<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Cómo se arregla un parachoques descolgado?

Por Ruta 401

Saber arreglar un parachoques descolgado es básico para cualquier profesional del taller. Los parachoques que se montaban en los vehículos antiguos tenían como única misión soportar una serie de impactos muy concretos. Pero, hoy en día, los paragolpes cumplen también funciones estéticas, ya que se diseñan para estar totalmente integrados en la línea de la carrocería.

Esto hace que sean piezas de mayor tamaño, que se ensamblan y quedan ajustadas a otros componentes de la carrocería. Por ambos motivos, el paragolpes es una pieza susceptible de recibir impactos de distinto tipo, provocados por elementos de la vía pública que pueden parecer inofensivos como bordillos, farolas o baches.

Estos pequeños roces e impactos pueden modificar la posición de este componente y obligar al usuario a arreglar el parachoques descolgado para evitar daños de mayor gravedad y mejorar la estética de su vehículo.  

F1 parachoques

 

En primer lugar, se debe efectuar una limpieza exhaustiva del paragolpes con agua y jabón. Después se seca con aire a presión y se desengrasa toda la superficie con un desengrasante como TEROSON VR 20, a fin de eliminar cualquier resto de grasa, aceite o suciedad que pueda provocar defectos durante el proceso de pintado.

El siguiente paso es llevar a cabo un análisis de daños detallado para detectar cualquier tipo de anomalía o desperfecto en la pieza. Cada daño que se aprecie se debe señalar al momento con un marcador, para evitar que se pase por alto cuando se inicie la reparación.

Análisis exhaustivo del daño

Antes de iniciar cualquier tipo de reparación para arreglar un parachoques descolgado, es fundamental revisar detenidamente la zona afectada para determinar con exactitud el alcance del daño. Para ello, puede ser necesario desmontar los elementos que dificultan la visibilidad de la zona interior del paragolpes: rueda, guardafangos, etc.

A partir de aquí, se trata de mirar con detalle las piezas que permiten que el paragolpes quede sujeto y enrasado a la aleta, para detectar cualquier anomalía o rotura en la zona descolgada. Además, es conveniente verificar que otras partes del paragolpes, e incluso otras piezas como la guía, el soporte de fijación o el cubrecarter, se encuentran en buen estado, ya que la correcta sujeción del parachoques depende de que todos sus puntos de fijación se encuentren en perfecto estado.  

Cada daño que se aprecie se debe señalar al momento con un marcador, para evitar que se pase por alto cuando se inicie la reparación.

A continuación, se debe eliminar cualquier viruta y resto de material desprendido con la ayuda de una rasqueta. Así se evita que estos restos de material interfieran en los pasos posteriores.

Tras efectuar el análisis exhaustivo de los daños, previo a arreglar el parachoques descolgado, se puede llegar a una de estas tres valoraciones:

  • Todos los componentes que intervienen en la sujeción del parachoques se encuentran en buen estado.
  • Se han detectado uno o varios elementos dañados de los que se ensamblan con el paragolpes.
  • El parachoques presenta rotura en alguno de sus puntos de fijación.

¿Cómo reparar un parachoques?

Después se pasa a reparar los daños que se han identificado y marcado en el parachoques, teniendo en cuenta que el proceso de reparación se puede realizar utilizando masillas y adhesivos tradicionales o empleando adhesivos híbridos de última generación. En la siguiente tabla se aprecian las peculiaridades de ambos sistemas:

Productos de reparación tradicionales

Productos de reparación de última generación

- Los daños ocurridos sobre el parachoques (salvo las fisuras) se deben enmasillar con masillas específicas para plásticos, como TEROSON UP 250. Estas masillas se caracterizan por ser más flexibles y elásticas que las de poliéster o fibra de vidrio, y por tener un menor índice de porosidad.

- La reparación de fisuras se realiza con adhesivos de poliuretano específicos para plásticos

- Con esta clase de productos se puede reparar cualquier tipo de daño.


- Un ejemplo es  LOCTITE HY 4070 el adhesivo híbrido que repara prácticamente todo.

 

En este vídeo verás la reparación paso a paso de un paragolpes que presenta daños leves:

 

4 formas de arreglar un parachoques descolgado

Las formas de reparar un paragolpes descolgado dependen de los daños que se hayan detectado. Así, existen estas posibilidades:

  • Cuando no hay ninguna pieza dañada, solo hace falta recolocar y fijar el paragolpes descolgado.
  • Si existe deterioro o rotura de algún elemento, deberá sustituirse  antes de proceder a la colocación y fijación del parachoques.
  • Cuando el paragolpes presenta daños en alguno de sus puntos de fijación, se debe reparar dicho punto o sustituir el paragolpes.
  • En caso de que exista algún tipo de rotura, también se puede realizar una reparación temporal de emergencia. Esta opción es la menos indicada y la que nunca se recomienda si se pretende mantener la estética del vehículo y la resistencia original del parachoques. Pero puede ser una solución hasta que se pueda acudir al taller y arreglar el parachoques descolgado de una forma definitiva.

Proceso genérico para reparar un paragolpes descolgado

Por lo general, el proceso a seguir para arreglar un parachoques descolgado es el siguiente:

  • Desmontar los elementos que pueden interferir en la reparación y dificultar la visibilidad: rueda, guardafangos, etc.
  • Analizar la zona afectada y los elementos que se ensamblan sobre el parachoques para determinar con exactitud el alcance del daño.
  • Si existen piezas dañadas o rotas, proceder a su sustitución o remiendo. Para obtener el mejor resultado y reponer el estado original del paragolpes, se recomienda sustituir cualquier pieza deteriorada.
  • En caso de proceder a su remiendo, se pueden dar dos situaciones: que exista falta de material por rotura o que no. Cuando no existe falta de material, el paragolpes se fija a la pieza interior mediante tornillos de rosca chapa sin necesidad de taladrar, o con un taladro para colocar remaches o bridas. Sin embargo, cuando existe cierta falta de material, es necesario reconstruir el alojamiento del tornillo con métodos específicos de reparación de plásticos o fabricar una contrachapa que compense esta carencia. La contrachapa debe ser colocada interiormente siempre que se pueda, sirve de unión entre el paragolpes y la pieza interior y queda atornillada o remachada a ambos componentes.
  • Recolocar el paragolpes y todas las piezas que se ensamblan sobre él prestando especial atención al ajuste entre las piezas.
  • Fijar todos los componentes afectados por la reparación.

Por otro lado, también hay que tener en consideración la necesidad de aplicar imprimaciones de agarre para aumentar la adhesión de estos productos sobre el parachoques reparado. Para ello existen las versiones estándar, como TEROSON 150, o promotores de la adhesión especiales, como LOCTITE SF 770

Finalmente, una vez seque la masilla o el adhesivo, se procede a realizar un lijado del producto para dejar la superficie igualada y lisa antes de pintar el parachoques. Para daños de mayor envergadura, se puede iniciar el lijado con un grano P-120 y afinar hasta un P-240, pasando por un P-180. Los daños leves se pueden lijar directamente con un P-180 y afinar con un P-240. En cualquier caso, se debe aplicar una técnica de lijado adecuada que asegure un resultado óptimo. Tras el igualado de la superficie, el paragolpes pasa a la zona de pintura para ser revestido.

¿Cómo pintar un parachoques?

Antes de pintar un parachoques y darle el color y brillo originales, se deben aparejar todas aquellas zonas de la pieza donde existan daños. El aparejo es la pintura de fondo que sella la superficie y genera una buena base de aplicación para las pinturas de acabado. 

Para pintar un parachoques usando la técnica de aparejado, se lleva a cabo el siguiente proceso:

  • Enmascarar cualquier elemento de la pieza que se pueda pulverizar.
  • Tapar los pequeños defectos que puedan existir con masilla tapaporos o masilla putty.
  • Cubrir las zonas desnudas de plástico con una nueva capa de imprimación. 
  • Aplicar el aparejo, tras haber realizado la mezcla siguiendo las instrucciones del fabricante, siguiendo una técnica de aplicación óptima

Cuando haya secado el aparejo, se debe lijar con un grano P-400, para acabados monocapa, y llegar hasta un P-500 para acabados bicapa o tricapa. El resto de la pieza también se debe matizar para que la pintura se adhiera correctamente.

Una vez el aparejo esté lijado, el paragolpes se sopla con aire a presión, se lava y se desengrasa, quedando ya preparado para ser introducido en la cabina de pintado, en la que se pasa a pintar el parachoques de forma definitiva con las pinturas de acabado que le den el color y el acabado que tenía de origen. 

Conclusión

Arreglar un parachoques descolgado es una reparación usual, ya que es frecuente que esta pieza quede suelta o descolgada por pequeños impactos. En muchas ocasiones es suficiente con proceder a una recolocación y fijación del paragolpes. No obstante, pueden existir ciertos elementos rotos que dificulten el proceso. En estos casos, siempre se recomienda sustituir las piezas de fijación dañadas y arreglar el parachoques descolgado según los procesos y con los materiales plásticos homologados por el fabricante.

New Call-to-action

Categorias: Carrocería y parabrisas