<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Comparativa de coches eléctricos: ¿qué tecnologías hay disponibles?

Por Ruta 401

comparativa coches electricos portada

En la actualidad, una comparativa de coches eléctricos es más útil que nunca. Y es que estos vehículos presentan multitud de alternativas tecnológicas según el modo de proporcionar energía al tren de potencia: microhibridizaciones, híbridos enchufables o no enchufables, 100% eléctricos, vehículos movidos mediante pila de combustible o vehículos con autonomía extendida.

El parque de coches eléctricos en España

En España, las matriculaciones de vehículos eléctricos en el mes de enero de 2019 aumentaron un 43,4 % respecto al mismo mes del año 2018 según la ANFAC (la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones).

El cambio de concienciación entre los usuarios es una realidad. No obstante, para que esta tendencia de matriculaciones se mantenga al alza, es crucial que los gobiernos fomenten la compra de vehículos eléctricos mediante ayudas económicas y apoyando la construcción de infraestructuras de recarga.

Comparativa de coches eléctricos según la tecnología usada

En esta comparativa de coches eléctricos, en lugar de comparar entre distintos modelos de vehículo, repasamos las alternativas al eléctrico puro.

Estas son las distintas tecnologías que pueden utilizar los vehículos eléctricos actualmente:

  • Microhibridizaciones o mild hybrid. Los vehículos equipados con esta tecnología son propulsados por un motor de combustión interna que, a diferencia del de los automóviles convencionales, incorpora una batería de iones de litio. Esta batería alimenta algunos de sus componentes o equipamientos, como los asistentes de conducción, conectividad o seguridad, el turbo, el alternador, el motor de arranque y la bomba de agua, entre otros.

Esta nueva demanda de energía en el vehículo ha obligado a las marcas a elevar el voltaje de los sistemas eléctricos de 12 a 48 voltios.

Uno de los vehículos que utiliza esta tecnología es el Hyundai Tucson.

  • Híbridos. Los vehículos híbridos combinan un motor de combustión interna, generalmente de gasolina, con uno o más motores eléctricos. Ambos tipos de motores pueden mover el vehículo independientemente o combinarse de la manera más eficiente.

En esta comparativa de coches eléctricos, clasificamos los híbridos en dos tipos:

  • Híbridos enchufables (también denominados PHEV, plug-in hybrid electric vehicle). El motor eléctrico es alimentado a través de una batería que ronda los 50 km de autonomía y puede cargarse a través de la red eléctrica, mediante energía regenerativa del propio vehículo o con ayuda del motor de combustión. Según el modelo de vehículo, el modo eléctrico se activa de forma manual o automática. Estos vehículos cuentan con las ventajas de los coches eléctricos puros, ya que tienen la posibilidad de circular en modo 100% eléctrico, y por ello poseen la etiqueta ambiental “0”.

El Mitsubishi Outlander PHEV, por ejemplo, es el primer SUV 4X4 híbrido enchufable.

  • Híbridos no enchufables (también denominados HEV, hybrid electric vehicle). A diferencia de los PHEV, estos coches no pueden enchufarse a la red eléctrica para recargar su batería y poseen la etiqueta medioambiental “ECO”.

Un vehículo que usa esta tecnología es el Hyundai IONIQ Híbrido.

  • 100% eléctricos (también denominados BEV, battery electric vehicle). Estos vehículos son accionados gracias a uno o más motores eléctricos alimentados por una batería de iones de litio. Comúnmente, esta batería se recarga enchufando el vehículo a la red eléctrica, pero también existen modelos que acumulan energía regenerativa.

La ausencia de ruidos y el confort de la marcha hacen que estos vehículos sean muy atractivos para el usuario. Además, gracias a su bajo índice de contaminación, poseen la etiqueta ambiental “0”.

Un ejemplo de esta tecnología es el Renault ZOE. Este modelo, equipado con la batería Z.E. 40, ofrece una autonomía media máxima de 300 km en verano y de 200 km en invierno según los WLTP (Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedures) .

  • Vehículos movidos con pila de combustible (también denominados FCEV, fuel cell electric vehicle). La diferencia fundamental con el tipo de tecnología anteriormente expuesta es que, en este caso, la energía utilizada para mover el motor o motores eléctricos proviene de una pila de combustible. Este acumulador utiliza hidrógeno para generar una reacción química en su interior y, de este modo, producir energía.

El tubo de escape evacúa únicamente agua. Así que el impacto ecológico de esta gama de vehículos es mínimo y su etiqueta ambiental es la “0”.

Toyota, con su modelo Mirai, lleva trabajando en esta tecnología desde el año 2002.

  • Vehículos eléctricos con autonomía extendida (también denominados REEV, range extender electric vehicle). Estos vehículos están equipados con uno o varios motores eléctricos y un motor de combustión. En esta ocasión, el motor de combustión no acciona el vehículo, sino que funciona de apoyo para recargar la batería que alimenta los motores eléctricos. Esta tecnología también permite la recarga de la batería mediante la conexión a la red eléctrica por lo que los vehículos de esta clase poseen la etiqueta medioambiental “0”.  

Un ejemplo de vehículo eléctrico con autonomía extendida es el Chevrolet Volt.

Conclusiones

La evolución hacia la electrificación total de los vehículos parece ser un hecho. Sin embargo, como se ha constatado en esta comparativa de coches eléctricos, algunos fabricantes optan por pasos más comedidos. Estos fabricantes invierten en sistemas híbridos o apuestan por la microhibridización, una tecnología que apunta a extenderse y asentarse a corto plazo en el mercado europeo.

El tipo de vehículo elegido por cada usuario es una elección muy importante y personal. Como vemos, en los tiempos que corren, la estética y la potencia han dejado de ser los aspectos más relevantes a la hora de elegir un modelo de coche. Ahora, los usuarios se interesan más por los equipamientos, el confort y el consumo.

En una época de tantos cambios e innovaciones como esta, el usuario debe ser consciente de las alternativas a los coches eléctricos que el mercado puede ofrecerle. Así podrá seleccionar la tecnología que mejor se adapte a sus condiciones particulares.

ebook herramientas taller

Categorias: Innovación