<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Todo lo que debes saber sobre la pintura sintética

Por Ruta 401

Las pinturas se pueden clasificar, según su base química, en tres tipos: pintura plástica, pintura acrílica y pintura sintética. La más utilizada en el sector automotriz es la de base acrílica. No obstante, se comercializan pinturas de base sintética, denominadas esmaltes que, aunque se utilizan sobre todo para el pintado de piezas fabricadas en hierro o madera a nivel industrial o particular, también tienen ciertas aplicaciones en el sector automotriz.

F1 pintura sintética

Características generales de la pintura sintética

Las principales características que definen a este tipo de pintura son las siguientes:

  • Están formadas por resinas gliceroftálicas (glicerol mezclado con ácido ftálico) modificadas con aceite, también conocidas como resinas alquídicas o, más comúnmente, como resinas sintéticas. Este componente de la pintura sintética tiene la función de ligar el resto de elementos, y define características tan importantes como el aspecto y acabado superficial obtenido, la resistencia mecánica de la película seca o la capacidad para adherirse a determinados sustratos. 
  • Gracias a este tipo de resinas, las capas de pintura sintética son flexibles y resistentes a agresiones externas (roces, rayones, etc.).

Pintura para Carrocería: Consejos y Técnicas (Gratis)

  • Las pinturas sintéticas utilizadas en automoción son, normalmente, de base solvente, por lo que deben ser diluidas con disolventes específicos que no reduzcan la calidad de acabado del producto.  
  • Suelen ser de secado físico, es decir, secan al entrar en contacto con el oxígeno, por lo que no es necesario mezclarlas con ningún catalizador. 
  • Este tipo de pintura abarata el coste del repintado, ya que no es necesario catalizarlo. Además, no precisa de un posterior barnizado como pasa con los esmaltes acrílicos utilizados en el repintado de vehículos a motor.
  • Ofrece una buena calidad de acabado y resistencia química, mecánica y ambiental.
  • Se comercializa con distintos acabados: mate, satinado o brillo.
  • Las pinturas brillantes ofrecen una transparencia y brillo menor que los que se pueden llegar a obtener con un barniz acrílico o una pintura monocapa.
  • En algunos casos, los tiempos de secado de la pintura sintética son superiores a los de otros tipos de pintura, aunque las utilizadas en automoción secan más deprisa.

Ejemplos de pinturas sintéticas 

  • Imprimaciones anticorrosivas para metal en general.
  • Esmaltes de color para el pintado de distintas superficies (estructuras metálicas de hierro, barcos, etc.) aplicables a pistola, en aerosol o a rodillo o pincel.
  • Pinturas tipo “martelé” para el pintado de utillaje y equipamiento de taller.
  • Esmaltes nitrosintéticos de aluminio para pintado de llantas de coche. 

Preparación de fondos previa a la aplicación de una pintura sintética

Las operaciones de preparación del soporte que hay que realizar antes de aplicar una pintura sintética, para garantizar una buena adherencia y un óptimo acabado, son las siguientes:

  • Limpiar y desengrasar la pieza a pintar con un limpiador como TEROSON VR 20 para eliminar la suciedad superficial y los restos de grasas y aceites.
  • Eliminar cualquier resto de óxido que pueda presentar la pieza. Para ello, utilizar un grano abrasivo o un cepillo de púas.
  • Lijar el resto de la pieza que se vaya a pintar. El grano escogido para el abrasivo debe depender del micraje que aporte dicha pintura aunque, de forma general, lijar hasta un grano P-400 es suficiente.
  • Si la pieza a pintar va montada sobre otras que no se van a revestir, como es el caso de las llantas cuando están montadas sobre el neumático, es necesario enmascarar dichas piezas o elementos para evitar que se pulvericen o pinten.
  • Soplar la superficie con aire a presión y desengrasarla de nuevo.
  • Si la pieza pintada debe tener un acabado óptimo, como sucede con las llantas de coche, pasar un paño atrapolvos para eliminar las motas de polvo que puedan quedar depositadas en la superficie. 
  • Para determinados acabados del metal o superficies metálicas, puede ser necesario aplicar algún tipo de imprimación anticorrosiva o de adherencia.

Aplicación de pinturas sintéticas en aerosol

Los aerosoles de pintura utilizados en automoción e industria suelen ser monocomponentes, por lo que se aplican directamente sobre la superficie a pintar. No obstante, es necesario agitar el spray enérgicamente durante unos dos minutos para que todos sus componentes se mezclen correctamente. A partir de ahí, la aplicación se realiza de esta manera:

  • Utilizar los medios de protección individual y colectiva necesarios para la aplicación de pinturas.
  • Para el pintado de perfilería, escoger la boquilla de pintado tradicional y, para el pintado de superficies más amplias, colocar la boquilla con patrón de pulverizado tipo abanico para cubrir más rápidamente la superficie y mejorar el acabado.
  • Pintar a una distancia de 25 cm.
  • Aplicar dos o tres manos de forma cruzada para conseguir que la película depositada y el color sean uniformes, tomando la precaución de que cada pasada solape con la anterior.
  • Entre mano y mano, respetar un tiempo de evaporación de disolventes de unos 10 minutos.
  • Dejar secar.

Aplicación de pinturas sintéticas a pistola

En este caso, los pasos que se deben seguir son los siguientes: 

  • Hacer uso de las medidas de prevención necesarias.
  • Remover el contenido del bote para que todos sus compuestos se mezclen.
  • Realizar la dilución de la pintura con disolvente según la relación de mezcla establecida por el fabricante. La fluidez de la mezcla es de vital importancia para evitar descuelgues y obtener el mejor acabado posible.
  • Filtrar la mezcla antes de introducirla en el depósito de la pistola. Así se evita que cualquier impureza sea proyectada sobre la superficie.
  • Iniciar la aplicación del producto siguiendo la técnica básica de repintado:
    • Mantener una distancia de aplicación de en torno a los 20 cm para evitar aplicaciones secas, pulverizados (si la pistola está muy alejada) o descuelgues (si la pistola está demasiado cerca).
    • Mantener la perpendicularidad de la pistola respetando la geometría que tenga la pieza.
    • Solapar las distintas pasadas para obtener un espesor de película uniforme y que toda la pieza quede adecuadamente cubierta.
  • Aplicar un mínimo de dos manos: la primera más suave y la segunda más cargada para cubrir toda la superficie. Si el color cubre poco, dar un mayor número de pasadas.
  • Respetar el tiempo de evaporación entre manos indicado por el fabricante.
  • Dejar secar.

Conclusión

Las pinturas sintéticas no son la opción preferida por los talleres de carrocería, ya que los niveles de calidad de su acabado son inferiores a los de las pinturas acrílicas. Aún así, son una opción muy utilizada en industria y a título particular, por las buenas propiedades que ofrecen en cuanto a costo del repintado y resistencia final de la capa de pintura. Además, es una variedad muy versátil que se puede aplicar sobre distintos sustratos y que se comercializa para ser aplicada en aerosol, pistola o rodillo.

 

colorimetria_taller_coche

Categorias: Aplicaciones, Carrocería y parabrisas