<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Reparación con adhesivo de una patilla partida de faro delantero

Por Ruta 401

La reparación de roturas sobre plásticos, como por ejemplo de una patilla partida de faro delantero,  es una práctica consolidada en los talleres de carrocería desde hace años. A pesar de ello, algunos talleres son reacios a realizar este tipo de reparaciones y prefieren sustituir el componente dañado por temor a que el plástico vuelva a romperse dentro del periodo de garantía estipulado (los servicios oficiales suelen ofrecer un año de garantía sin límite de kilometraje).

portada faro con técnico_opt

De entre las múltiples reparaciones de plásticos que se pueden llevar a cabo en el taller, se encuentra la reparación con adhesivos bicomponentes (de 2K) de las ya citadas patillas o lengüetas sobre materiales sintéticos como los plásticos, que se suelen fracturar ante golpes de baja intensidad. 

¿Qué adhesivo se utiliza para realizar la reparación?

Los plásticos, de forma general, son materiales de difícil adhesión por su baja tensión superficial. Por este motivo, es fundamental seleccionar el adhesivo correcto para lograr una unión óptima. Para reparar una patilla partida de faro delantero, es necesario emplear un adhesivo estructural bicomponente con base de poliuretano especialmente diseñado para la reparación de plásticos. 

¿Tienes dudas sobre el proceso de adhesión y sellado? Resuélvelas todas en este  book

Las características generales de estos adhesivos son las siguientes:

  • Aportan resistencia a impactos y vibraciones que podrían hacer que reaparezca el daño al poco tiempo de haber sido reparado.
  • Son resistentes estructuralmente para soportar los esfuerzos dinámicos del vehículo al circular.
  • Su contracción es reducida y, por lo tanto, su uso no afecta a las medidas funcionales críticas de clipaje de la patilla.
  • Se pueden lijar y pintar para poder ser integrados e igualados con el resto de la pieza de plástico.
  • Se pueden aplicar sobre cualquier tipo de plástico.
  • Sobre termoplásticos, se precisa un tratamiento previo del polímero con un promotor que favorezca la adherencia, como TEROSON 150
  • También cabe destacar que, para reparaciones de urgencia de una patilla partida de faro delantero, existen adhesivos híbridos, como LOCTITE HY 4070, que ofrecen resultados similares en cuanto a calidad y resistencia sin necesidad de aplicar ningún promotor de adherencia.

 

Además de todas estas características, los adhesivos bicomponente de calidad cumplen con los requisitos de homologación de los fabricantes de automoción.

Proceso genérico de reparación de una patilla partida de faro delantero

De forma general, este es el proceso de reparación de una patilla partida de faro delantero:

  • Preparar las herramientas (rotalín, taladro, lijadora, etc.), los productos (adhesivo, acetato, promotor de adherencia, etc.) y tomar las medidas de prevención de riesgos laborales necesarias (colectivas e individuales) para efectuar la reparación.
  • Retirar el tornillo que mantiene la patilla sujeta al frontal delantero y el faro.
  • Desengrasar la patilla y la zona de unión del faro con un limpiador específico para plásticos que no sea agresivo con este material.
  • Realizar el biselado sobre las juntas de unión de la patilla y del faro. Para ello, es preciso emplear una fresa rotativa (cónica o semiesférica) o un abrasivo específico montado sobre rotalín o taladro.
  • Opcionalmente, se pueden practicar unos pequeños agujeros con taladro, cercanos a la grieta, en las piezas a unir (patilla y carcasa del faro). Con ello, se ayuda a que el adhesivo se introduzca en el interior de dichos orificios y se genera un efecto cosido que aumenta la resistencia de la reparación de la patilla partida del faro delantero. 
  • Retirar con un cúter o rasqueta las rebabas y virutas residuales provocadas por el biselado.
  • Lijar con un abrasivo de grano P-120 el bisel practicado y el área circundante al mismo. Se ha de lijar una extensión que permita que el adhesivo que se aplique posteriormente no se deposite sobre superficie sin lijar.
  • Soplar las zonas de actuación y desengrasar.
  • Preparar una contrachapa que sirva de apoyo y de base para asentar la patilla que va a sustituir a la patilla partida del faro delantero.
  • Preparar un trozo de acetato para colocarlo entre la contrachapa y el adhesivo de aplicación para evitar que este último se pegue al primero.
  • Colocar el acetato sobre la contrachapa y posicionar y sujetar el conjunto sobre la cara interna de la zona de actuación. La sujeción se puede realizar con una mordaza de presión o un clip especial.
  • Comprobar que el alineado es el correcto, especialmente cuando la patilla no queda posicionada totalmente recta.
  • Tratar el plástico con promotor de adherencia (TEROSON 150) y esperar el tiempo de evaporación indicado por el fabricante.

  • Aplicar el adhesivo escogido sobre el bisel por la cara vista de la patilla. Para reparaciones de poca urgencia de una patilla partida de faro delantero se puede utilizar un adhesivo de uso general como TEROSON PU 9225, mientras que en los casos que precisan rapidez se puede emplear uno rápido como TEROSON PU 9225 SF, o incluso uno ultrarrápido como TEROSON PU 9225 UF ME (este último es el más práctico para estas superficies tan pequeñas).
  • Presionar y alisar el adhesivo con una espátula y colocar otro trozo de acetato sobre el adhesivo ejerciendo cierta presión. Con esta operación, el adhesivo se deposita y asienta uniformemente sobre el bisel. Esto reduce la formación de bolsas de aire y mejora la resistencia de la reparación de una patilla partida de faro delantero.
  • Esperar a que se seque y retirar la contrachapa.
  • Presentar el faro sobre su alojamiento con sumo cuidado para comprobar que la patilla está bien alineada. Si no fuese así, reposicionarla y, si fuese necesario, despegarla y repetir el proceso de pegado por la cara vista.
  • Repetir el proceso de tratamiento del plástico y de aplicación y alisado del adhesivo en el bisel de la cara interna de la patilla. El uso de un adhesivo ultrarrápido como el mencionado TEROSON PU 9225 UF ME, o de uno híbrido como LOCTITE HY 4070, elimina la necesidad de reforzar la cara trasera siempre y cuando se aplique un espesor adecuado.  
PULIDO FARO_opt

  • Cuando haya secado, lijar ambas caras para enrasar el adhesivo.
  • Soplar la superficie y desengrasar.
  • Aplicar un promotor de adherencia por ambas caras de la patilla y esperar a que se evapore.
  • Reforzar ambas caras de la patilla con malla de fibra de vidrio. El refuerzo debe sobrepasar el contorno de la patilla y meterse 1,5 cm dentro de la carcasa del faro. De esta forma, se evita que existan puntos débiles por donde se pueda volver a romper. 
  • Aplicar el adhesivo por ambas caras cubriendo toda la patilla y la parte correspondiente de la carcasa del faro.
  • Presionar el adhesivo, alisarlo y colocar sobre él un trozo de acetato que permita que la superficie quede más lisa y se lije posteriormente con mayor facilidad. Complementariamente, se pueden utilizar contrachapas en ambas caras para efectuar este paso, con la precaución de que la presión ejercida debe ser la justa para que el adhesivo no rebose en exceso.
    • Cuando el adhesivo haya secado, retirar el acetato y/o contrachapa y proceder a su lijado y afinado.
 
  • Mecanizar la patilla que sustituye a la antigua patilla partida de faro delantero para rematar su contorno, darle la forma original y reproducir la ranura u orificio que permita colocar el sistema de fijación (generalmente un tornillo roscado.
DESCARGAR GUÍA SOBRE HERRAMIENTAS EN EL TALLER
  • Soplar y desengrasar el conjunto.
  • Enmascarar la tulipa exterior y pintar la patilla con un aerosol del color de la patilla, generalmente negro mate o satinado.
  • Montar el faro y regular la altura del haz luminoso con un regloscopio.

Kits para la reparación de faros que presentan rotura en patillas y soportes

Este tipo de kits son válidos para la reparación de patillas y soportes de fijación, siempre y cuando no exista rotura en la carcasa interior o en la tulipa exterior, casos en los que es necesario sustituir el faro completo para asegurar su funcionamiento adecuado y garantizar la función de seguridad de este elemento.

Los kits para la reparación de faros que presentan rotura en patillas y soportes están preparados para ser atornillados convenientemente sobre la carcasa del faro y permitir una fijación resistente, duradera y que encaje perfectamente sobre los distintos alojamientos. Así, están compuestos por los siguientes elementos:

  • Patillas o soportes de faro.
  • Elementos de fijación como tornillos o grapas.

Estos kits son comercializados por los propios fabricantes de vehículos o por distintos proveedores que sirven material a los talleres. Se pueden adquirir para uno o ambos faros (según el distribuidor) y existe un surtido variado para distintos modelos y marcas, aunque no hay recambio para todos los faros existentes en el mercado.

La principal ventaja de reparar los soportes rotos de un faro con estos kits es que el proceso de sustitución es relativamente rápido y sencillo. Los pasos a seguir para efectuar la reposición son los siguientes:

  • Verificar que el faro en cuestión dispone de recambios para sus soportes.
  • Comprobar que la óptica no presenta daños en la carcasa interior o en la tulipa exterior.
  • Desmontar el faro. Para ello, generalmente es necesario retirar o descolgar el parachoques delantero a fin de acceder a los tornillos de fijación del faro y poder aflojarlos.
  • Sanear la zona de los soportes rotos que se tienen que sustituir para retirar cualquier resto que dificulte su montaje.
  • Atornillar los soportes nuevos.
  • Montar el faro y ajustarlo para que quede alineado con sus piezas contiguas.
  • Regular la altura de las ópticas con la ayuda de un regloscopio. Este paso es fundamental para verificar que el haz de luz proyectado por los faros tiene el alcance requerido.

Por último, también hay que tener en cuenta que, cuando el soporte del faro no dispone de recambio, se puede arreglar aplicando los procesos de reparación de plásticos válidos para materiales sintéticos termoplásticos:

  • Métodos de reparación mediante soldadura.
  • Reparación mediante adhesivos de dos componentes de poliuretano específicos, como TEROSON PU 9225.
  • Reparación mediante adhesivos híbridos de última generación, como LOCTITE HY 4070.

En este artículo se muestra el proceso detallado de reparación de una patilla de faro con los adhesivos indicados. 

Kits para la reparación de faros en los que hay que restaurar las tulipas exteriores

La tulipa exterior de los faros actuales está fabricada con policarbonato. Este material aporta una gran transparencia, por lo que es óptimo para ser utilizado en estos componentes. Sin embargo, el policarbonato muestra baja tolerancia ante ciertos agentes climáticos como el sol, los cambios de temperatura o el rocío, que provocan su amarillamiento y pérdida de transparencia

Por este motivo, las tulipas exteriores se recubren con un tratamiento que aporta protección al policarbonato y multiplica su resistencia a la intemperie. A pesar de ello, su deterioro ante la exposición continuada a los agentes citados durante el paso de los años es inevitable. Así que, desde hace años, los distribuidores de material consumible y herramientas que sirven a talleres han desarrollado productos para poder restaurar las ópticas y evitar la sustitución del faro. 

Los kits que se comercializan para restaurar faros son muy variados, aunque se pueden dividir en dos grupos: los destinados a un uso profesional y los enfocados a un uso doméstico. Los kits de reparación de faros de uso profesional disponen de todo lo necesario para efectuar la restauración, sin importar el tipo de deterioro que presente la tulipa. Estos kits suelen incluir productos y herramientas como los siguientes:

  • Lijadora rotorbital de 75 mm para el lijado cuando el amarillamiento empieza a ser significativo.
  • Discos de lija de distintas granulometrías que van desde el grano P-500 hasta el P-3000 o superior, dependiendo del fabricante del abrasivo.
  • Esponjas de pulido y abrillantado. 
  • Pulimentos de corte rápido, como TEROSON WX 157, abrillantadores, como TEROSON WX 178, pastas anti hologramas, ceras protectoras o incluso pastas de pulido multifuncionales, como TEROSON WX 189, que abrillanta y aporta protección en un solo producto.
  • Boinas de pulido, como TEROSON ET 192, y de abrillantado, como TEROSON ET 193, para acoplar sobre la propia lijadora (de 75 o 115 mm) o sobre una pulidora (de 150 mm). 
  • Gamuzas de microfibra o similar para la limpieza.
  • Materiales de enmascarado.

DESCARGAR GUÍA CON LAS MEJORES RECOMENDACIONES PARA UNA GESTIÓN EFICIENTE DE TU  TALLER

Respecto a los kits de reparación de faros destinados a un uso particular, es importante saber con exactitud el nivel de amarillamiento de la óptica para adquirir un kit adecuado, ya que, si el deterioro es más acusado, es necesario que incluya abrasivos. Estos kits son similares a los profesionales en cuanto a los materiales que incluyen, con la diferencia de que en ellos no se suministra ninguna herramienta y las boinas facilitadas son de utilización manual o para ser montadas sobre un taladro.

El proceso resumido para restaurar una tulipa de faro deteriorada es el siguiente:

  • Enmascarar las piezas contiguas al faro para evitar que se ensucien con el polvo generado y las salpicaduras de la pasta de pulir.
  • Lijar la tulipa del faro cuando el amarillamiento sea acusado, de forma que cuanto más amarilleada esté, más grueso tiene que ser el grano con el que se inicie el lijado. A partir de ahí, el lijado debe ser progresivo y escalonado hasta llegar al abrasivo más fino (pudiendo llegar en algunos casos hasta P-6000). Con la utilización de pulimentos de última generación, como TEROSON WX 159, se consigue optimizar el proceso de pulido y ahorrar costes gracias a que son capaces de eliminar de forma efectiva hasta una raya de P-2000.
  • Retirar el polvo del lijado y limpiar el faro.
  • Verificar que no existen cercos, ya que de haberlos la protección original del policarbonato habría desaparecido y sería necesario barnizarlo para asegurar su resistencia climatológica. También es posible aplicarle polímero vaporizado para devolverle la protección.
  • Si la capa de protección no ha sido dañada, realizar el proceso de pulido de la tulipa, primero puliendo la superficie con la pasta de pulido de corte rápido y, a continuación, con el abrillantador una vez se han eliminado los restos de la primera pasta. Es necesario verificar que la tulipa recobra su transparencia antes de dar por finalizada la restauración.
  • Retirar el enmascarado y limpiar el conjunto.

Conclusión

La reparación de una patilla partida de faro delantero aumenta las horas de mano de obra en el taller. Sin embargo, suele ser una solución más económica para aseguradoras y clientes, además de más interesante, en términos de facturación, para los talleres. Para garantizar la durabilidad de la reparación, es imprescindible utilizar las herramientas idóneas, seguir un proceso de ejecución metódico y escrupuloso y elegir apropiadamente el adhesivo más adecuado, ya que es fundamental que exista afinidad de sustratos.

New Call-to-action

Categorias: Aplicaciones, Carrocería y parabrisas