Cómo cambiar lunas del coche paso a paso

Por Ruta 401

La sustitución de lunas de coche es un trabajo frecuente en el taller, especialmente en talleres especializados. Se trata de una tarea que debe realizarse de forma cuidadosa y ordenada para que el resultado sea óptimo. A continuación, vemos los pasos que se deben seguir para cambiar lunas del coche con los mejores resultados.

lunas-coche

Pasos para cambiar lunas del coche pegadas

En la actualidad, las lunas se suministran empaquetadas con materiales protectores para prevenir daños durante el transporte. Algunos de los protectores tienen su cara interior recubierta de silicona y existe el riesgo de que parte de esa silicona se transfiera a la serigrafía cerámica de la luna, lo cual provocaría una disminución de la adherencia. Por ello, en primer lugar es necesario eliminar estos restos de silicona limpiando con el producto TEROSON VR 20 o friccionando la serigrafía con una esponjilla abrasiva.

A partir de aquí, se debe proceder de la siguiente manera para cambiar una luna pegada:

1.- Quitar la luna antigua o dañada

En primer lugar, se deben retirar las molduras o gomas del marco y, luego, cortar el cordón de adhesivo que mantiene la luna pegada. Para ello, es necesario utilizar un cortador con cuchilla oscilatoria, equipos inductores o alambres de corte, entre otros. Te recomendamos utilizar TEROSON ET Multicut, un kit con todo lo necesario para realizar esta aplicación de la forma más sencilla.

2.- Preparar el marco

Para la preparación del marco, se debe rasurar el cordón residual, de forma que quede un cordón residual del adhesivo anterior de 1-2 mm de espesor.

A continuación, se analiza todo el perímetro del marco para detectar puntos de oxidación o superficies donde el metal haya podido quedar desnudo por las tareas de corte del cordón de adhesivo (el empleo de un equipo de inductores elimina este riesgo).

Para subsanar los puntos oxidados, es preciso lijar y cepillar la superficie hasta haber eliminado todos los restos de óxido. A continuación, se repintan las zonas que presenten daños y que no vayan a quedar por debajo del cordón de adhesivo. De este modo, se evita que aparezca oxidación. Seguidamente, se limpia la superficie con un desengrasante de uso general como TEROSON VR 20.

Dependiendo del tipo de adhesivo, también es necesario aplicar el imprimador TEROSON PU 8519 P en aquellas zonas dañadas o sin pintura del marco de la carrocería. También existen adhesivos para lunas que no requieren imprimación de agarre. Es importante no aplicar nunca la imprimación sobre áreas que estén oxidadas, ya que perderá su efectividad.

Por último, cabe recordar que si se va a tardar más de 2 horas en poner la luna nueva después de haber hecho este proceso, se debe aplicar el imprimador  sobre el cordón remanente y dejarlo secar unos 2-3 minutos.

3.- Preparación de la luna nueva con TEROSON VR 20

Primero, hay que limpiar de nuevo la luna con TEROSON VR 20. Después, es el turno de aplicar la imprimación TEROSON PU 8519 P con un hisopo aplicador en todo el contorno de la serigrafía cerámica y dejarla secar al menos 2-3 minutos. La imprimación se debe aplicar de una sola pasada, intentando que la capa sea lo más uniforme posible.

4.- Montar y centrar la luna

El primer paso es colocar los calzos de apoyo de la luna. Seguidamente, se prosigue con la colocación de dos ventosas dobles, una en cada lado de la luna, que sirvan de agarre para su posterior colocación.

Tras realizar estos pasos, se debe colocar la luna en su alojamiento y marcar la posición con cinta de carrocero. Posteriormente, hay que retirar la luna y colocarla sobre un caballete con la cara interior hacia arriba.

Es el momento de preparar la boquilla de aplicación que se coloca sobre el bote o salchicha de adhesivo. A continuación, se ha de aplicar un cordón sobre la luna (también se podría aplicar sobre el marco) con TEROSON 8597 HMLC, manteniendo la pistola en posición perpendicular. El cordón debe tener una anchura aproximada de 12 mm. Una vez colocado el cordón, se instala la luna en su posición en el marco de la carrocería y se ajusta, tomando como referencia la cinta de carrocero empleada anteriormente.

Una vez en su sitio, hay que golpear suavemente el perímetro de la luna con la palma de la mano, a fin de que el adhesivo se aplaste lo necesario para que la luna quede enrasada con el resto de la carrocería.

A continuación, se debe pulverizar agua desde el exterior y el interior del habitáculo en la zona del cordón para acelerar su curado y adhesión.

Una vez seco, se debe proceder a la comprobación de la estanqueidad. Para ello, se derrama agua por todo el perímetro exterior de la luna, a poder ser a alta presión, y se comprueba que no haya filtraciones hacia el interior. Si todo es correcto, ya se puede proceder al montaje de molduras, gomas y el resto de elementos desmontados.

La sustitución de lunas del coche es una tarea muy mecánica, pero que es necesario llevar a cabo de forma muy ordenada y minuciosa. Es la atención a los detalles lo que marca la diferencia entre un acabado normal y uno realmente profesional, y como profesionales, siempre buscamos el mejor resultado para los clientes.

New Call-to-action

Categorias: Carrocería y parabrisas