<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Start-Stop eléctrico: cómo funciona este sistema, paso a paso

Por Ruta 401

Durante la conducción en áreas urbanas se suelen presentar constantes situaciones de stop & go (frenar y avanzar), es decir, momentos en los que el conductor detiene su coche por un corto periodo de tiempo y luego continúa con su desplazamiento. Esto sucede, por ejemplo, en las paradas en los semáforos. Es entonces cuando se hace útil el sistema Start-Stop eléctrico.  

Start Stop

De manera convencional, cuando un coche se detiene en situaciones de stop & go, sigue consumiendo combustible y emitiendo gases contaminantes: dióxido de carbono (CO2), óxidos de nitrógeno (NOx) e hidrocarburos. El sistema Start-Stop eléctrico se desarrolló como una solución para evitar que los coches sigan contaminando durante esos momentos. De esta manera, cada vez es más fácil adaptarse a las normativas europeas sobre emisiones, como la Norma Euro 5. 

Por ello, fabricantes como Volkswagen, Chevrolet y Audi han ido incorporando el sistema Start-Stop en sus vehículos.

¿Qué es el sistema Start-Stop eléctrico?

El Start-Stop (arranque-parada) es un sistema que detiene el motor de combustión cuando detecta que el coche se ha parado en una situación de stop & go, sin desactivar ningún otro mecanismo del vehículo. 

Por ejemplo, cuando se llega a un semáforo en rojo y el conductor frena el coche, el sistema Start-Stop analiza la información proveniente de distintos sensores del vehículo y determina si es conveniente o no detener el motor de combustión por algunos segundos o minutos. En el caso de detenerlo, todos los demás sistemas siguen en pleno funcionamiento, lo que permite al conductor arrancar de manera rápida cuando la luz del semáforo cambia a verde.

¿Cómo instalar el botón Start-Stop?

¿Cómo funciona el Start-Stop eléctrico?

El sistema Start-Stop funciona mediante un motor de arranque modificado y una unidad de control del motor (ECU), la cual se encarga de recibir y procesar la información del resto de sensores.

Gracias a estos mecanismos, el funcionamiento del sistema Start-Stop eléctrico es el siguiente:

  1. Cuando el conductor suelta el acelerador, pisa el freno hasta detener el vehículo y pone el motor en punto muerto, el sistema Start-Stop comprueba automáticamente si se cumplen o no las siguientes condiciones:
    • El motor se encuentra en ralentí.
    • El sensor del sistema antibloqueo muestra 0.
    • El sensor de la batería eléctrica indica que hay suficiente energía para el siguiente arranque y para mantener activos todos los demás sistemas que está utilizando el conductor (radio, luces, climatizador, etc.).
    • El sensor de temperatura del motor muestra que está caliente, cosa que garantiza que los componentes del motor no sufran tanto desgaste en la nueva arrancada, lo cual ocurre cuando el motor está frío.
  2. Si se cumplen dichas condiciones, el sistema Start-Stop detiene el funcionamiento del motor de combustión.
  3. Cuando el conductor desea avanzar y pisa el embrague, el motor de arranque del Start-Stop recibe la señal de activar el motor de combustión de forma inmediata. Entonces, el conductor solo debe pisar el acelerador para continuar normalmente.

 

Es importante destacar que el sistema Start-Stop no detiene el motor de combustión si detecta, por ejemplo, que el conductor realiza un ligero movimiento en el volante o alguna otra señal que le indique que el vehículo no se encuentra en una situación de stop & go.

Por otro lado, el Start-Stop vuelve a activar el motor de combustión de forma automática si detecta que la batería se está quedando sin energía o si necesita más potencia para mantener elementos como la temperatura que quiere el conductor en el habitáculo.

Clic aquí para tener los mejores artículos sobre el motor eléctrico

En el caso que el Start-Stop haya detenido el motor y el conductor desajuste su cinturón de seguridad o abra la puerta del vehículo, el sistema va a mostrar una alerta para notificar a la persona que el coche sigue encendido, aunque con el motor apagado.

El sistema Start-Stop eléctrico tiene tanto defensores como detractores. En tráfico urbano, este mecanismo puede ayudar a ahorrar entre un 5 y un 15 % de combustible. Sin embargo, hay quienes opinan que las constantes maniobras de arranque del motor terminan reduciendo la vida útil del mismo. A pesar de ello, conviene resaltar que la batería y el motor de arranque de aquellos coches que tienen el Start-Stop de fábrica se encuentran reforzados.

New call-to-action

Categorias: Curiosidades, Innovación