<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Reparación y pintado de un parachoques

Por Ruta 401

Los parachoques son uno de los elementos de los vehículos que están más expuestos a sufrir daños, por lo que su reparación y posterior pintado son tareas muy frecuentes en el taller. Los daños más comunes que suele presentar un paragolpes cuando llega al taller son rascadas y pequeñas faltas de material. Aunque, ocasionalmente, también pueden tener deformaciones o fisuras.

f1_REPARAR_Y_PINTAR_PARACHOQUES

Pasos a seguir en la reparación de un parachoques

En primer lugar, se debe efectuar una limpieza exhaustiva del paragolpes con agua y jabón.  Después se seca con aire a presión y se desengrasa toda la superficie con un desengrasante como TEROSON VR 20, a fin de eliminar cualquier resto de grasa, aceite o suciedad que pueda provocar defectos durante el proceso de pintado.

VER TODOS LOS POSTS SOBRE CARROCERÍA

Se prosigue con un análisis de daños detallado para detectar cualquier tipo de anomalía en el parachoques. Cada daño que se aprecie se debe señalar al momento con un marcador, para evitar que se pase por alto cuando se inicie la reparación.

A continuación, se elimina cualquier viruta y resto de material desprendido con la ayuda de una rasqueta. Así se evita que estos restos de material interfieran en los pasos posteriores.

Finalmente, se reparan los daños que se han identificado y marcado en el parachoques, teniendo en cuenta las siguientes peculiaridades que presentan los plásticos para ser reparados:

  • Generalmente, antes de aplicar adhesivos o masillas se deben imprimar aquellas zonas donde el plástico haya quedado al descubierto. Para ello, se utilizan promotores de adhesión, cuya función es facilitar la adherencia de la pintura a las capas exteriores del plástico. Cuando se trabaja sobre plásticos de difícil adhesión, se pueden utilizar imprimaciones estándar, como TEROSON 150, o promotores especiales, como LOCTITE SF 770.
  • Las pequeñas anomalías que presente el parachoques, como pequeñas faltas de material, rayadas, etc., se deben enmasillar con masillas específicas para plásticos, como TEROSON UP 250. Estas masillas se caracterizan por ser más flexibles y elásticas que las de poliéster o fibra de vidrio, además de tener menor índice de porosidad.
  • La reparación de fisuras se realiza con adhesivos de poliuretano específicos para plásticos
  • Una vez seque la masilla o el adhesivo, es necesario lijarlos para dejar la superficie igualada y lisa. Para daños de mayor envergadura, se puede iniciar el lijado con grano P-120 y afinar hasta un P-240, pasando por un P-180. Además, se debe aplicar una técnica de lijado adecuada que asegure un resultado óptimo. Los daños leves se pueden lijar directamente con P-180 y P-240.

Por último, cabe destacar que, actualmente, algunos fabricantes disponen de adhesivos híbridos polifuncionales como alternativa a los adhesivo y masillas tradicionales. Estos nuevos productos sirven para reparar cualquier tipo de daño sobre los materiales sintéticos del vehículo. Un ejemplo de este tipo de adhesivo es LOCTITE HY 4070. En este vídeo puede verse el proceso de reparación de un paragolpes que presenta daños leves. 

En cualquier caso, una vez el daño está lijado y la superficie igualada, el parachoques pasa a la zona de pintura para ser revestido.

Pasos a seguir en el repintado del parachoques

Tras el lijado de la masilla, se deben aparejar todas aquellas zonas del parachoques donde existan daños. El aparejo es la pintura de fondo que sella la superficie y genera una buena base de aplicación para las pinturas de acabado. 

Para el aparejado, se sigue el siguiente proceso:

  • Enmascarar cualquier elemento de la pieza que se pueda pulverizar.
  • Tapar los pequeños defectos con masilla tapaporos o masilla putty para perfeccionar el acabado.
  • Cubrir las zonas desnudas de plástico con una nueva capa de imprimación. 
  • Aplicar el aparejo, tras haber realizado la mezcla siguiendo las instrucciones del fabricante, siguiendo una técnica de aplicación óptima

Cuando haya secado el aparejo, se debe lijar con un grano P-400 para acabados monocapa y llegar hasta un P-500 para acabados bicapa o tricapa. El resto de la pieza también se debe matizar para que la pintura se adhiera correctamente.

Una vez el aparejo esté lijado, el parachoques se sopla con aire a presión, se lava y se desengrasa, quedando preparado para ser introducido en la cabina para repetir el proceso de pintado pero, en este caso, con las pinturas de acabado que le den el color y el acabado de origen. 

Conclusión

La reparación y pintado de parachoques es una operación muy frecuente en el día a día del taller de carrocería. Por este motivo, conocer su proceso y los distintos productos de reparación permite ejecutar este trabajo de forma rápida y eficiente. Además, utilizando adhesivos híbridos polifuncionales se reduce el tiempo invertido y la cantidad de productos a utilizar.

vehiculos hibridos

 

Categorias: Carrocería y parabrisas