¿Conoces los distintos tipos de bombas de combustible e inyección?

Por Ruta 401

Todos los motores necesitan alguna fuente de energía o combustible, ya sea electricidad, gasolina, hidrógeno u otro tipo de fuente. Si ésta es un combustible líquido como la gasolina, el diseño del vehículo requiere, como norma general, una forma de llevar el combustible desde el tanque hasta el carburador y el sistema de combustible. En la mayoría de los vehículos, este método es la bomba de combustible, por eso hoy nos gustaría hablarte de los tipos de bombas de combustible y cuáles son sus características.

Bomba_de_combustible.jpg

 

DESCARGA TU GUÍA CON LAS CLAVES PARA PERFECCIONAR LAS TAREAS MÁS COMUNES EN EL  TALLER

 

La importancia de la bomba de combustible

La función de la bomba de combustible es fundamental ya que se trata del elemento encargado de trasladar el combustible desde el carburante al sistema de inyección. Suele tratarse de una bomba eléctrica con una potencia de 12 V, que se sitúa en el interior del depósito, aunque en algunos vehículos más antiguos (los que llevaban carburador) estaba ubicada en el propio motor.

Tipos de bombas de combustible

  • Carter o mecánicas: Son bombas que se utilizan en vehículos con carburador y que se montan directamente sobre el motor. Han sido unas de las más utilizadas durante el último medio siglo. 
  • Eléctricas: Junto con las bombas mecánicas, son las más utilizadas. Se emplean en coches con sistema de inyección, y se suelen ubicar en el interior del depósito. Funcionan a mayor presión que las bombas mecánicas (unos 20 - 30 psi frente a los 4 - 6 de aquellas):
  • Turbo o turbina: El motor hace girar un disco de turbina o un propulsor que lleva el combustible a través de la bomba sobre una bomba de turbina. Esto previene la vibración inherente en el tipo de bomba "pocket", ofreciendo así un flujo más suave. La mayoría de los fabricantes de vehículos que han elegido las bombas de combustible de turbinas lo han hecho porque son más silenciosas y eficientes. Sin embargo, éstas se dañan fácilmente si el combustible está contaminado.

Las bombas de combustible eléctricas están consideradas como las más recomendables en cuestiones de seguridad, ya que incorporan varios dispositivos que permiten que ésta deje de operar en caso de que el coche funcione de forma anómala. Además, tiene la ventaja de estar ubicada en el depósito del coche, lo que reduce el riesgo de incendio respecto a las mecánicas, que se ubican en el propio motor. 

Hoy en día, prácticamente todos los vehículos fabricados usan uno de estos diseños de bomba de combustible eléctrica. Si son alimentadas con combustible limpio, todas las bombas deben proveer un servicio a largo plazo y sin problemas durante muchos kilómetros.

New Call-to-action

Categorias: Aplicaciones