<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Métodos homologados para reparar los plásticos exteriores del coche

Por Ruta 401

El uso de plásticos en los automóviles actuales, tanto en su exterior como en su interior, se ha incrementado en las últimas décadas. Esto es consecuencia de las buenas prestaciones que este material ofrece en cuanto a reducción de peso y resistencia a la oxidación, así como a la facilidad con que es obtenido y su posibilidad de ser reciclado, entre otras características.

reparar_plasticos_coches_1

Por tanto, para cualquier profesional del taller es imprescindible conocer sus distintas variedades para poder reparar los plásticos exteriores del coche aplicando las técnicas más adecuadas e idóneas en cada caso. Y, claro está, lo mismo sucede cuando se quieren reparar los plásticos interiores del coche.

Tipos de plásticos y sus principales características

En primer lugar, es necesario conocer el tipo de plástico que se pretende reparar para saber cuáles son las características que posee en cuanto a nivel de flexibilidad y resistencia, ya que, tras la reparación, el plástico ha de tener un comportamiento similar al de origen.

DESCUBRE OTRAS TÉCNICAS IMPRESCINDIBLES EN CHAPA Y PINTURA

Los distintos tipos de plásticos empleados en automoción quedan clasificados del siguiente modo:

  • Plásticos termoplásticos. 
  • Plásticos termoestables
  • Plásticos elastómeros

Para obtener información más detallada sobre los tipos de plásticos y sus características, puedes visitar nuestro artículo “Plásticos utilizados en el automóvil”.

Qué se debe considerar antes de reparar los plásticos exteriores del coche

Antes de reparar los plásticos exteriores de un coche, se debe valorar la idoneidad de la reparación teniendo en cuenta 3 aspectos:

  • Coste de la intervención. Si reparar es más costoso que sustituir, se recomienda sustituir la pieza dañada.
  • Nivel de resistencia y ubicación del daño. En cualquier reparación, se deben asegurar unos mínimos de resistencia para no comprometer el comportamiento estructural, especialmente cuando los daños se sitúan en zonas de unión y fijación.
  • Aspecto superficial. En cualquier caso, se debe garantizar que el aspecto de la reparación quede acorde al resto de la pieza. Cuando no se pueda garantizar esta variable por la complejidad de la geometría de la pieza, se debería sustituir el plástico.  

A partir de aquí, se debe identificar el plástico para saber a qué grupo pertenece y aplicar el método de reparación más adecuado. Cada método, además, precisa un tipo de refuerzo de la cara interior determinado. Así pues, al reparar los plásticos interiores de un coche o los exteriores, pueden encontrarse las siguientes opciones:


Tipo de plástico


Métodos de reparación válidos

Tipo de refuerzo a colocar en la cara interior



Termoplásticos en general


Mediante adhesivos bicomponentes

Malla textil, parche termoplástico o grapa metálica


Mediante soldadura térmica

Malla o grapa metálica, o cordones soldados transversalmente


Termoplástico ABS

Mediante soldadura química


Mediante adhesivo de cianoacrilato tenaz

No requiere refuerzo específico

Mediante resinas acrílicas y fibras

No requiere refuerzo específico


Termoestables 

Mediante resinas acrílicas y fibras

No requiere refuerzo específico

Mediante adhesivos bicomponentes

Malla textil, parche termoplástico o grapa metálica

 

Proceso genérico de preparación del soporte

Antes de reparar el daño, cualquier plástico requiere una preparación de fondos escrupulosa que aumente y favorezca la adhesión del producto o material que se vaya a utilizar. La preparación previa genérica es la siguiente:

  • Limpieza, soplado y desengrasado del plástico para determinar con exactitud el alcance del daño. El desengrasante utilizado no debe atacar el plástico y ha de ser antiestático. Un ejemplo de limpiador específico de alta calidad es LOCTITE 7070.  
  • Conformar el plástico si es un termoplástico y presenta deformación.
  • Si el daño es en forma de grieta, taladrar con una broca de unos 3 mm el final de la misma para evitar su avance.

reparar plasticos exteriores coche 1

  • Biselar a 30º el contorno del daño y el taladro, si se ha efectuado, para aumentar la superficie de contacto y de agarre del producto o material que se vaya a añadir. Siempre que el espesor del plástico lo permita, se deben biselar ambas caras.

reparar plasticos exteriores coche 2

  • Eliminar las rebabas residuales y lijar por caras una área circundante de unos 2 cms de anchura alrededor del daño, de forma que se elimine por completo todo resto de pintura o revestimientos débilmente adheridos.
  • Soplar y desengrasar de nuevo.
  • Cuando se utilizan adhesivos, activar la superficie plástica para conseguir un mejor agarre. Para ello, hay que utilizar un promotor de adherencia como TEROSON 150.
  • Si se trata de una fisura, alinear los bordes para que coincidan y sujetar con mordazas o clips.
  • Reforzar la cara interna cuando sea requerido.

reparar plasticos exteriores coche 3

Métodos homologados para reparar los plásticos exteriores del coche

Reparación mediante adhesivos bicomponentes

Este es el método de reparación universal para cualquier tipo de plástico. Consiste en utilizar adhesivos de dos componentes específicos para la reparación de materiales sintéticos.

Tras llevar a cabo toda la preparación del soporte, se escoge el adhesivo que más convenga (convencional como TEROSON PU 9225, rápido como TEROSON PU 9225 SF o ultrarápido como TEROSON PU 9225 UF ME)  . A continuación, se coloca el refuerzo en la cara interna, se tapona el daño con cinta de carrocero u otro elemento análogo que permita evitar que el pegamento rebose y se aplica el adhesivo siguiendo las instrucciones del fabricante. 

Para mejorar el acabado y facilitar el posterior lijado, se puede utilizar film de acetato para presionar y alisar la superficie. Una vez seco, se repite la aplicación por la cara exterior dejando una pequeña elevación de cordón del adhesivo bicomponente para evitar que tras su curado se formen valles y finalmente se llevan a cabo los procesos de acabado que se describen más adelante.

reparar plasticos exteriores coche 4

Para ver de forma detallada este tipo de proceso para reparar los plásticos exteriores del coche, puedes visitar nuestro artículo ‘Reparación de grieta sobre plástico con adhesivo bicomponente’.

Reparación de termoplásticos mediante soldadura térmica

En este caso, la preparación de fondos se simplifica ligeramente, ya que no es necesario ni lijar ni activar la superficie antes de realizar la soldadura. 

Para efectuarla se necesita una pistola de calor con regulación de temperatura y material de aporte en forma de varilla (si no se dispone de ella se puede usar un plástico de la misma naturaleza o un trozo de una zona no vista de la pieza afectada). La temperatura a seleccionar depende del tipo concreto de plástico, aunque como norma general se sitúa en torno a los 300 ºC (por ejemplo, el PC funde a 250 ºC).

Respecto a la técnica de soldadura, el proceso se inicia con el precalentamiento de la varilla y de la cara exterior del bisel para favorecer la posterior fusión. A continuación, se aplica el calor entre la parte inferior de la varilla y el bisel, ya que esta es la zona donde se deben unir. A la vez que se va fundiendo el plástico, se realiza cierta presión con la varilla para ir incrustándola en este. 

Una vez cerrado el daño, se elimina el material sobrante, se refuerza la cara interior y se realizan los procesos de acabado. 

Reparación mediante resinas acrílicas y fibras

Cuando el plástico muestra poca flexibilidad o es rígido, se puede utilizar este sistema, sobre todo al reparar plásticos termoestables. La fibra utilizada para reparar los plásticos exteriores del coche con este método suele ser la de vidrio, aunque ya se está introduciendo la de carbono en vehículos de alta gama.

El proceso de preparación del soporte sigue los mismos pasos que los vistos hasta el momento, con la diferencia de que los biseles practicados deben quedar más abiertos para facilitar la integración de las distintas capas de fibra. Además, no es necesario colocar ningún tipo de refuerzo especial, ya que la combinación de la resina con la fibra actúa como tal.

En este proceso para reparar los plásticos exteriores o interiores del coche, se deben seguir las siguientes directrices:

  • Es necesario separar la fibra de vidrio en capas únicas y ajustadas a la longitud requerida por el daño.
  • Se deben colocar varias capas de resina y fibra de forma alternativa hasta obtener el espesor deseado. Nunca se deben colocar dos capas de fibra seguidas sin haber añadido resina entre ellas.
  • Tras colocar cada capa de resina y fibra, es fundamental extraer el aire que queda retenido con la ayuda de un rodillo acanalado o un pincel. De este modo, la capa resultante queda más compactada y es más resistente.
  • Para daños de mayor extensión en los que es necesario colocar distintos trozos de fibra para cubrir su longitud total, es necesario que dichos trozos queden solapados entre sí unos dos o tres centímetros. De no ser así, la resistencia de la unión se ve comprometida.
  • Para aplicar la fibra en superficies interiores curvadas, se practican cortes en ángulo sobre el trozo de tela para facilitar que se adapte a dicha geometría.

reparar_plasticos_coches_2

Una vez colocadas y secas la resina y la fibra, se finaliza la tarea con los procesos de acabado.

Reparación de plásticos ABS con soldadura química o adhesivo de cianoacrilato tenaz

Este tipo de reparación es menos frecuente en el taller porque su precio suele superar el de la pieza, pero para determinadas situaciones puede ser un sistema válido. En este método para reparar los plásticos exteriores del coche y también los interiores, el proceso de soldadura se produce gracias a que la acetona ataca químicamente a este tipo de plástico, permitiendo que se reblandezca inicialmente. 

El proceso consiste en mezclar viruta de plástico ABS con acetona industrial para que se forme una pasta. Mientras esta se forma, se baña el plástico con acetona pura para que se vaya reblandeciendo ligeramente, consiguiendo así que la soldadura gane resistencia.

Se prosigue añadiendo la pasta formada sobre la zona a reparar y se espera a que seque. Una vez seca, si la reparación es vista, se elimina el material sobrante y se finaliza la tarea realizando los procesos de acabado que se describen a continuación. 

Los inconvenientes de este método de reparación son los vapores que emite la acetona y el debilitamiento que puede sufrir la estructura interna del plástico al disolverse con este tipo de disolvente, por lo que para evitar estos efectos negativos se recomienda utilizar un adhesivo híbrido bicomponente de cianoacrilato tenaz como LOCTITE HY 4070 que aporta buenos niveles de resistencia y capacidad para rellenar holguras. 

Procesos de acabado sobre los plásticos 

Una vez subsanado el daño, es necesario finalizar el proceso de reparación de los plásticos exteriores del coche siguiendo estas tareas de acabado:

  • Igualar la superficie en las caras vistas del plástico con una masilla específica para este sustrato, como TEROSON UP 250.
  • Lijar la masilla hasta integrar el parche en el resto de la pieza.

reparar plasticos exteriores coche 6

Conclusión

En los automóviles actuales existen distintos tipos de plásticos, por lo que, para escoger el método de reparación más idóneo, se debe conocer su clasificación para determinar qué características tiene cada uno y qué comportamiento debe tener tras la reparación. Solo así se obtienen reparaciones duraderas, que incluso pueden mejorar el comportamiento de fábrica del material.

New Call-to-action

Categorias: Carrocería y parabrisas