<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cómo asegurar la adhesión con promotores de adherencia o imprimaciones

Por Ruta 401

La diversidad de materiales empleados en la fabricación de un vehículo impone la necesidad de conocer nuevas técnicas de reparación, herramientas y productos. Los distintos tipos de promotor de adherencia y las imprimaciones son productos que se han hecho indispensables en el taller de chapa y pintura, ya que ofrecen una solución eficaz al problema de adherencia que presentan algunos sustratos.

Anwendungen_226-1

Cómo funcionan un promotor de adherencia y una imprimación

Los promotores de adherencia o imprimaciones incluyen en su composición moléculas y radicales químicos que reaccionan con la superficie para agarrarse eficazmente a ella, a la vez que actúan como base que aporta adhesión al producto que se aplica posteriormente sobre ellos. 

Por el contrario, las imprimaciones anticorrosivas actúan de la misma forma pero, además, incluyen en su composición ácidos que potencian este efecto sobre sustratos más duros y menos porosos, como los metales. Actualmente, se comercializan convertidores de óxido en formato de toallita que facilitan el proceso de aplicación.

Cuándo se utilizan los promotores de adherencia y las imprimaciones

Los promotores de adherencia y las imprimaciones constituyen un anexo de la pintura que se utiliza siempre sobre un sustrato desnudo que no presente una buena adherencia y que posteriormente vaya a ser revestido, sellado o pintado. 

Los materiales presentes en el vehículo con esta peculiaridad son los plásticos, el aluminio y el vidrio (y su serigrafiado), aunque los potenciadores de adherencia también se deben utilizar sobre el acero desnudo. Por tanto, cuando se trabaja sobre uno de estos sustratos, es necesario aplicar un promotor de adherencia o imprimación específico que asegure la adhesión, salvo que el producto que se vaya a aplicar sea autoadherente. 

[Guía gratuita] Preparación de fondos en la reparación de carrocerías ¡No te  pierdas ni un detalle!

Diferencias entre el promotor de adherencia y la imprimación

El promotor de adherencia y la imprimación comparten la función de servir como soporte óptimo para pinturas, revestimientos o adhesivos. Incluso, en ocasiones, los promotores de adherencia son llamados también imprimaciones. Sin embargo, ambos productos presentan diferencias muy marcadas y pueden tener funciones muy distintas. En la siguiente tabla se muestran estas diferencias:

Promotor de adherencia

Imprimación anticorrosiva

Es válido para plásticos, vidrios y metales (como TEROSON SB 450).

Es válido para metales desnudos.

Existen productos diferenciados según sean para plástico o vidrio.

Una misma imprimación sirve tanto para acero como para aluminio.

generalmente no tiene propiedades anticorrosivas, salvos los utilizados en el pegado de lunas como TEROSON PU 8519 P.

Aporta protección anticorrosiva en aceros.

Suelen ser productos de un componente aplicados a pistola o en aerosol. En el caso de los utilizados en el pegado de lunas se aplican con un pincel o un hisopo.

Existen variantes de uno o dos componentes de aplicación a pistola o en aerosol.

A pesar de ser de un componente, ofrece un buen resultado.

Los productos de un componente (imprimaciones vinílicas) ofrecen menos adherencia y aportan menor protección y capa de pintura.

No tiene capacidad de relleno y tampoco actúa como sellador.

Tiene una determinada capacidad de relleno y actúa como pintura de sellado.

Admite cualquier tipo de pintura de fondo o acabado.

Las imprimaciones fosfatantes (Wash primer) no admiten la aplicación de masillas encima, por lo que, cuando sea necesario utilizar estos productos, hay que usar imprimaciones de base epoxi o cerámica.

Se aplica a una sola mano y en capa finas.

Se aplica a dos o tres manos y en capas más gruesas.

No requiere lijado posterior.

Según su tipología, puede ser usada como imprimación lijable o húmedo sobre húmedo (no requiere lijado). 

 

Aplicación de un promotor de adherencia

Los promotores de adherencia más usados en el taller son los empleados en el pegado de lunas, como TEROSON PU 8519 P,  y en la reparación de plásticos, como TEROSON 150. En ambos casos es necesario tener en cuenta y utilizar las medidas de prevención necesarias, como tener el local ventilado y protegerse las manos y las vías respiratorias. 

El proceso de aplicación de un promotor de adherencia para plástico es el siguiente:

  • Lijar la superficie con un grano de lija que se ajuste al tipo de pintura o revestimiento que se vaya a aplicar posteriormente. Por ejemplo, antes de aplicar masilla, la superficie se lija con un grano P-120, pero antes de aplicar un aparejo tiene que estar lijada con un grano P-220.
  • Retirar el polvo de la superficie y desengrasar con un limpiador eficaz como TEROSON VR 20
  • Para formatos en aerosol, agitar enérgicamente durante unos 2 minutos el bote para asegurar la mezcla de sus componentes.
  • Aplicar una capa fina de promotor revisando que se cubra toda la superficie de plástico desnudo.
  • Respetar el tiempo de evaporación establecido por el fabricante (generalmente unos 5-10 minutos).
  • Aplicar la pintura de fondo o acabado.

Por otro lado, la aplicación de un promotor de la adhesión para lunas se efectúa del siguiente modo:

  • Desengrasar y secar las superficies de contacto (cristal, marco de la carrocería y cordón de sellador antiguo).
  • Agitar el bote de producto durante 1 o 2 minutos hasta escuchar el sonido metálico que genera la bola que se encuentra en el interior.
  • Aplicar una capa delgada con la ayuda del hisopo. La capa se aplica de una pasada continua y se deben evitar los repasos, ya que la última capa puede disolver la primera y provocar un fallo de adherencia.  
  • Dejar secar durante unos dos minutos la imprimación.
  • Aplicar el sellador de lunas.

Aplicación de imprimaciones 

Antes de aplicar una imprimación, es imprescindible escoger la que mejor se ajuste al trabajo que se va a realizar. Estas son las opciones posibles:

  • Para cubrir pequeñas “calvas” de metal desnudo antes de pintar se puede utilizar una imprimación vinílica de un componente a pistola o en aerosol, ya que este tipo de imprimación se lija fácilmente y seca más rápido, o una toallita BONDERITE 1455 WP, ya que no es necesario efectuar ningún proceso de pintado ni de lijado
  • Para imprimar superficies mayores que no hay que reparar ni requieren de la aplicación de masilla, se utiliza una imprimación fosfatante a pistola, que puede ser con o sin cromatos. La presencia de cromatos en la imprimación es más perjudicial para la salud del operario, pero garantiza un mayor poder de adhesión y la preparación de fondos necesaria no es tan exigente. 
  • Para imprimar superficies reparadas en las que es necesario aplicar masilla la mejor opción es  utilizar un washprimer en formato de toallita BONDERITE 1455 WP. En su defecto, se puede utilizar una imprimación de base epoxi.

También hay que tener en cuenta que el proceso de aplicación se debe realizar en una cabina de pintura o en un plano aspirante utilizando las medidas de prevención necesarias. A partir de ahí, el proceso genérico de aplicación de cada una des estos formatos de imprimación se muestra en la siguiente tabla:

En aerosol o a pistola

En toallita

  • Lijar el soporte con grano P-180 y el P-360 (el grano adecuado depende de la capacidad de relleno de la imprimación).
  • Soplar la superficie y desengrasarla.
  • Enmascarar y proteger los componentes susceptibles de ser pulverizados.
  • Agitar el bote o la lata para que todos sus componentes se mezclen correctamente.
  • Efectuar la mezcla de la imprimación cuando se haya escogido una imprimación de 2 componentes a pistola. La mezcla se debe realizar teniendo en cuenta la relación de mezcla indicada por el fabricante. Además, es imprescindible remover bien la solución y filtrar el producto al introducirlo en la pistola.
  • Aplicar la imprimación con la técnica adecuada, respetando el tiempo de evaporación entre manos (unos 5-10 minutos).
  • Esperar a que seque para lijar con un grano adecuado
  • Aplicar la pintura, el sellador o la masilla que corresponda en cada situación de trabajo.
  • Lijar de la superficies hasta grano P-220.
  • Soplar y desengrasar la superficie
  • Frotar la Toallita BONDERITE 1455 sobre las superficies de metal sin tratar. Hay que realizar el proceso de mojado sobre el metal durante al menos 2 minutos.
  • Permitir 5 minutos de evaporación a temperatura ambiente para que el washprimer deje una capa de imprimación anticorrosiva estable.
  • Continuar con el proceso de revestimiento en los 15 minutos después de la aplicación.

 

Conclusión

La baja adherencia que presentan algunos sustratos hace que, con el paso del tiempo, cualquier pintura o sellador se desprenda, con el riesgo que esto supone en algunos casos y la baja calidad que demuestra de la actuación realizada. Para evitar esta situación, utilizar un promotor de adherencia o una imprimación cuando corresponda permite asegurar la adhesión de pinturas, selladores y revestimientos en general.

guia_sobre_la_preparacion_de_fondos_en_la_reparacion_de_carrocerias

Categorias: aplicación, Carrocería y parabrisas, Tratamiento metales, Tratamiento plástico