON UP 240, que ofrezca buena adherencia sobre este metal.
  • Una vez haya secado la masilla, proceder a su lijado teniendo en cuenta que no es conveniente abusar de la rotorbital, ya que, en zonas como las pestañas, la superficie puede quedar canteada empeorando el acabado de la reparación. En cualquier caso, hay que integrar la masilla en el resto de la pieza dándole la forma que corresponda y afinar hasta un grano P-220 que asegure la cubrición de la raya por parte del aparejo (si se usan aparejos en aerosol es necesario afinar hasta P-400 aproximadamente).
  • Soplar la superficie y enmascarar el neumático.
  • Aplicar imprimación de agarre sobre las zonas donde se aprecien calvas de metal.
  • Desengrasar la llanta.
  • Realizar la mezcla de aparejo según la proporción del fabricante (se puede añadir elastificante/flexibilizador de plásticos para dotar al aparejo de mayor flexibilidad y conseguir que resista mejor las proyecciones provenientes del pavimento).
  • Aplicar el aparejo de la forma indicada por el fabricante aplicando la técnica adecuada.
  • Cuando el aparejo haya secado, lijarlo, siguiendo la secuencia requerida por el tipo de pintura que se vaya aplicar. Afinar hasta grano P-500 asegura que no aparezcan rayas en la mayoría de opciones de pintado posteriores.
  • Soplar y enmascarar el neumático.
  • Si aparecen zonas de metal desnudo, aplicar sobre ellas imprimación de agarre siguiendo las instrucciones del proveedor.
  • Aplicar la pintura escogida (a pistola según fórmula del fabricante, en aerosol, cromándola o con vinilo líquido).
  • Barnizar la llanta. A la laca también se le puede añadir elastificante/flexibilizador para conseguir el mismo efecto que en el aparejo.
F6 rep llantas
  • Montar el neumático (si se ha desmontado) cuando haya secado, e hinchar la rueda la presión establecida por el fabricante.
  • Montar la rueda en el vehículo.  

Proceso de reparación de la llanta con daños de mayor envergadura

En este caso, la reparación es más compleja, motivo por el cual son talleres específicos los que realizan las siguientes operaciones de reparación:

  • Lavados, arenados o granallados para limpiar y decapar perfectamente la llanta.
  • Corrección de deformaciones calentando inicialmente la llanta con un equipo de soldadura de llama, y conformando la llanta posteriormente con un equipo hidráulico específico. En este vídeo se puede ver un ejemplo del equipo utilizado y del proceso seguido.
  • Torneado de la llanta con tornos específicos para perfilar la pestaña o conseguir determinados acabados como los mostrados en estos vídeos.
  • Soldadura de llantas para corregir faltas de material acusadas y grietas, utilizando equipos de soldadura TIG o MIG.
  • Pintado con pinturas al polvo aplicadas en horno como el ejemplo mostrado en el siguiente vídeo.

Conclusión final

Ciertas operaciones de reparación y pintado de llantas se pueden realizar de forma relativamente sencilla sin necesidad de disponer de equipos equipos específicos. A pesar de ello, los talleres de carrocería y talleres especializado son los que nos pueden ofrecer más opciones de reparación y pintado con un acabado de mayor de calidad.

New Call-to-action

Categorias: Aplicaciones, Carrocería y parabrisas