<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Artículo Técnico: ‘¿Qué debes conocer sobre el barniz en aerosol?’

Por Ruta 401

El barniz o laca es una pintura de acabado utilizada en sistemas de pintado bicapa o tricapa que forma parte de los diferentes revestimientos con los que quedan recubiertos los componentes de un vehículo.

Puesto que es una pintura de acabado, su aplicación se realiza al final del proceso de pintado con el objetivo de cumplir las siguientes funciones:

  • Embellecer la superficie ofreciendo distintos acabados.
  • Potenciar la vistosidad de los colores aplicados, especialmente cuando se trata de colores metalizados, perlados o con efectos especiales como la pintura camaleón.  
  • Sellar la superficie con la finalidad de aislar la base mate y proteger las capas de pintura que quedan por debajo.
  • Aportar resistencia química ante las condiciones atmosféricas y los rayos ultravioletas.
  • Ofrecer cierta resistencia mecánica ante incidentes cotidianos como roces, pequeños golpes, cambios de temperaturas, etc.

La laca se comercializa en formato de 1 (1K) o 2 componentes (2K). Los formatos de 1K son los aplicados a spray o aerosol, mientras que los de 2K se aplican generalmente con pistola aerográfica en el interior de cabinas de pintado o planos aspirantes de pintado. A pesar de ello, ya existen en el mercado barnices de 2K en aerosol.

F1 barniz spray

De ambas opciones, a continuación, se detallan las características de los barnices en aerosol, así como la forma genérica de aplicarlos.  

Características de los barnices en spray

Los barnices en spray son de tipo acrílico y están formados por resinas termoplásticas y vinílicas diluidas en acetato de butilo. Los aerosoles de 2K llevan, en un compartimento aislado, resinas de isocianatos que actúan como catalizador para producir el secado al mezclarse con la laca.

Constituyen un tipo de pintura que ha ganado protagonismo en los talleres de carrocería y pintura en los últimos años. Esta circunstancia se debe a las ventajas que presenta este formato de laca, las cuales lo hacen un producto idóneo para determinadas situaciones de trabajo en las que la aplicación de un barniz a pistola no resulta rentable por dinero, tiempo o necesidad de disponer de ciertas instalaciones.

Las ventajas más destacables que presenta este producto son las siguientes:

  • Precio económico accesible para el gran público.
  • Aplicación sencilla que no requiere el empleo de herramientas e instalaciones específicas.
  • Aporta unos niveles de brillo y de resistencia adecuados para determinados trabajos.
  • Está disponible con acabados brillo, satinado o mate.
  • Actualmente, se distribuyen productos en spray de 1K y 2K con características mejoradas en lo que se refiere a resistencia y durabilidad.
  • Secado más rápido en productos de 1K.

A pesar de estas peculiaridades positivas de la laca en aerosol, todo profesional del taller ha de tener en cuenta las limitaciones de estos productos, ya que son las que van a establecer el límite en el cual no se deben utilizar para evitar que la reparación y el acabado pierdan calidad.

Sus principales inconvenientes son los que se enumeran a continuación:

  • Acabados de peor calidad en formatos 1K.
  • Capa resultante de la aplicación de menor micraje, en torno a 15-30 micras por pasada.
  • Generalmente, ofrece unos niveles de protección y resistencia menores que los barnices aplicados a pistola.
  • No válido para ser aplicado en grandes superficies.
    Tolera en menor medida los procesos de corrección de defectos que precisan un lijado y pulido más agresivo.   

Respecto a la constitución del envase, los barnices en aerosol se suelen suministrar en botes de 400 ml y disponen de un mezclador en su interior que permite que los compuestos se mezclen correcta y homogéneamente. Además, algunas marcas incluyen dos tipos de pulverizadores, uno que imita el abanico propio de una pistola, y otro que pulveriza de forma más concentrada.


iStock-91813849-1iStock-460420869

 

 

 

 

 

 

Por último, los sprays bicomponentes alojan en su interior dos compartimentos diferenciados para albergar por una parte la laca y por otra el catalizador. El bote incluye un sistema para ponerlos en contacto y mezclarlos.   

Variantes de barnices en spray

La gama de lacas en spray no presenta tanta variedad como la que está disponible para los barnices de 2K aplicados a pistola. Básicamente, se distinguen las siguientes calidades de barnices en spray:

  • Los de uso general de 1K destinados a efectuar pequeños retoques sobre la carrocería o a barnizar piezas pequeñas.
  • Los de 1K con cualidades mejoradas, preparados para adherirse correctamente sobre el policarbonato, a la vez que ofrecen una mejor conservación de las especificaciones requeridas por las ópticas en los que se refiere a luminosidad reflejada, niveles de opacidad y calidad final obtenida.
  • Los de 2K destinados a aportar mayor calidad y resistencia a la reparación efectuada.

Proceso de aplicación  

El proceso operativo genérico a seguir en la aplicación de estos barnices es el que se describe a continuación:

  • Respetar el tiempo de evaporación de la base mate de color establecido por el fabricante antes de aplicar la laca en aerosol. Si se aplica sobre un sustrato no pintado con color, la superficie debe estar libre de óxidos, grasas, polvo y suciedad. Para ello emplear un limpiador como TEROSON VR 20.
F3 barniz spray
  • Hacer uso de los EPI correspondientes: ropa de trabajo, calzado de seguridad, mascarilla para vapores, gafas de protección y guantes de nitrilo.
  • Mover enérgicamente el bote hasta oír el golpe del mezclador en el interior del bote. En este momento, seguir agitando durante uno o dos minutos más.
  • Si se aplica el barniz sobre un plástico desnudo o faro restaurado y no se utiliza una laca en aerosol específico, aplicar sobre la superficie un promotor, como TEROSON 150, para favorecer la adherencia.

F4 barniz spray

  • Esperar a que transcurra el tiempo de evaporación indicado por el fabricante de la imprimación para plásticos. Si se va a aplicar una laca en aerosol 2K, seguir las instrucciones del fabricante para comunicar la laca con el catalizador y que se produzca el secado. Generalmente, el bote incluye un accesorio o tapón que se coloca sobre un vástago que integra el bote en su parte inferior y que una vez presionado libera el catalizador. 
  • Aplicar el barniz según las indicaciones del fabricante teniendo en cuenta las normas básicas de pintado. De forma general, como mínimo será necesario aplicar dos o tres capas, con su correspondiente tiempo de evaporación entre ellas, de forma que la primera de ella no quede muy cargada, y las posteriores sí. De este modo se consigue que el barniz quede más liso y estirado, evitando la aparición de piel de naranja. Además, la capa seca resultante de la aplicación será mayor dejando más margen a los posibles procesos de corrección y pulido de defectos.
F5 barniz spray-1
  • En lacas monocomponentes, invertir el bote y presionar el pulverizador para purgar la válvula.
  • Esperar a que seque respetando los tiempos indicados por el fabricante.
  • Verificar el acabado para detectar defectos de pintado que haya que corregir.

Conclusión final

Las pinturas en aerosol han ganado terreno en determinados trabajos de pintura. Dentro de este crecimiento, la aparición de productos monocomponentes y bicomponentes que mejoran las características de las lacas en spray tradicionales amplían el abanico de aplicaciones de este formato, gracias a que mejoran sustancialmente la resistencia del producto y la calidad obtenida. De este modo, el profesional del taller ha de tener estos nuevos productos para sacar el máximo partidos de ellos.  

 

New Call-to-action

Categorias: Carrocería y parabrisas