<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Información práctica y útil sobre el limpiador de contactos eléctricos

Por Ruta 401

La electricidad y la electrónica están presentes en muchos aspectos de nuestra vida. En lo referido al automóvil, han permitido una evolución muy significativa en los vehículos durante los últimos años. Sin embargo, para que los circuitos eléctricos y electrónicos funcionen adecuadamente es imprescindible que exista un flujo de corriente continuo. Para conseguir este objetivo, puede bastar con un limpiador de contactos

A continuación te explicamos todo lo que necesitas saber sobre este producto.

¿Qué es un limpiador de contactos?

Un limpiador de contactos es un producto de limpieza en base disolvente (hidrocarburo y alcohol) con un gran poder desincrustante. Está formulado para sanear cualquier contacto eléctrico que esté expuesto a humedad y presente signos de sulfatación (oxidación del cobre). Así como aquellos que estén contaminados superficialmente con depósitos de suciedad.

VER TODOS LOS POSTS SOBRE MECÁNICA

Ambos fenómenos derivan en fallos de conductividad eléctrica que provocan una determinada discontinuidad en el flujo de la electricidad. Esto se traduce en un funcionamiento irregular de los componentes electrónicos afectados, que comienzan a funcionar intermitentemente o dejan de funcionar.

Estas son otras peculiaridades del limpiador de contactos:

  • Se comercializa en formato espray para facilitar la aplicación.

  • Seca rápido para que la humedad provocada tras su aplicación (es un producto líquido) no favorezca la oxidación. 

  • No daña los barnices aislantes, los revestimientos plásticos de los cables eléctricos, otros metales ni tampoco las gomas.

  • Es capaz de penetrar en zonas de difícil acceso.

  • Aporta protección para reducir la nueva aparición de óxido o la acumulación de suciedad, gracias a que deja una capa incolora que repele el agua.

¿Para qué se puede utilizar un limpiador de contactos?

De forma general, el limpiador de contactos es un producto pensado para llevar a cabo dos grandes grupos de tareas. Por un lado, la reparación de averías provocadas por malos contactos. Por el otro, el mantenimiento de los distintos circuitos eléctricos y electrónicos que están presentes en vehículos, maquinaria industrial o aparatos domésticos y de oficina.

Si entramos en más detalle, el limpiador de contactos es capaz de eliminar cualquier resto de óxido, polvo, resina, restos de grasa, etc. Tiene este efecto sobre los distintos tipos de contactos eléctricos que suelen estar presentes en cablerías eléctricas y componentes como baterías, caudalímetros, bombas de vacío de cierres centralizados, circuitos impresos o alternadores, etc. Por ejemplo, sobre bornes, pines, fusibles, conectores, terminales, interruptores o relés, entre otros. 

Un ejemplo de limpiador de contactos eficaz es LOCTITE SF 7039

¿Cómo se aplica un limpiador de contactos eléctricos?

El proceso de aplicación de un limpiador de contactos es muy sencillo. Sin embargo, hay que tener en cuenta la necesidad de ser estricto al aplicar los distintos pasos para no ver mermados los efectos desincrustantes y de protección del producto. 

Estos son los pasos a seguir:

  • Desconectar la alimentación eléctrica del vehículo, aparato o máquina en el que se ubique el contacto eléctrico.

  • Eliminar o secar cualquier resto de humedad que exista en el contacto.

  • Agitar enérgicamente el bote para que todos sus compuestos se mezclen correctamente y el limpiador de contactos no pierda efectividad.

  • Pulverizar la zona afectada a una distancia de unos 20 cm con la precaución de no sobrecargarla.

  • Esperar unos minutos (entre 10 y 15) para que el limpiador de contactos actúe, especialmente cuando existe óxido o hay residuos pegados. 

  • Restituir la alimentación eléctrica.

  • Comprobar el buen funcionamiento del contacto, circuito o componente.

  • Repetir el proceso cuando no se haya corregido el problema o los niveles de oxidación sean altos.

  • Si tras varios intentos el funcionamiento sigue siendo irregular, hay que valorar la posibilidad de sustituir la pieza dañada. Quizá sea necesario.

Conclusión

En ocasiones, los distintos componentes eléctricos o electrónicos de un vehículo pueden fallar o funcionar de forma irregular. La primera reacción es la de pensar que hay que cambiar la pieza. 

Sin embargo, antes de realizar operaciones que pueden no ser necesarias, te aconsejamos aplicar un limpiador de contactos en aquellas conexiones que puedan estar provocando la avería. Este es un procedimiento que debe realizarse siguiendo con cuidado y atención los pasos que te hemos indicado. En muchas ocasiones, de esta forma, se puede solucionar el problema con poco trabajo y dinero.

New Call-to-action

Categorias: Limpieza y mantenimiento, Reparación mecánica