<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

3 formas de limpiar los inyectores

Por Ruta 401

Los inyectores son elementos fundamentales para el óptimo funcionamiento del motor. Para que cumplan con su función de forma adecuada, es necesario realizar un correcto mantenimiento. En este sentido, es fundamental limpiar los inyectores de forma periódica, y para ello existen 3 alternativas principales, las cuales veremos a continuación.

 limpiar-inyectores.jpg

¿Para qué sirven los inyectores?

Los inyectores son las piezas responsables de suministrar a cada cilindro el combustible necesario en cada momento, según las necesidades del motor.

Los inyectores tienen un rango de trabajo con presiones muy elevadas. Su función es repartir el combustible de forma homogénea y sin goteos, a través de pulverizaciones muy precisas. Por tanto, al trabajar de forma directa con el combustible, están supeditados a la calidad de este, a la limpieza del circuito, y a las temperaturas.

¿Cómo desmontar y montar un motor desde cero? Guía paso a paso

Unos inyectores sucios o en mal estado pueden provocar diferentes síntomas, por ejemplo:

  • Tirones en el motor
  • Sonidos de golpeteos
  • Exceso de humo en el tubo de escape
  • Fallos en los cilindros
  • Problemas en el motor de arranque

La mejor manera de mantener los inyectores en buen estado y evitar averías es realizar los mantenimientos predictivos necesarios y descritos por el fabricante.

Algunos fabricantes o profesionales recomiendan limpiarlos cada 50.000-60.000 km aproximadamente y realizar revisiones periódicas cada uno o dos años. En caso de ser necesario realizar una limpieza de los inyectores, en el taller contamos con varias alternativas.

¿Cómo se limpian los inyectores?

1.- Limpieza con aditivos. Estos aditivos se agregan directamente al depósito, donde se mezclan con el combustible. Así, sus componentes actúan sobre las impurezas que puedan estar presentes en el depósito y en los circuitos. Este es el método más sencillo, económico y, posiblemente, menos efectivo, ya que no es posible actuar directamente sobre el problema que pueda tener el inyector. Además, algunos de los componentes químicos que poseen estos aditivos podrían llegar a ser perjudiciales para el motor.  

2.- Limpieza por barrido. Este método consiste en acoplar al sistema unos tubos que  introducen un líquido de limpieza mientras se hace funcionar el motor (hasta que el líquido se agota). Este procedimiento no solo limpia los inyectores, sino todo el sistema, incluyendo otros elementos como las válvulas, la cámara de combustión, la válvula EGR o el sensor de oxígeno.

3.- Limpieza por ultrasonidos. Es el sistema más efectivo, pero también cuenta con algunos inconvenientes. Para realizar este tipo de limpieza es necesario desmontar los inyectores y trabajar con ellos en un banco de pruebas para conocer la resistencia de los inyectores, la estanqueidad o el caudal, y el patrón de la pulverización. Una vez analizados los inyectores uno por uno, se pueden detectar los problemas individualmente y proceder a reparar cada inyector según sus necesidades. Así pues, las dos desventajas que presenta este método son el coste que tiene para el cliente y el hecho de no poder hacer uso del vehículo durante el tiempo que se analizan y se limpian los inyectores.

Debido a la importancia que tienen los inyectores y su elevado coste, el cliente debe saber que este tipo de trabajos siempre han de ser realizados por profesionales, y en talleres especializados que dispongan de las herramientas necesarias. De lo contrario, el problema puede agravarse y, en consecuencia, el coste de la reparación también va a aumentar.

New Call-to-action

Categorias: Limpieza y mantenimiento