10 tips para que el taller esté siempre ordenado

Por Ruta 401

El taller es un espacio de trabajo en el que conviven recambios, herramientas ligeras, maquinaria pesada, residuos y, en definitiva, una enorme variedad de elementos de trabajo. Debido a esto, es importante que el taller y sus profesionales sigan siempre unas normas que permitan tener todos estos elementos perfectamente ordenados.

consejos-mantener-taller-ordenado.jpg

10 consejos para mantener el orden en el taller

1.- Mantener limpio el puesto de trabajo, evitando que se acumule suciedad, polvo, grasa o restos metálicos. Hay que prestar atención especial a los suelos o a las máquinas con elementos móviles, para evitar que este tipo de suciedad o cualquier líquido derramado puedan provocar caídas o tropiezos.

2.- Organizar la distribución de los elementos del puesto de trabajo de tal forma que se eviten riesgos por falta de espacio o por la ubicación de los útiles de trabajo en zonas de tránsito.

3.- Recoger, limpiar y guardar en las zonas de almacenamiento las herramientas, útiles y piezas pendientes de ser montadas, una vez se ha terminado de usarlas. Esta simple acción, no solo contribuye a tener el taller ordenado, sino a aumentar la vida útil de las herramientas y evitar pérdidas o roturas de piezas desmontadas.

4.- Llevar a cabo un mantenimiento preventivo y correctivo de las máquinas y equipos de trabajo, de acuerdo con los programas de mantenimiento establecidos por el fabricante. Siempre que sea necesario las operaciones han de ser llevadas a cabo por personal especializado y/o autorizado.

5.- Informar de la avería o de la rotura de herramientas al supervisor correspondiente, evitando realizar pruebas o reparaciones si no se dispone de la autorización pertinente, ya que tratar de reparar ciertas herramientas o equipos puede ser peligroso.

6.- Mantener siempre limpias, libres de obstáculos y debidamente señalizadas las escaleras y zonas de paso. Asimismo, no se deben bloquear u obstaculizar los extintores, salidas de emergencia,  mangueras y elementos de lucha contra incendios en general.

7.- Utilizar cajas porta-herramientas para transportar las herramientas y, cuando estas no se usen, colocarlas en paneles, carros o bancos establecidos para tal fin. Igualmente, se deben usar carritos móviles para depositar las herramientas cuando se esté trabajando, evitando de este modo que queden en lugares molestos o peligrosos.

8.- Disponer en los talleres de recipientes incombustibles, de cierre automático y hermético, para depositar en ellos todos los residuos peligrosos, tóxicos, inflamables e inertes, así como los trapos, papeles o recipientes contaminados con aceites, grasas o cualquier otro producto químico, siempre separando el residuo según su naturaleza.

9.- Aplicar las normas de conservación indicadas por el fabricante en todas las herramientas, máquinas y equipos de trabajo. Además, es recomendable establecer un sistema periódico de revisión.

10.- Formar adecuadamente a los profesionales  del taller sobre la necesidad de mantenerlo limpio y ordenado, ya que esta es una responsabilidad que han de seguir los propios profesionales, con el objetivo de mejorar el aspecto del taller y crear un ambiente de trabajo saludable y respetuoso.

Además de estos 10 consejos básicos hay otras consideraciones que también es importante recordar, como por ejemplo no sobrecargar las estanterías, recipientes y zonas de almacenamiento en exceso; no dejar botes o recipientes abiertos que puedan derramarse por el suelo; colocar siempre los desechos y la basura en contenedores y recipientes adecuados, y tener los manuales de instrucciones de las máquinas y las fichas de datos de seguridad de productos químicos en un lugar accesible.

Si estás interesado en saber más acerca de este tema, te recomendamos que descargues de forma gratuita nuestra Guía práctica para mantener el taller limpio y ordenado, en la que vas a encontrar esta y mucha más información.

 

tutoriales-centro-de-recursos

 

Categorias: Limpieza y mantenimiento