<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Reparación con adhesivo bicomponente de una patilla partida de faro delantero

Por Ruta 401

La reparación de roturas sobre plásticos es una práctica consolidada en el taller de carrocería desde hace años. A pesar de ello, algunos talleres son reacios a realizar este tipo de reparaciones y prefieren sustituir el componente dañado por temor a que el plástico reparado vuelva a romperse dentro del periodo de garantía estipulado (los servicios oficiales suelen ofrecer un año de garantía sin límite de kilometraje).

F1 rep patilla

De entre las múltiples reparaciones de plásticos que se pueden llevar a cabo en el taller, se encuentra la reparación con adhesivos bicomponentes (de 2k) de patillas o lengüetas sobre materiales sintéticos como los plásticos, que se suelen fracturar ante golpes de baja intensidad. A continuación analizaremos la reparación de patillas de faro con adhesivo de 2K.

¿Cuándo se repara una patilla de faro?

La patilla de faro se puede reparar siempre y cuando se cumplan estos criterios:

  • El faro no presenta daños en la propia tulipa y/o cuerpo interior. La rotura del policarbonato exterior imposibilita cualquier tipo de reparación. Además, aunque la tulipa no esté rota, si la carcasa o cuerpo interior presenta daños graves,  puede que no valga la pena llevar a cabo la actuación por varios motivos: el incremento de tiempo que supone, el acabado final poco vistoso y la mayor dificultad para garantizar que no entre humedad en el interior.
  • Es más rentable económicamente efectuar la reparación que la sustitución. En la mayoría de los casos es más rentable costear una reparación que el cambio del componente dañado, tanto para el taller como para la compañía de seguros o el cliente. Incluso para el taller, realizar la reparación aporta más horas de mano de obra directa que pasan a formar parte de su facturación interna.
  • El faro dispone de patillas de recambio. Algunas marcas ofrecen para algunos de sus modelos de vehículos juegos de patillas que se pueden sustituir en caso de que se partan las originales. Esta opción es la más cómoda y rápida.  
  • El taller dispone de los medios y conocimientos técnicos necesarios para realizar la reparación. La reparación de las patillas del faro exige unas herramientas y productos concretos, así como unos conocimientos que permitan efectuar el trabajo con garantías de durabilidad.

¿Qué adhesivo se utiliza para realizar la reparación?

Para reparar patillas de faro es necesario emplear un adhesivo estructural bicomponente de base de poliuretano especialmente diseñado para la reparación de plásticos. Las características generales de estos adhesivos son las siguientes:

  • Aportan resistencia a impactos y vibraciones para soportar los pequeños esfuerzos a los que se puede ver sometido a diario un plástico y que podrían hacer que reaparezca el daño al poco tiempo de haber sido reparado.
  • Son resistentes estructuralmente para soportar los esfuerzos dinámicos del vehículo al circular.
  • Su contracción es reducida.
  • Se pueden lijar y pintar para poder ser integrados e igualados con el resto de la pieza de plástico.
  • Sobre termoplásticos, precisan de tratamiento previo del polímero con un promotor de adherencia como TEROSON 150 para aumentar la adherencia.
  • También cabe destacar que para reparaciones de urgencia existen adhesivos híbridos, como LOCTITE HY 4070, que ofrecen resultados similares en cuanto a calidad y resistencia sin necesidad de aplicar promotor de adherencia.

Además de todo esto, los productos de calidad cumplen con los requisitos de homologación de los fabricantes. Existe una gama de productos variada que se adapta a la flexibilidad del plástico y a la urgencia de la reparación.

Proceso genérico de reparación 

De forma general, este el proceso de reparación:

  • Preparar las herramientas (rotalín, taladro, lijadora, etc.), los productos (adhesivo, acetato, promotor de adherencia, etc.) y tomar las medidas de prevención de riesgos laborales necesarias (colectivas e individuales) para efectuar la reparación.
  • Retirar el tornillo que mantiene la patilla sujeta al frontal delantero y el faro.
  • Desengrasar la patilla y la zona de unión del faro con un limpiador específico para plásticos que no sea agresivo con este material.
  • Realizar el biselado sobre las juntas de unión de la patilla y del faro. Para ello, es preciso emplear una fresa rotativa (cónica o semiesférica) o un abrasivo específico montado sobre rotalín o taladro.
  • Opcionalmente se pueden practicar unos pequeños taladros, cercanos a la grieta, en las piezas a unir (patilla y carcasa del faro). Con ello, el adhesivo se introduce en el interior y genera un efecto cosido que aumenta la resistencia de la reparación. Este paso sólo es exigido por algunos fabricantes cuando se utilizan adhesivos ultrarrápidos.
  • Retirar con un cúter o rasqueta las rebabas y virutas residuales provocadas por el biselado.
  • Lijar con un abrasivo de grano P-120 el bisel practicado y el área circundante al mismo. Se ha de lijar una extensión que permita que el adhesivo que posteriormente se aplicará no se deposite sobre superficie sin lijar.
  • Soplar las zonas de actuación y desengrasar.
  • Preparar una contrachapa que sirva de apoyo y de base para asentar la patilla partida de forma que quede bien alineada con el faro. Para ello, es necesario que la contrachapa tenga la forma y el ángulo requerido por la posición de la patilla sobre su asiento en el vehículo. De esta forma, desaparece el riesgo de que el faro no encaje perfectamente.
  • Preparar un trozo de acetato para colocarlo entre la contrachapa y el adhesivo de aplicación para evitar que este último se pegue al primero.
  • Colocar el acetato sobre la contrachapa y posicionar y sujetar el conjunto sobre la cara interna de la zona de actuación. La sujeción se puede realizar con una mordaza de presión o un clip especial.
  • Comprobar que el alineado es el correcto, especialmente cuando la patilla no queda posicionada totalmente recta.
  • Tratar el plástico con promotor de adherencia (TEROSON 150) y esperar al tiempo de evaporación indicado por el fabricante.
  • Aplicar el adhesivo escogido sobre el bisel por la cara vista de la patilla. Para reparaciones de poca urgencia se puede utilizar un adhesivo de uso general como TEROSON PU 9225, mientras que en los casos que precisan rapidez se puede emplear uno rápido como TEROSON PU 9225 SF, o incluso uno ultrarrápido como TEROSON PU 9225 UF ME (éste último es el más práctico para estas superficies tan pequeñas).
  • Presionar y alisar el adhesivo con una espátula, y colocar otro trozo de acetato sobre el adhesivo ejerciendo cierta presión. Con esta operación el adhesivo se deposita y asienta uniformemente sobre el bisel. Esto reduce la formación de bolsas de aire y mejora la resistencia de la reparación.
  • Esperar que se seque y retirar la contrachapa.
  • Presentar el faro sobre su alojamiento con sumo cuidado para comprobar que la patilla está bien alineada. Si no fuese así, reposicionarla y, si fuese necesario despegarla y repetir el proceso de pegado por la cara vista.
  • Repetir el proceso de tratamiento del plástico, y de aplicación y alisado del adhesivo en el bisel de la cara interna de la patilla.
  • Cuando haya secado, lijar ambas caras para enrasar el adhesivo.
  • Soplar la superficie y desengrasar.
  • Aplicar promotor de adherencia por ambas caras de la patilla y esperar a que evapore.
  • Reforzar ambas caras de la patilla con malla de fibra de vidrio. El refuerzo debe sobrepasar el contorno de la patilla y un meterse 1,5 cm dentro de la carcasa del faro. De esta forma se evita que existan puntos endebles por donde pueda volver a romper. El uso de un adhesivo ultrarrápido como el mencionado TEROSON PU 9225 UF ME, o de uno híbrido como LOCTITE HY 4070, eliminan la necesidad de reforzar la cara trasera siempre y cuando se aplique un espesor adecuado.  
  • Aplicar el adhesivo por ambas caras cubriendo cubriendo toda la patilla y la parte correspondiente de la carcasa del faro.
  • Presionar el adhesivo, alisarlo y colocar sobre él un trozo de acetato que permita que la superficie quede más lisa y se lije posteriormente con mayor facilidad. Complementariamente, se pueden utilizar contrachapas en ambas caras para efectuar este paso, con la precaución de que la presión ejercida debe ser la justa para que el adhesivo no rebose en exceso.
  • Cuando el adhesivo haya secado, retirar el acetato y/o contrachapa y proceder a su lijado y afinado.
  • Mecanizar la patilla de faro para rematar su contorno, darle la forma original y reproducir la ranura u orificio que permita colocar el sistema de fijación (generalmente un tornillo roscado).
  • Soplar y desengrasar el conjunto.
  • Enmascarar la tulipa exterior y pintar la patilla con un aerosol del color de la patilla, generalmente negro mate o satinado.
  • Montar el faro y regular la altura del haz luminoso con un regloscopio.
F2 rep patilla

Conclusión

La reparación de una patilla de faro aumenta las horas de mano de obra en el taller y es una solución más económica para aseguradoras y clientes. Para garantizar la durabilidad de la reparación es imprescindible utilizar herramientas y productos de calidad y seguir un proceso de ejecución escrupuloso.

 

tutoriales-centro-de-recursos

Categorias: Carrocería y parabrisas, Aplicaciones