<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Sustituir o reparar techo interior: procedimiento y consejos

Por Ruta 401

A medida que pasan los años, nuestro coche va sufriendo el deterioro tanto de las piezas mecánicas como de aquellas con una finalidad puramente estética. Una de las partes del vehículo que más notan el paso del tiempo son los tapizados y las telas interiores.

Sustituir-tapizado-techo

¿Es mejor sustituir o reparar el techo interior de un vehículo?

La temperatura, la humedad, el humo o el propio envejecimiento provocan que los revestimientos interiores se deterioren, empeoren su aspecto y disminuyan su consistencia y rigidez. Un deterioro muy frecuente en estos componentes del vehículo es que la tela que los cubre se descuelgue, como consecuencia de que la cola que los une haya perdido eficacia. Otro aspecto que puede hacer que el techo interior se despegue es que se haya limpiado con vapor, ya que la humedad hace que la cola o espuma utilizada se deforme y pierda poder de adhesión.

DESCARGA TU GUÍA CON LAS CLAVES PARA PERFECCIONAR LAS TAREAS MÁS COMUNES EN EL  TALLER

Cuando esto sucede, qué es mejor, ¿sustituir o reparar el techo interior? La solución más recomendada por los fabricantes suele ser sustituir el techo completo, pero no siempre es la solución que más se adapta al bolsillo del cliente. La opción más económica sería repararlo.  A continuación se resumen los aspectos más significativos de las dos operaciones: sustituir o reparar el techo interior de un vehículo. 

Pasos para sustituir el interior del techo

El primer paso es quitar el revestimiento interior del techo del coche para poder colocarlo sobre un banco y poder trabajar en él de forma más cómoda. Para ello, generalmente hay que desmontar los parasoles, los asideros, las luces interiores y cualquier accesorio o elemento que interfiera en su extracción (techos solares, pantallas de visualización, etc.). Después, se deben retirar las molduras de los montantes (delanteras, centrales y traseras). La gran mayoría van fijadas mediante grapas a presión, por lo que es recomendable usar un sacagrapas específico de plástico para extraerlas con facilidad y no rayar la pintura.

Una vez que el revestimiento del techo ya no está anclado, llega la tarea de extraerlo del vehículo. Si es un coche 5 puertas, se puede sacar sin problemas por el maletero. En caso de ser un modelo de 3 puertas, se recomienda abatir los asientos al máximo para tener espacio de maniobra. Si es necesario, se puede desmontar alguno. 

Ya con el techo fuera y en un banco de trabajo aparte, hay que retirar la tela vieja y limpiar con un cepillo el techo para eliminar los restos de cola vieja y espuma. Este proceso es importante, ya que la limpieza de la superficie es vital para garantizar una correcta adherencia del elemento a pegar. Un producto que garantiza el correcto saneamiento de la zona de actuación es TEROSON VR 20, un limpiador capaz de eliminar silicona, cola y otros restos de suciedad de casi cualquier superficie.

Con la superficie totalmente limpia, se aplica una cola de contacto específica, a brocha o en aerosol como TEROSON VR 5000, que soporte altas temperaturas, muestre resistencia al envejecimiento y aporte adhesión inmediata. La cola se aplica y reparte por ambas caras de las zonas de contacto y se deja actuar durante el tiempo que indica el manual del producto. Pasado este tiempo ya se puede empezar a adherir la tela al techo, siempre desde el centro hacia los extremos, de manera que vaya quedando uniforme y sin pliegues. Una vez finalizado el proceso, se espera a que seque la cola y listo, ya se puede empezar a montar.

Para conocer de forma exhaustiva este proceso de pegado, se puede consultar el artículo “Cómo pegar la tela de un revestimiento interior de techo”.

Consejos para reparar el techo interior con éxito

Si en lugar de sustituir, se va a reparar el techo interior, hay que tener en cuenta que en algunos vehículos se deben desmontar los airbags de cortinilla, que van en los montantes laterales. En estos casos es necesario desconectar la batería del coche y seguir todas las indicaciones de seguridad pertinentes.

La tela utilizada en la reparación del techo interior debe ser específica para vehículos, ya que debe tener un mayor grosor que las normales. Esto es necesario para que se adhiera bien al techo.

Hay que aplicar la cola de forma uniforme y por toda la superficie, de lo contrario, es más probable que con el tiempo se vuelva a despegar. Pero no se debe sobrecargar con adhesivo, ya que eso puede provocar que rebose por los bordes y manche la tela.

Por último, se recomienda usar siempre productos específicos para el pegado de espumas o telas, ya que el uso de otros adhesivos puede reducir la durabilidad de la reparación o generar efectos no deseados.

Conclusión

Con el paso de los años, los tapizados de los distintos guarnecidos del vehículo, como el del techo interior, pueden llegar a descolgarse. Cuando se detecta el problema, es importante actuar para evitar que vaya a más. En este caso, esto significa sustituir o reparar el techo interior. Para ello, se deben sanear correctamente las superficies de contacto y utilizar colas específicas que ofrezcan garantías de adhesión y durabilidad a lo largo del tiempo. Siguiendo un proceso de reparación estricto y las instrucciones del fabricante del adhesivo se consiguen los mejores resultados posibles. 

New Call-to-action


Categorias: Mecánica, Reparación mecánica