Reparación de piezas de plástico del automóvil

Por Ruta 401

La utilización de materiales plásticos de forma generalizada introdujo un nuevo reto en los talleres de automoción, especialmente en los de carrocería y pintura. Muchos componentes pasaron a fabricarse con materiales sintéticos, lo que obligó a los profesionales del taller a adaptarse a este nuevo material que poco tenía que ver con el acero. Por tanto, la reparación de piezas de plástico es un reto para los talleres que quieren aportar calidad a sus clientes y optan por ofrecer un servicio integral de reparación.

reparacion de piezas de plastico

Clasificación de los plásticos

La importancia de clasificar los materiales sintéticos viene dada por la necesidad de poder determinar a qué grupo pertenece cada tipo de plástico y conocer, así, sus características. Los plásticos quedan clasificados así:

  • Plásticos termoplásticos. Son polímeros sensibles al calor y que muestran un determinado grado de flexibilidad (se reblandecen y pueden llegarse a fundir). Son fácilmente reciclables y, actualmente, son los más utilizados en los elementos de revestimiento (tales como las aletas o los paragolpes). Además, son los únicos tipos de plásticos que podemos soldar en el taller, siempre teniendo en cuenta que la soldadura se debe hacer con materiales afines (si la pieza es de polipropileno, la varilla ha de ser del mismo material). Algunos ejemplos son el polipropileno (PP), el policarbonato (PC), el ABS (acrilonitrilo butadieno estireno) y el PP + EPDM (aleación de polipropileno con etileno propileno dieno monómero), entre otros.

  • Plásticos termoestables. Estos plásticos no muestran sensibilidad ante el aporte de calor, excepto cuando se llega a la temperatura de descomposición. Muestran una mayor rigidez y suelen reforzarse para atenuar su falta de flexibilidad. Los ejemplos más comunes son plásticos y resinas acrílicas reforzados con fibras de vidrio o talco. En los últimos años, algunos vehículos de gama alta ya incorporan como refuerzo la fibra de carbono en algunos componentes.

  • Elastómeros. Este último grupo de plásticos está conformado por polímeros que muestran una gran elasticidad. Son plásticos que no se reparan en el taller y que se utilizan  en elementos auxiliares y de estanqueidad, como en los perfiles de goma de las lunas o las juntas de contorno de puerta, por ejemplo.

Dependiendo del tipo de plástico, las reparaciones que se pueden efectuar son las siguientes:

  • Conformado de plásticos (solo termoplásticos).
  • Reparación de fisuras, grietas, falta de material, soportes, etc. con aporte de calor o utilizando adhesivos bicomponentes.

Este artículo del blog ahonda en la clasificación de los plásticos utilizados en vehículos.

Identificación de plásticos

Antes de iniciar cualquier reparación sobre un plástico, es fundamental verificar el tipo de plástico con el que se trabajará para determinar a qué grupo pertenece y, así, poder aplicar el procedimiento de reparación más adecuado. El método más común, fiable y sencillo para identificar un plástico es a través del código normalizado, de acuerdo con las normas ISO 1043-1/2/3/4, que lleva grabado en su cara interna. Al descifrar su nomenclatura, es posible conocer su tipología. Estas son las estructuras de código más comunes:

  • Plásticos no aleados. Formados por las siglas de un único plástico: >PP< , >ABS<, >UP<, etc.

  • Plásticos aleados. El código está formado por dos siglas separadas, generalmente, por el símbolo de adición (“+”): >PP + EPDM<, >ABS + PC<, > PC + PBTP<, etc.

  • Plásticos reforzados. A las siglas de los materiales base empleados les acompaña una combinación alfanumérica que hace referencia al porcentaje, al tipo y a la presentación del refuerzo que integra el plástico; por ejemplo: >PP-GF 35< (polipropileno con un 35% de refuerzo de fibra de vidrio) o >PP + EPDM -T20< (aleación de polipropileno con etileno propileno dieno monómero reforzado con un un 20% de talco).

Otros métodos de identificación que también se pueden emplear en la identificación son los siguientes:

  • A través de la documentación del fabricante del vehículo o del suministrador de pinturas.

  • Mediante la realización de ensayos para observar el comportamiento del plástico ante la aplicación de fuerzas externas (si es flexible o no, el grado de flexibilidad que presenta, etc.), ante fuentes de calor (si se reblandece o no, si fluye, etc.) o ante llamas (quemar el plástico para analizar sus características de fusión).

Elección del procedimiento de reparación de piezas de plástico

La reparación de un plástico es un proceso bastante sencillo. Sin embargo, se debe ejecutar con la máxima pulcritud, ya que en algunos de los procedimientos de reparación se utilizan materiales de distinta naturaleza que pueden perder adherencia sobre el sustrato cuando las distintas operaciones no se ejecutan correctamente.

Los procedimientos de soldadura están directamente relacionados con la clasificación de plásticos mencionadas en puntos anteriores, ya que cada grupo de plásticos ha de ser reparado con métodos específicos. Por tanto, a continuación se detalla la relación entre los tipos de plástico y los procesos de reparación de piezas de plástico.

  • Los termoplásticos flexibles (PP, PC, PA, etc.) se pueden reparar mediante soldadura con un adhesivo bicomponente estructural como TEROSON PU 9225.

  • Los termoplásticos rígidos se pueden reparar también con adhesivos bicomponentes y soldadura. Asimismo, pueden ser reparados con resinas acrílicas reforzadas con fibra de vidrio. En el caso de un ABS, es posible repararlo mediante soldadura química (dilución de viruta de este plástico con acetona industrial).

  • Los plásticos termoestables se reparan con resinas acrílicas y fibra de vidrio, o con adhesivos de dos componentes.

Con el sistema de reparación de plásticos de TEROSON se puede reparar todo tipo de defectos en cualquier composición química de polímero, independientemente de que sea un plástico termoplástico (y por lo tanto, soldable), uno termoestable o con fibra (y por lo tanto no soldable) o un elastómero. Es el grosor de la capa de TEROSON PU 9225 empleado junto con la presencia (o no) de materiales auxiliares de refuerzo lo que determinará la mayor flexibilidad o rigidez de la reparación para que ésta sea similar a las propiedades mecánicas del plástico original.

DESCUBRE OTRAS TÉCNICAS IMPRESCINDIBLES EN CHAPA Y PINTURA

Preparación del soporte para reparar piezas de plástico

En la siguiente tabla se puede observar cuál es la preparación del soporte que hay que efectuar en distintos casos antes de realizar una soldadura:

Preparación del soporte para termoplásticos

Preparar el soporte convenientemente permite aumentar la superficie de agarre del adhesivo sobre el plástico, así como mejorar la adhesión del reparador. Todo ello redunda en un aumento de la calidad y la garantía de durabilidad de la reparación.

 
Para reparar deformaciones Para reparar fisuras con soldadura Para reparar fisuras con adhesivo 2K Para reparar mediante soldadura química
 

-Atemperar con calor el plástico para que fluya el desmoldeante interno y después limpiar con TEROSON VR 10.

-Taladrar el final de la grieta.

-Biselar ambas caras de la fisura (cuando sea posible) y del taladro practicado .

-Eliminar las virutas residuales.

-Aplicar directamente acetona industrial sobre las superficies a unir y esperar a que el plástico se reblandezca antes de añadir la pasta.

-Eliminar la pintura en la zona de actuación y alrededores.

-Matizar alrededor de la zona de eliminación de la pintura.

- Lijar las partes biseladas y matizar los alrededores de la fisura.

-Soplar la superficie y desengrasar.

-Aplicar promotor de adherencia una vez se ha reparado el daño y antes de aplicar el adhesivo y/o la masilla.

 

Preparación del soporte para termoestables

Para reparar deformaciones Para reparar fisuras o faltas de material con resina y fibra de vidrio Para reparar fisuras con adhesivo 2K
-No se reparan porque el plástico se fisura antes de deformar.

- Atemperar con calor el plástico para que fluya el desmoldeante interno y después limpiar con TEROSON VR 10.

-Taladrar el final de la grieta si la hay.

-Taladrar el final de la grieta.

-Biselar ambas caras de la fisura y del taladro practicado si lo hubiere. El bisel efectuado debe ser amplio.

-Biselar ambas caras de la fisura y del taladro practicado.

-Eliminar las virutas residuales.

-Lijar las partes biseladas y los alrededores de la fisura.

- Lijar las partes biseladas y matizar los alrededores de la fisura.
-Soplar la superficie y desengrasar.
 

 

-Aplicar promotor de adherencia una vez se ha reparado el daño y antes de aplicar el adhesivo y/o la masilla.


Cuando se trata de deformaciones sobre termoplásticos basta con calentar la zona abollada para devolverla a su posición original
con la ayuda de la fuerza ejercida por un tas de geometría similar a la del plástico. Mientras se ejerce y se mantiene la fuerza de desabollado, es necesario enfriar la zona para que el plástico se enfríe y no sea necesario mantener la presión hasta que pierda calor de forma natural.

Cómo efectuar la mezcla de un reparador de plásticos para coche

Para efectuar la mezcla de un reparador de plásticos para coche se deben tener en cuenta estas consideraciones:

  • Generalmente, la proporción de mezcla de ambos componentes es de 1:1, es decir, la misma cantidad de uno que de otro. Hay que tener presente que, en el formato de aplicación a espátula, el operario es el que pone a simple vista el adhesivo, lo que aumenta el riesgo de no poner una cantidad exactamente igual de cada componente. Con el formato a pistola se elimina este riesgo, ya que cada componente es extruido por igual a través de los émbolos de la pistola.
  • Los productos se deben mezclar bien para que la pasta resultante quede homogénea. En los formatos a pistola, la mezcla que sale por la cánula siempre en uniforme gracias a la espiral de mezcla que incorpora en su interior. No obstante, al mezclarlo manualmente con espátulas existe un mayor riesgo de perder homogeneidad en la mezcla, circunstancia que puede provocar un secado irregular o la pérdida de propiedades del reparador.

Características del reparador de plásticos para coche 

Las principales características de los reparadores para los plásticos del coche son las siguientes:

  • Pertenecen al grupo de los adhesivos estructurales.
  • Son de base química de poliuretano (PU). Por ello, son los que mejor adaptabilidad tienen a las características mecánicas de las grandes piezas plásticas de la carrocería.
  • Este método de reparación de plásticos está homologado por los fabricantes.
  • Están especialmente indicados para la reparación de termoplásticos flexibles, aunque se pueden utilizar sobre los termoestables y elastómeros.
  • Son bicomponentes.
  • Se pueden aplicar a espátula o con pistola de extrusión de doble émbolo y cánula con espiral interior.
  • Ofrecen una mejor adherencia sobre sustratos plásticos que otros adhesivos, pero en la mayoría de los casos precisan que se aplique un promotor de adherencia como TEROSON AE 150.
  • Muestran flexibilidad para poder absorber las flexiones propias de las piezas fabricadas con termoplásticos. 
  • Se pueden lijar y conformar con otros productos de relleno como las masillas de acabado para plásticos.
  • Admiten pinturas de fondo como los aparejos.
  • Tienen una baja contracción.
  • Es posible acelerar su secado con un sistema de infrarrojos o mediante sistemas análogos como las mantas térmicas (este sistema de secado no es muy aconsejables para curar capa de espesor importante porque no realizan un curado uniforme en volumen).
  • Se comercializa una gama específica de reparadores de plásticos para coche.
  • Antes de su aplicación, es necesario efectuar una preparación del soporte y de fondos muy escrupulosa para asegurar la durabilidad de la reparación. 
  • Al usarlos, es imprescindible reforzar la cara interna de la pieza que se repare.
  • Siempre se deben aplicar siguiendo las instrucciones del fabricante.

Variantes de reparadores de plásticos de PU para coches

Las variantes de un reparador de plásticos para coche responden a la necesidad de adaptar el adhesivo al tipo de trabajo y a la rapidez de secado que se requiera. Así pues, estos son los tipos de adhesivo estructural de PU más comunes:

  • Reparador de plásticos estándar. Es el utilizado para realizar reparaciones que no exigen urgencia y en zonas del plástico que no están sometidas a ningún esfuerzo especial. La vida de la mezcla de estos productos se sitúa en torno a los 10 minutos y se puede lijar pasados unos 15 minutos tras un curado a 60-70ºC o tras unas 5-6 horas a temperatura ambiente. Un ejemplo de reparador de este tipo es TEROSON PU 9225
  • Reparador de plásticos rápido. Sus aplicaciones son las mismas que las mencionadas en el apartado anterior, aunque en este caso la vida de la mezcla es de unos 2 minutos y puede lijarse tras unos 15 minutos de curado a temperatura ambiente. TEROSON  PU 9225 SF ME es un ejemplo de reparador que reúne estas características, con una baja emisión de vapores que reduce el riesgo de inhalar agentes que posiblemente provoquen cáncer (frase de riesgo H351).
  • Reparador de plásticos ultrarrápido. Esta variante destaca por su gran rapidez de secado, ya que en 5 minutos ya se puede lijar o mecanizar. El tiempo de vida de la mezcla es de 1 minuto. Por ello, este tipo de reparador de plásticos para coche está especialmente indicado para reparaciones de urgencia o de elementos que exigen mayor resistencia mecánica (faltas de material acusadas, patillas de faro, etc.). Adicionalmente, algunos fabricantes ya elaboran estos productos con una baja emisión de vapores, como es el caso de TEROSON PU 9225 ME. También existen en el mercado adhesivos híbridos, como LOCTITE HY 4070, que mejoran las propiedades de los adhesivos para plásticos tradicionales. 

Reparación del daño

Por el contrario, las fisuras deben ser cerradas por ambas caras de la unión, ya sea con soldadura, con soldadura química, adhesivo o resina acrílica reforzada con fibra de vidrio. Tal y como se ha detallado anteriormente, el método empleado dependerá de la naturaleza del material.

Cuando el plástico únicamente está rayado, se efectúa un lijado de la zona, se aplica promotor de adherencia donde se vea el plástico y se masilla la raya con una masilla para plásticos como TEROSON UP 250.

Proceso operativo genérico de reparación de fisuras con adhesivos de 2K

Uno de los métodos más utilizados es el uso de adhesivos bicomponentes que aseguran una reparación con muy buenas garantías en un tiempo reducido y con un acabado excepcional. Entre nuestros productos más recomendados para pegar y reparar plásticos se encuentra TEROSON PU 9225 y sus diferentes variantes. 

Un proceso útil a conocer en estos casos es el de la reparación de fisuras con adhesivos de 2K, un proceso operativo genérico que incluye diferentes casos y situaciones. Aquí tienes los pasos a aseguir:

  • Preparar todo el utillaje y productos necesarios.
  • Limpiar y desengrasar la zona de actuación. Un limpiador como TEROSON VR 20 es una gran opción por su compatibilidad con los plásticos de la carrocería y su óptimo poder desengrasante.
  • Analizar el daño para valorar la rentabilidad de la reparación frente a la sustitución y para asegurarse de que se encuentra en una zona apta para la reparación.
  • Si el plástico dañado es un termoplástico, hay que verificar si existe deformación sobre la zona colisionada. Si fuese así, es preciso conformar el plástico con la pistola de calor hasta devolverle su forma original.
  • A continuación, hay que taladrar el final de la grieta con una broca de 3 mm para cortar el avance de la fisura.
  • Realizado el taladro, se bisela la grieta y el taladro practicado con el objetivo de crear una buena base para que la superficie del adhesivo. Es necesario utilizar un rotalín y una fresa rotativa cónica o semiesférica o un taladro con mini disco abrasivo P-36 o una lijadora de banda. El biselado debe formar un ángulo de unos 30º y se efectuará sobre una o ambas caras dependiendo del espesor que presente el plástico.
  • Opcionalmente se pueden practicar varios taladros de 3 mm a ambos lados de la grieta. Con ello, se pretende generar un efecto cosido al introducirse el adhesivo sobre los mismos. .
  • Eliminar con un cúter o rasqueta las rebabas residuales de plástico que hayan podido quedar sobre la fisura y los taladros.
  • Efectuar el lijado de las zonas en las que se va a depositar el adhesivo: la superficie biselada con un grano P-80 y su periferia con un grano P-120 (un grano más grueso puede agredir en exceso al plástico y hacer que los productos posteriores no lo cubran). El lijado va a permitir una mejor adhesión del bicomponente y de los productos de fondo. 
  • Soplar la superficie y desengrasarla nuevamente.
  • Llevar a cabo la activación de la superficie con un promotor de adherencia que favorezca el agarre del adhesivo. Una imprimación para plásticos como TEROSON AE 150 es una solución perfecta para cumplir este cometido.
  • Una vez transcurrido el tiempo de evaporación de la imprimación, colocar el refuerzo en la cara interna de una de las siguientes opciones:
    • 1. Colocar malla textil autoadhesiva. Se corta un trozo sobredimensionado y se coloca sobre la grieta de forma que quede bien repartida sobre la misma. Por un extremo debe quedar ajustada al borde del plástico o sobresalir ligeramente, y por  el otro sobrepasar el taladro efectuado 1 cm aproximadamente.

    • 2. Reforzar con parche termoplástico autoadhesivo. En este caso, no es necesario ni biselar la cara interna ni aplicar adhesivo en esta cara.

    • 3. Soldar grapas metálicas sobre la grieta utilizando el soldador o termograpador específico. En este caso, tampoco sería necesario biselar la fisura por su cara interior, siendo la aplicación del bicomponente opcional.  

  • Escoger el adhesivo que se considere oportuno. El adhesivo puede aplicarse a espátula o a pistola de extrusión.
  • Colocar o sujetar con la mano una lámina de polietileno o acetato en la cara frontal que limitará el rebosamiento del adhesivo. De este modo, la posterior aplicación por la cara externa se realizará más cómodamente.
  • Aplicar el adhesivo por la cara interna del plástico cuando el tipo de refuerzo escogido lo requiera.
  • Alisar con espátula el adhesivo depositado, y a continuación colocar y presionar suavemente otro pedazo de polietileno o acetato. Con ello, se evita la formación de bolsas de aire, se incrementa la resistencia del adhesivo, y se mejora el aspecto de la reparación.
  • Retirar las láminas de acetato o polietileno cuando haya secado el adhesivo.
  • Proseguir con la aplicación del adhesivo en la cara externa actuando del mismo modo que en la cara interna. Se ha de aplicar un poco más de adhesivo del requerido para la nivelación superficial de la pieza con la finalidad de compensar las mínimas mermas que se puedan generar tras el curado del adhesivo.
  • Cuando haya secado el adhesivo, iniciar el lijado con grano P-120 y seguir la técnica de lijado adecuada para afinar el grano, conseguir el mejor acabado y evitar la aparición de rayas en capas posteriores.
  • Retoques finales y aplicación masilla: 
    • Soplar, desengrasar y activar la superficie si fuese requerido.
    • Aplicar una masilla específica para plásticos como TEROSON UP 250.
    • Lijar la masilla y restituir las capas de pintura restantes para conseguir que la reparación no se aprecie y se consiga el mejor acabado posible.  

    En el siguiente enlace se puede visualizar un video que resumen el proceso de reparación de un plástico agrietado.

New call-to-action

Refuerzo del daño

Cuando la reparación consiste en reparar una deformación o efectuar una soldadura química, no es necesario reforzar el plástico. No obstante, cuando se reparan fisuras o faltas de material, es recomendable reforzar la zona manipulada para aumentar la resistencia de la operación efectuada. Para ello, se coloca un refuerzo por la cara interna del plástico reparado. El refuerzo utilizado depende de la naturaleza del polímero, de forma que estas son las posibles opciones:

  • Para reforzar termoplásticos con soldadura, se coloca malla metálica incrustada sobre el plástico o se sueldan transversalmente varios cordones de material de aportación.

  • Cualquier plástico reparado con adhesivos de 2K  se refuerza con malla autoadhesiva de fibra de vidrio recubierta con el mismo adhesivo estructural o con parches termoplásticos. En cualquier caso, es imprescindible es que el refuerzo empleado  asiente de forma perfecta e íntima en la capa adhesiva para evitar la existencia de bolsas de aire que puedan hacer perder resistencia a la reparación.

  • Los termoestables y termoplásticos rígidos se pueden reforzar con resina acrílica y fibra de vidrio.

  • Cuando se sueldan químicamente plásticos ABS no se utiliza ningún tipo de refuerzo adicional.


Opcionalmente, y cuando se han utilizado sistemas de reparación distintos de la soldadura, se pueden practicar unos pequeños taladros pasantes a ambos lados de la fisura para que el adhesivo o la resina se introduzca por ellos y generen un efecto cosido.

Acabado del daño

Una vez reforzada la cara interna, es necesario igualar la cara visible del plástico para integrar la reparación en el resto de la pieza y que no sea perceptible.

Los pasos para igualar la superficie son los siguientes:

  • Lijar el material sobrante adicionado o aplicado sobre la fisura. En el caso de soldadura, se puede limar la superficie. No conviene utilizar granos gruesos por debajo de P-120.

  • Efectuar la preparación del soporte mencionada anteriormente.

  • Aplicar una masilla específica para plásticos, como TEROSON UP 250, que ofrezca buena adherencia, capacidad de relleno y flexibilidad.

  • Lijar y afinar la masilla.

  • Realizar el proceso de aparejado y pintado de la pieza plástica.

Conclusión

Reparar un plástico supone un reto para el profesional del taller, puesto que es fundamental realizar todos los pasos de forma ordenada y escrupulosa. Es importante conocer los distintos tipos de plásticos que utiliza la industria del automóvil con la finalidad de ajustar el proceso de reparación a las características de cada plástico, con lo cual el profesional del taller debe acometerla con la precaución y pulcritud requerida por este tipo de material.  Con todo ello, el resultado obtenido incrementa su calidad en cuanto a acabado y durabilidad.

El reparador de plásticos para coche es el adhesivo estructural específicamente diseñado para reparar estos materiales. Estos adhesivos se adaptan al comportamiento del material sintético y presentan características mejoradas respecto a otros tipos de adhesivos de uso general. Conocer sus características, la preparación de fondos que exigen y la forma de aplicarlos permite realizar reparaciones de calidad que sean duraderas en el tiempo.  

Fecha de actualización: 4 de diciembre de 2023

colorimetria_taller_coche

Categorias: Aplicaciones, Carrocería y parabrisas, Tratamiento plástico