<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cómo alargar la vida útil de las herramientas de tu taller

Por Ruta 401

La productividad y la efectividad en un taller dependen tanto del factor humano como del factor mecánico. No es solo quién las usa, sino cómo las utiliza y cómo se preocupa de mantenerlas. Para realizar un trabajo apropiado, las herramientas del taller mecánico deben estar en un estado lo más perfecto posible. Mantener tu equipo en las mejores condiciones no necesita de mucho tiempo ni de grandes costes, es suficiente con un uso correcto y un mantenimiento diario.

Para alargar la vida útil de las herramientas es imprescindible un mantenimiento periódico. No hay que esperar a que esté completamente desgastada o defectuosa para sustituirla. Resulta más económico hacer un mantenimiento y uso apropiado para que puedan durar el mayor tiempo posible.

herramientas_taller_mecanico_3

Una de las causas más habituales de rotura es el mal uso de las herramientas, por lo que es recomendable seguir las instrucciones de cada fabricante y emplear cada herramienta para el trabajo que se necesita. Parece obvio, pero muchas veces, sobre todo en las herramientas manuales, se coge una herramienta que no es la apropiada y eso lleva a un desgaste innecesario.

El principal problema en las herramientas manuales es la acumulación de grasa y otras sustancias, que puede hacer que a la hora de emplearlas requiera del empleo de más fuerza o más tiempo. Limpiarlas después de cada uso o, como mínimo, al acabar la jornada es una buena forma de hacer que duren más.

Tampoco debe descuidarse su almacenamiento. La forma en que se guardan las herramientas también puede contribuir a un desgaste más rápido. Cada herramienta ha de tener su lugar, ordenadas en cajas, paneles o estantes adecuados y evitar colocarla en lugares altos de los que puedan caer.

En los equipos de diagnosis hay que seguir las indicaciones del fabricante. Por su parte, los equipos electrónicos necesitan que el software esté siempre actualizado y que se realice un calibrado cada cierto tiempo.

Especial atención a las herramientas eléctricas y neumáticas

Y si hay que tener especial cuidado en el mantenimiento de las herramientas de taller mecánico, especial hincapié se debe hacer en las eléctricas y neumáticas. Si las herramientas manuales en mal estado son un peligro, el mal estado de herramientas neumáticas o eléctricas es, además, una irresponsabilidad.

Se han de comprobar cables y enchufes para que estén siempre en un estado perfecto. De no ser así, se deben sustituir inmediatamente. Si la herramienta lleva escobillas, su mantenimiento es simple: una correcta limpieza hasta que el propio desgaste lleve a su sustitución. Otra manera sencilla de alargar la vida útil de las herramientas eléctricas es desenchufarlas de la corriente cuando no sea necesario su uso.

En las herramientas neumáticas hay que tener siempre limpios los filtros de aire, engrasar los mecanismos internos de forma periódica y realizar la decantación de agua de la instalación. En los equipos hidráulicos hay que procurar no mezclar distintos aceites. En aquellos equipos, tanto hidráulicos como neumáticos, en los que se observen pérdidas de agua o aceite se deben sustituir los anillos tóricos de estanqueidad.

En líneas generales, con sencillas rutinas diarias se puede conseguir que las herramientas del taller mecánico tengan una vida útil mucho más larga. Tampoco sería mala idea tener un calendario de revisiones de herramientas, para detectar aquella que necesite ser reparada o reemplazada. Es cuestión de seguridad y productividad. 

 
New Call-to-action
 

Categorias: Gestión