<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cómo reparar la pintura de coche dañada

Por Ruta 401

Conocer diferentes formas de reparar la pintura de coche dañada ofrece al taller un abanico de posibilidades muy distintas para poder ajustarse al tipo de daño y a las expectativas económicas del cliente. Hay que tener en cuenta que la pintura que reviste los vehículos tiene una marcada función estética por lo que, cuando sufre daños, el aspecto general del automóvil empeora y pierde vistosidad. Además, las distintas capas de pintura de cualquier coche personalizan la carrocería y aportan también protección anticorrosiva. 

F1_reparar pintura

Tipos de daños que puede sufrir la pintura de un vehículo

La siguiente tabla muestra un resumen de los daños más comunes y las formas de reparar la pintura de coche dañada:

Tipo de daño Características del daño Cómo reparar la pintura del coche
Marcas de pintura y roces superficiales

-No existe agresión sobre la pintura, es decir, no esta rayada, sino solo marcada con restos de pintura, suciedad, alquitrán, etc.

-No existe riesgo de oxidación.

Método recomendado Método económico
-Con un proceso de pulido y/o abrillantado. -Pasando por la superficie afectada un paño que no raye (de microfibra) impregnado en desengrasante.
Pérdida o falta de brillo

-No existe agresión, pero la pintura tiene poco o nada de brillo.

-No existe riesgo de corrosión.

Método recomendado

-Si el daño se debe a procesos de pulido anteriores erróneos, a velados de la pintura, al efecto del sol o a las marcas provocadas por el túnel de lavado, se debe efectuar un proceso de pulido y/o abrillantado.

-Si la pérdida de brillo es consecuencia de defectos de pintado, como la piel de naranja, es recomendable lijar con secuencia P-1500/3000 y realizar posteriormente el proceso de pulido y/o abrillantado. En casos graves o cuando se quiera evitar la presencia de marcas de lijado tras el pulido, se tiene que optar por el repintado.

Arañazos poco profundos, marcas de excrementos de pájaro, etc.

-Existe una ligera agresión que solo afecta a la capa vista de pintura (barniz o pintura monocapa).

-No existe riesgo de oxidación, aunque se ha perdido protección.

Método recomendado Método económico

- Para arañazos muy superficiales que apenas se aprecian al pasar la uña, puede bastar con un proceso de pulido y/o abrillantado.

-Cuando el arañazo sea algo más profundo, es necesario lijar siguiendo la secuencia P-1500 y P-3000 y, a continuación, realizar el proceso de pulido y/o abrillantado.

-Se puede retocar el arañazo con pinturas de retoque.
Arañazos profundos, desconchados de pintura, pintura suelta o daños por salinidad

-La agresión es marcada y ha sobrepasado la capa vista de pintura, por lo que se aprecia fácilmente al tacto con la yema o con la uña.

-Existe riesgo de oxidación, ya que las capas inferiores (aparejo, imprimaciones, etc.) pueden haber resultado dañadas

Método recomendado Método económico

-Sanear, si fuese necesario, y abrir la raya o daño con un grano que oscile entre el P-80 y el P-240 (el grano escogido depende de la extensión del daño y de las capas de pintura y/o masilla que tenga por debajo).

- A continuación, se debe repintar la pieza de forma completa o parcial, aplicando las distintas pinturas de fondo (wash primer y aparejo) y de acabado (esmalte y barniz o pintura monocapa).

-Para pequeños daños, retocar el arañazo o desconchado con un pincel y pintura de retoque.

Daños con deformación

-Los impactos sobre el coche provocan deformaciones y dañan la pintura.

-Dependiendo de la intensidad del golpe y de la presencia de arañazos profundos, puede o no haber riesgo de corrosión.

Método recomendado Método económico

-Realizar la reparación del daño de forma manual o con un equipo multifunción SPOT.

-Seguidamente, efectuar el proceso de pintado para reponer las pinturas de fondo y de acabado correspondientes.

-Sería conveniente retocar los posibles arañazos con pinturas de retoque para evitar la oxidación, aunque el sellado obtenido de esta forma no garantiza la protección, especialmente a medio y largo plazo.

 

Materiales y productos más utilizados para reparar la pintura de coche dañada

Los materiales y productos utilizados más frecuentemente para reparar la pintura del coche dañada son los siguientes:

  • Para la eliminación de marcas o manchas superficiales y durante los procesos de pulido y abrillantado, se tienen que emplear limpiadores desengrasantes como TEROSON VR 20. En ningún caso se recomienda utilizar un disolvente de limpieza, ya que, aunque este producto elimina el defecto con mayor rapidez, existe el riesgo de que modifique el acabado visual de la pintura (ya que quita brillo a la pintura brillante y lo aporta a la mate cuando se frota repetidamente) o, incluso, puede llegar a remover la pintura, lo que obligaría a repintar. Además, los paños que se utilicen deben ser suaves para evitar que rayen o dejen marcas (de microfibra, como TEROSON ET 195, de algodón, etc.) y nunca hay que frotar con papel.
  • En los procesos de pulido y abrillantado se utilizan pastas de pulido de corte rápido, como TEROSON WX 157, para rebajar el defecto o eliminar la raya de lijado previo, y abrillantadores como TEROSON WX 175, para incrementar el brillo de la pintura. Los nuevos avances permiten optimizar el proceso de pulido con pulimentos de corte rápido, como TEROSON WX 159, capaces de eliminar hasta rayas de P-1500, o abrillantadores como TEROSON WX 178 HP, que eliminan incluso rayas de P-3000 sin necesidad de pulir previamente.  
  • Para efectuar retoques de forma rápida y económica, existe una variada gama de pinturas de retoque. Todas ellas, así como sus características, se analizan en el artículo “Todo lo que tienes que saber sobre las pinturas de retoque para coche”.
Cuando los daños son más graves, no existe más opción que repintar de forma completa o parcial la pieza dañada. Además, en el caso de que existan deformaciones, es necesario reparar la chapa de forma mecánica o mediante el empleo de equipos multifunción SPOT. Los productos y materiales que se utilizan en estos casos son los siguientes:
  • Papeles y discos de lija de granulometría variada (entre P-80 y P-800).
  • Productos de relleno, como las masillas, para igualar la superficie. Es fundamental utilizar la masilla que mejor se ajuste al sustrato reparado y al tipo de trabajo que se está realizando. Por ejemplo, al reparar un plástico termoplástico se debe utilizar una masilla específica para este tipo de material, como TEROSON UP 250, ya que es la que ofrece una mayor adherencia y una flexibilidad mejorada.
  • Productos de enmascarado y protección para evitar dañar, ensuciar o pulverizar los elementos anexos a los reparados. Para ello se utiliza cinta de carrocero, papel y film específico para enmascarar, burlete, etc.
  • Pinturas de fondo para proteger el metal. Hasta hace poco, la pintura de fondo destinada a aportar protección era la imprimación anticorrosiva (wash primer o fosfatante y epoxi). Sin embargo, el I+D de algunos fabricantes ha permitido desarrollar toallitas conversoras de la oxidación, como BONDERITE M-NT 1455-W, que simplifican enormemente el proceso.
  • Pinturas de fondo para sellar la superficie reparada. Una vez se ha reparado el daño, es imprescindible sellar la zona de actuación y crear una buena base para la pintura de acabado. El aparejo cumple ambas funciones. Los aparejos actuales se comercializan en gama de grises, ya que este color es el que permite una mejor cubrición. Además, las marcas de más prestigio ofrecen la posibilidad de obtener la tonalidad de gris más adecuada para cada variante de color.
  • Pinturas de acabado para devolver el color y el acabado superficial a la pieza reparada. En el pintado de sistemas bicapa y tricapa se emplean colores base, pinturas con efecto y lacas, mientras que en sistemas monocapa se usan pinturas que aportan brillo y color en una única pintura.
  • Otros productos como promotores de adherencia, filtros de papel, elastificantes, etc.

F2_reparar pintura_ aparejo

Conclusión

Conocer los distintos métodos para reparar la pintura del coche dañada permite ofrecer al cliente la opción que mejor se ajuste a sus necesidades, así como un asesoramiento técnico de calidad para que entienda las peculiaridades de cada sistema. Además, para efectuar estos procesos de reparación con garantías, es necesario disponer de una serie de productos y materiales que deben ser innovadores y permitir optimizar la reparación.

New Call-to-action

Categorias: aplicación, Carrocería y parabrisas