<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Es recomendable limpiar el catalizador del coche?

Por Ruta 401

Ante un catalizador en mal estado, en ocasiones los talleres apuestan por su substitución, aunque también existe la opción de limpiarlo. La duda que surge en estas situaciones es si realmente es recomendable limpiar el catalizador de un coche.

CATALIZADOR_opt

¿Cuál es la función del catalizador del coche?

El catalizador es un componente del sistema de escape que se encarga de reducir el nivel de contaminación de los gases de escape, que se producen durante la combustión, antes de que sean expulsados a la atmósfera. 

DESCARGA TU GUÍA CON LAS CLAVES PARA PERFECCIONAR LAS TAREAS MÁS COMUNES EN EL  TALLER

En términos de emisiones contaminantes, la legislación europea obligó a los fabricantes automotrices al desarrollo del catalizador y a su instalación en todos los vehículos a partir del año 1992, con la norma Euro 1. La evolución de esta normativa hasta la actualmente vigente (Euro 6) ha restringido notablemente la permisividad con las emisiones al medio ambiente y esto ha afectado especialmente a los vehículos diésel ya que, por norma general, son más contaminantes que los modelos gasolina.

El catalizador del coche consta de una carcasa metálica en cuyo interior se ubica una estructura, normalmente cerámica, formada por celdas en forma de panal. Los gases de escape circulan a través de estas pequeñas celdas, ricas en metales químicamente activos. Gracias a estas sustancias y a las altas temperaturas a las que circulan los gases (entre 400 y 700 °C) se provoca la catálisis, una reacción química de oxidación y reducción. De esta manera, los gases se convierten en compuestos no tóxicos (agua y dióxido de carbono). 

En ocasiones, el catalizador se puede confundir con el filtro de partículas, que montan casi la totalidad de los motores diésel modernos desde el endurecimiento de la normativa anticontaminación y cuyo uso también se está extendiendo en los vehículos gasolina. El filtro de partículas es un dispositivo extra, que en ocasiones puede estar integrado en el propio cuerpo del catalizador y cuya función es retener las partículas sólidas de hollín. Estas partículas contaminantes se eliminan por medio de un sistema de regeneración que permite eliminar entre un 85 % y un 100 % del hollín.

¿Limpiar el catalizador del coche es una buena solución ante una obstrucción?

La acumulación de hidrocarburos en el catalizador provoca la obstrucción de los conductos del escape, impidiendo que los gases fluyan al exterior. Este retroceso de los gases no permite “respirar” adecuadamente al motor y es por ello que puede percibirse un fallo de rendimiento en los vehículos que sufran este problema, tanto durante la aceleración como al ralentí (incluso llegándose a calar). 

Otro posible síntoma de un catalizador obstruido puede ser la evacuación de un denso humo negro y un olor poco habitual.

Ante cualquiera de estas situaciones, es necesario tomar las medidas oportunas lo antes posible, ya que no solo se está contribuyendo a la evacuación de emisiones contaminantes al exterior, sino que también se pone en riesgo la vida del motor. Normalmente, se puede optar por limpiar el catalizador del coche, reconstruirlo o bien sustituirlo por uno nuevo o reconstruido

Aquí cabe decir que la reconstrucción del catalizador consiste en desmontar el componente y sustituir su núcleo, respetando siempre los códigos y las homologaciones del fabricante, y que existen talleres especializados para llevar a cabo este tipo de reconstrucción.

Otro de los posibles síntomas de un catalizador averiado es la percepción de ruidos metálicos en la parte baja trasera del vehículo. Esto no es indicativo de que el componente esté atascado sino que, en este caso, lo más probable es que el panel cerámico de su interior se haya roto y los fragmentos sueltos estén revoloteando por su interior. Ante esta situación, limpiar el catalizador del coche no es efectivo, sino que es necesario sustituir el componente o repararlo.

Opciones de limpieza del catalizador

Aunque la mayor parte de talleres apuestan directamente por la sustitución del catalizador, sobre todo en caso de que esté muy obstruido o deteriorado, existen talleres especializados que también ofrecen o subcontratan servicios de limpieza del componente.

Uno de los métodos empleados para limpiar el catalizador de un coche es utilizar máquinas especializadas para esta función, que lo limpian mediante la circulación de agua caliente a presión mezclada con aditivos limpiadores en diferentes ciclos de lavado, programables en función de los valores de obstrucción. Normalmente, estos aparatos incluyen también una bomba de secado a alta temperatura para evitar que la humedad restante en el interior del catalizador pueda dañar los componentes metálicos internos del mismo. Este tipo de máquinas, además, permiten extraer un registro de los valores de filtrado anteriores y posteriores a la limpieza que verifica la recuperación del catalizador.

La limpieza a través de la sonocatálisis es otra técnica de desobstrucción del catalizador. Consiste en una limpieza por ultrasonidos que permite la descomposición de las partículas obstruidas, por muy pequeñas que sean. Las partículas descompuestas se eliminan posteriormente, en los ciclos catalíticos, con el funcionamiento habitual del vehículo.

Otra de las técnicas más comunes a las que se recurre para limpiar un catalizador de coche es el empleo de productos especiales, como los limpiadores descarbonizantes, que facilitan la eliminación de las partículas de hollín, mejorando la circulación de los gases.

Así pues, aunque es cierto que la mayoría de talleres optan por su sustitución, limpiar el catalizador del vehículo también puede ser una opción. De hecho, algunos talleres especializados afirman que el catalizador puede recuperar hasta un 98 % de su efectividad tras una limpieza a fondo.

Recomendación y conclusión

La vida útil de un catalizador de coche ronda los 120.000 km, aunque esta depende en gran medida del uso que se le dé al vehículo y del mantenimiento periódico de ciertos componentes del motor, como las bujías, el filtro del aire o la sonda lambda. Por ello, es fundamental certificar el correcto funcionamiento de estos componentes en los mantenimientos preventivos. El nivel y la calidad del aceite también juegan un papel importante en mantener el catalizador en correcto estado de funcionamiento.

Además, como se ha mencionado, existen sistemas de limpieza y productos específicos en el mercado que, aunque no suelen formar parte del mantenimiento estipulado por el fabricante, sí contribuyen a evitar la obstrucción del catalizador y ayudan a que alcance su vida útil predefinida.

Ante las diversas posibilidades que se pueden tomar a la hora de solucionar una obstrucción en el catalizador de un coche, es importante informar al cliente del estado del componente y darle a conocer las opciones existentes para subsanar el problema, así como el coste de estas y su garantía. A partir de ahí, la decisión puede dejarse en manos del cliente.

guia_sobre_la_preparacion_de_fondos_en_la_reparacion_de_carrocerias

Categorias: Limpieza y mantenimiento