<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Artículo técnico: ‘Proceso de sustitución de un panel de puerta’

Por Ruta 401

La sustitución de un panel o paño de puerta es una tarea de cierta frecuencia en el taller de carrocería. A pesar de ello, no todos los paños de puerta disponen de recambio, ya que las puertas de aluminio, o determinadas marcas o modelos, no incluyen este despiece. Además, cuando el daño se extiende al bastidor de puerta, y la reparación es más costosa que la sustitución, se procede directamente al cambio de la puerta completa.

F1 panel puerta.jpg

Aspectos previos al proceso de sustitución

Antes de iniciar el proceso de sustitución, se ha de consultar la documentación técnica para identificar con precisión los sistemas de fijación que integra el panel. Con ello, podremos actuar sobre los mismos de la forma adecuada para evitar que se generen daños innecesarios.

De forma general, los paños de puerta integran los siguientes sistemas de fijación:

  • Unión plegada o engatillada combinada con adhesivo estructural a lo largo de todo el perímetro del panel.
  • Soldadura por puntos de resistencia en determinados zonas del panel. Para saber su ubicación concreta es conveniente consultar la documentación técnica mencionada.

Proceso genérico operativo de sustitución de un panel de puerta

El proceso sistemático a seguir para efectuar una reparación correcta y de calidad, es el que a continuación se detalla:

  • Consultar la documentación técnica, a fin de conocer las características de la puerta en lo que se refiere a la ubicación de los sistemas de fijación y desmontaje de determinados componentes.
  • Desmontar los elementos que interfieren en la reparación y que posteriormente se han de colocar sobre el panel nuevo: manetas, molduras, vierteaguas, guarnecido interior, etc.

F2 panel puerta.jpg

  • Comprobar que la colisión no ha dañado los componentes internos de la puerta: barras anti intrusión, paneles semiestructurales, sistemas eléctricos, elevalunas, etc. En caso de anomalías en cualquiera de estos elementos, proceder a la reparación o sustitución de los mismos.
  • Desmontar la puerta y colocarla en un banco de trabajo con el panel dañado mirando hacia abajo.
  • Valorar la posibilidad de realizar una sustitución parcial del panel. En este caso, el corte se ejecutaría sobre los marcos de la puerta y será necesario preparar las juntas de unión antes de realizar la presentación, ajuste y alineado del panel.

DESCUBRE OTRAS TÉCNICAS IMPRESCINDIBLES EN CHAPA 

  • Eliminar la unión engatillada. Para ello, se puede proceder a través del limado de todo el perímetro del panel, con radial y disco de desbaste, o mediante su fresado utilizando el útil quitapaneles. Esta segunda opción es la más recomendable ya que permite un mayor control en el limado.
  • Despuntear los puntos de soldadura.
  • Despegar el paño de puerta con la ayuda del cortafrío. Para facilitar esta tarea, se puede calentar el panel para reblandecer el adhesivo.
  • Retirar, con cortafrío o similar, la pestaña residual que sigue adherida al bastidor de puerta.  
  • Conformar con martillo y tas los asientos del bastidor para conseguir un asentamiento perfecto entre el paño de puerta y el bastidor.
  • Limar las rebabas de metal que hayan podido quedar en el lugar donde se hayan eliminados puntos de resistencia.
  • Cepillar los restos de adhesivo para dejar la superficie limpia.
  • Soplar y desengrasar la superficie con un producto como TEROSON VR 20.
  • Aplicar protección anticorrosiva y electrosoldable en las zonas internas donde el metal haya quedado desnudo y no se vaya a aplicar adhesivo. Un ejemplo de producto que se puede utilizar en estas situaciones es LOCTITE SF 7800.  
  • Antes de colocar el panel de recambio, soldar los componentes que están por debajo, siempre y cuando vayan unidos con soldadura.
  • Aplicar un cordón de adhesivo específico para paneles a lo largo del asiento del bastidor. Se puede emplear un adhesivo de poliuretano o de silano modificado, como TEROSON MS 9220, o un adhesivo epoxi, como TEROSON EP 5055 o TEROSON EP 5010 TR.
  • Presentar, alinear y sujetar el paño de puerta sobre el bastidor.

F3 panel puerta.jpg

  • Reponer la soldadura que pueda integrar el panel.
  • Iniciar el engatillado de la pestaña plegándola con un taco de madera que es golpeado por medio de un martillo de bola.
  • Una vez está plegada la pestaña, finalizar el engatillado utilizando un martillo de repasar y tas adecuado a la forma del panel, o mediante el uso de plegadora manual o neumática. En el caso de emplear tas y martillo, colocar el tas por la cara interna del panel, y golpear con el martillo por la externa. De esta forma, se evitan marcas en zonas donde no es posible masillar. Además, durante el golpeo el tas no debe rebotar.
  • Si se ha optado por un engatillado con tas y martillo, será necesario masillar el perímetro de la puerta para corregir las marcas dejadas por el martillo. También se han de masillar las posibles soldaduras a tapón que han sido limadas. En ambos casos, se puede utilizar una masilla de acabado como TEROSON UP 240, aunque es conveniente valorar el tipo de masilla a utilizar en cada situación concreta de reparación.
  • Lijar la masilla y el panel de puerta.
  • Soplar y desengrasar el conjunto.
  • Colocar cinta de sellado o sellador de juntas, como TEROSON PU 9120 SF, en la costura engatillada. Si se utiliza cinta de sellado, se tiene que imprimar la superficie con un producto como TEROSON 150,  a continuación colocarla sin tensarla, y finalmente presionarla con la ayuda de un rodillo acanalado. Por el contrario, si se utiliza sellador, delimitar la zona de aplicación con la colocación de cinta de carrocero en ambos lados de la costura o utilizar boquillas dotadas de tetón de guiado, y alisar posteriormente el cordón.

F4 panel puerta.jpg

  • Realizar los procesos de preparación y embellecimiento de la superficie que restituyan las capas de pintura.
  • Montar y ajustar la puerta sobre el vehículo.
  • Montar el resto de componentes y comprobar el correcto funcionamiento.

Finalmente, cabe señalar que es indispensable utilizar las medidas de prevención colectiva e individual específica para cada situación de riesgo que se vaya generando a los largo del proceso operativo mencionado. Además, hay que prestar especial atención a que no quede metal desnudo en las caras internas que pueda provocar corrosión, así como a la necesidad de efectuar un plegado, igualado y sellado del panel que garantice la calidad y la durabilidad de la reparación.

 

tutoriales-centro-de-recursos

Categorias: Carrocería y parabrisas, Sellado