<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Decapante de pintura para coche: características, aplicaciones y utilización

Por Ruta 401

Generalmente, cuando se repinta una pieza de un vehículo no es necesario quitar toda la pintura que la recubre, ya que solo se elimina la zona en la que se ha producido el daño. Para retirar esta pintura y lijar el resto de la pieza, se utilizan métodos abrasivos con distinta granulometría y poder de abrasión.

decapante-pintura-producto 1

No obstante, existen determinadas situaciones en las que sí es necesario eliminar la totalidad de la pintura de la pieza. Para estos casos, el decapante de pintura para coche puede ser un método rápido y fiable de eliminación de revestimientos, pero se debe tener clara su función, tipos, uso con seguridad, etc.

¿Que és un decapante de pintura para coche?

Un decapante de pintura para coche es un producto corrosivo formulado para atacar químicamente la capa de pintura que reviste una superficie sólida (metal, plástico, madera, etc.).

DESCUBRE OTRAS TÉCNICAS IMPRESCINDIBLES EN CHAPA Y PINTURA

Gracias a su poder corrosivo, es capaz de remover, despegar o desprender la película de pintura sin prácticamente requerir ningún esfuerzo por parte del operario.

Características generales de los decapantes de pintura para coche

Las principales características de los decapantes, que el usuario debe conocer para utilizar el producto correctamente, son las siguientes:

  • Estas sustancias son de naturaleza ácida (ácidos clorhídricos, sulfúricos, etc.) o alcalina, lo que les confiere, dependiendo de su composición concreta, una determinada capacidad para remover las películas de pintura y un determinado efecto sobre los sustratos a decapar.
  • Los decapantes de pintura para coche se desarrollan para ser utilizados sobre distintos sustratos: metal, plástico, madera, acero inoxidable, superficies oxidadas, etc. De esta forma, el decapante específico no daña al sustrato base. 
  • También se comercializan decapantes universales y decapantes multifunción con agentes limpiadores y desengrasantes.
  • Los decapantes de pintura para coche se pueden adquirir en gel o pasta, aerosol y líquido. El gel o pasta se puede aplicar mediante pistola o brocha y está indicado para la aplicación en superficies verticales y de difícil acceso. La presentación en aerosol facilita la aplicación sin necesidad de disponer de otros útiles como pistolas o brochas. Y, finalmente, los decapantes líquidos se pueden aplicar en frío o en caliente, especialmente para decapados industriales en los que las piezas a tratar se sumergen en cubas. 
  • Los decapantes son productos tóxicos y corrosivos, por lo que es preciso respetar las medidas de prevención indicadas en su ficha de datos de seguridad para eliminar o minimizar los riesgos para la salud. 

Aplicaciones de un decapante de pintura para coche

El uso de decapantes en la reparación de piezas del automóvil no es una práctica frecuente, ya que este tipo de productos están formados por compuestos corrosivos que pueden dañar otros elementos del automóvil. Por ello, su utilización se restringe a casos muy concretos en los que, por cuestión de tiempo o del daño que se le puede provocar a la pieza afectada, no es viable realizar la tarea necesaria con abrasivos.

Algunas situaciones en las que se puede utilizar el decapante de pintura para coches pueden ser estas:

  • Restauración de vehículos para eliminar pinturas muy dañadas, envejecidas o de naturaleza incompatible con las pinturas actuales.

decapante-pintura-daño 2

  • Subsanado de piezas que presentan óxido escondido por toda su superficie, por debajo de la capa de pintura.
  • Limpieza de componentes del taller (útiles de pintura, pistolas de pintado, etc.) o del vehículo (válvula EGR, colectores de admisión, etc.)
  • Eliminación de restos de juntas de motor y de adhesivos.

Cómo aplicar un decapante de pintura para coche

Los decapantes utilizados en el taller son de aplicación a brocha, pistola o aerosol. Los pasos generales que se deben seguir para efectuar el decapado son los siguientes:

  • Escoger el decapante de pintura para coche que mejor se ajuste a la naturaleza del sustrato que se va a decapar. Tratándose de un vehículo, los sustratos más comunes que se pueden encontrar son de tipo metálico (acero o aluminio), plástico o cristal. 
  • Dependiendo de la superficie a decapar, elegir el método de aplicación que más convenga, generalmente a brocha o a pistola.
  • Enmascarar o desmontar cualquier elemento de la carrocería o motor que se pueda ver dañado por la acción del decapante. 
  • Hacer uso de las medidas preventivas indicadas en la ficha de datos de seguridad. Los EPIs indispensables son unos guantes que resistan el decapante (de neopreno, por ejemplo), gafas o pantalla de seguridad, mascarilla con filtros químicos y peto de trabajo. Desde el punto de vista de la prevención colectiva, es importante que no se aplique el decapante a pleno sol y que la zona esté ventilada.
  • Valorar la posibilidad de lijar la superficie para potenciar el efecto del decapante.
  • Mover el producto para que todos sus compuestos se mezclen correctamente y el decapante no pierda efectividad.
  • Aplicar el decapante de pintura para coche con la herramienta escogida. Se debe aplicar un capa lo suficiente generosa para que pueda remover la pintura o la suciedad presente. Además, toda la superficie a decapar debe estar cubierta.
  • Dejar el tiempo de reposo indicado por el fabricante para que el decapante actúe (entre 5 y 30 minutos aproximadamente). Este tiempo puede variar dependiendo de la capa de pintura que exista. Cuando el decapante empieza a hacer efecto, la pintura se va arrugando. 
  • Una vez ha actuado el decapante, eliminar la pintura removida con la ayuda de una espátula, un estropajo o un chorro de agua a presión.

decapante-pintura-eliminación 3

  • Si todavía quedan zonas sin decapar, repetir el proceso hasta su total eliminación.
  • Gestionar adecuadamente el residuo generado.
  • Aclarar, secar y desengrasar la superficie decapada para eliminar cualquier resto de decapante. Algunos decapantes de pintura para coche requieren un tiempo de secado elevado antes de repintar. La ficha técnica del producto es la que aporta esta información.
  • Repintar la pieza siguiendo los procesos de preparación y embellecimiento de superficies necesarios.

Conclusión

El decapante de pintura para coche no es un producto de uso cotidiano. A pesar de ello, en ciertas ocasiones puede ser el mejor aliado para el profesional del taller, por lo que conocer su función, tipos, uso con seguridad, etc. es fundamental para realizar la mejor elección y conseguir el mejor resultado.

New Call-to-action

Categorias: Aplicaciones, Carrocería y parabrisas