Todo lo que tu cliente debe saber sobre el filtro de partículas

Por Ruta 401

El filtro de partículas es un elemento obligatorio en todos los coches diésel actuales, y parece estar dando auténticos quebraderos de cabeza a muchos usuarios. ¿En qué consiste exactamente este filtro y por qué puede dar problemas? Te damos la respuesta a estas preguntas.

filtro-de-particulas.gif

Las partículas de hollín en los motores diésel

En un motor diésel, las emisiones de partículas de hollín dependen del proceso de combustión, el cual está influenciado por factores como las propiedades del combustible o las condiciones atmosféricas.

¿Cómo desmontar y montar un motor desde cero? Guía paso a paso

En este ciclo de combustión participan sustancias inofensivas, como oxígeno, nitrógeno o vapor de agua, pero también otras nocivas para la atmósfera, como dióxido de carbono, monóxido de carbono, hidrocarburos, dióxido de azufre, óxidos nítricos y partículas de hollín. Algunas de estas combinaciones tienen efectos negativos y por ello es necesario contar con elementos para eliminarlas. Aquí es donde entran en acción los filtros de partículas.

¿Qué es un filtro de partículas?

El filtro de partículas es el elemento encargado de retener las partículas de hollín de los gases de escape. Suele situarse en el ramal de escape, cerca del motor, detrás del turbo.

Está conformado por una pieza cerámica redonda, generalmente de carburo de silicio, alojado en una carcasa metálica. Los conductos de admisión y los conductos de escape se encuentran separados por las paredes filtrantes de carburo de silicio. Estas paredes son porosas y están recubiertas de una mezcla de óxido de aluminio y óxido de cerio. Esta mezcla se utiliza como sustrato para el catalizador, la cual facilita o impide las reacciones químicas sin experimentar ninguna modificación durante el proceso.

Funcionamiento del filtro de partículas

Hay que recordar que el filtro de partículas tiene dos funciones principales: por un lado, filtrar los diferentes gases y partículas con el objetivo de retener específicamente el hollín, y por otro, eliminar estos restos de hollín que se acumulan en el propio filtro.

Pero, ¿cómo se logra retener el hollín? Al contrario de los componentes gaseosos, estas partículas no pueden traspasar las paredes porosas del filtro cerámico. De esta manera tan solo salen al exterior los gases depurados. Sin embargo, para que el filtro cumpla con su función debe mantenerse limpio, y aquí es donde entra el proceso denominado “regeneración”.

La regeneración de un filtro de partículas es el proceso mediante el cual se eliminan los restos de hollín producto del filtrado. Durante esta fase se eleva la temperatura del filtro con el objetivo de quemar el hollín presente. La temperatura necesaria para incinerar el hollín ronda los 600-650 ºC y solo se puede alcanzar con el motor lo bastante caliente.

Problemas con el filtro de partículas

Uno de los principales inconvenientes del filtro de partículas es que se trata de un elemento cuyos problemas o averías se deben a los propios hábitos o circunstancias de los conductores.

Para que el filtro pueda quemar el hollín el motor debe estar en funcionamiento durante unos 20 minutos a una velocidad de al menos 80 km/h, lo suficiente para que el filtro alcance la temperatura necesaria para realizar la regeneración.

Sin embargo, algunos usuarios realizan casi siempre trayectos cortos o urbanos, con lo que al filtro no le da tiempo a alcanzar la temperatura necesaria y no se puede realizar (o se interrumpe) la limpieza.

Si estas interrupciones se producen durante varias veces, es posible que la CPU o unidad de control detecte que existe alguna anomalía en el filtro de partículas y muestre un aviso en el panel de mandos.

En algunos casos, la acumulación de hollín puede llegar a ser tan grande que ya no se puede regenerar el filtro. Esto supone un gran riesgo, ya que es un elemento que trabaja a altas temperaturas y podría llegar a provocar un incendio.

Lo más habitual en el taller ante averías de este tipo es realizar una limpieza manual del filtro. Pero también es importante informar al cliente sobre cómo evitar que el filtro de partículas le vuelva a dar problemas.

tutoriales-centro-de-recursos

Categorias: Mecánica