<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Características de las pinturas en spray para coche

Por Ruta 401

La pintura en spray para coche es una alternativa a la pintura tradicional aplicada con pistola aerográfica. Aunque el formato de aerosol se ha popularizado para algunos tipos de pinturas, aparejos y otros productos, como los promotores de adherencia, el uso de la pintura en spray como pintura de acabado aún no está muy extendido en los talleres de carrocería.No obstante, la pintura en spray es una opción más para el taller, por lo que es interesante conocer todo lo que puede ofrecer.

F1 pinturas spray

Ventajas e inconvenientes de las pinturas en spray para coche

Las pinturas en spray tienen una serie de particularidades que definen su modo de uso y es fundamental conocerlo para obtener los mejores resultados. Así, en la siguiente tabla se recogen las principales ventajas e inconvenientes que presentan este tipo de pinturas:

Ventajas

Inconvenientes

El formato está diseñado para tratamientos o pintados rápidos (retoques o pintados de pequeñas superficies).

No es un formato válido para tratamientos o pintados de superficies amplias.

Se fabrican pinturas de acabado en spray con la calidad propia de productos de dos componentes o de un componente mejorado.

Las pinturas de acabado en spray (especialmente el barniz) ofrecen peores resultados a comparación con el resto de formatos disponibles.

Es un formato más cómodo de aplicar en determinadas situaciones de trabajo; por ejemplo: cubrir una calva de metal desnudo, imprimar una pequeña zona de plástico o aplicar antigravilla en una zona reparada.

Salvo los formatos mejorados, su resistencia mecánica, medioambiental y química es inferior y más limitada que las de los productos de dos componentes.

Reduce el tiempo de limpieza que se debe invertir cuando se aplican productos a pistola.

La capa seca resultante es de menor micraje, lo que dificulta los posteriores procesos de corrección de defectos y pulido.

Al suministrarse en botes de 400 ml, su coste de adquisición es menor.

Son más caros con respecto al formato en lata.

Se secan más rápidamente que los productos de dos componentes estándares.

Se consume antes debido a su formato de 400 ml.

 

Gama de pinturas en spray

Existen distintos tipos de pinturas en spray para coche diseñados con fines específicos y con diferentes calidades:

  • Pintura en spray de un componente o de 1K. Este tipo de pintura en aerosol es la más tradicional y común en el taller de carrocería y en la industria en general. Se trata de un producto que seca por contacto con el aire una vez que ha sido aplicado (secado físico). Esto permite su reutilización hasta agotar el aerosol. La resistencia mecánica, química y medioambiental que muestran estos productos es limitada, por lo que están indicados únicamente para trabajos de pintura sobre pequeñas superficies o retoques. No obstante, este formato ofrece buenos resultados en pinturas de fondo no expuestas a la intemperie, como los aparejos de retoque, los promotores de adherencia o, incluso, en pinturas de revestimientos gomosas, como los antigravillas.
  • Pintura en spray de 1K con cualidades mejoradas. Este tipo de pintura en aerosol es de una mayor calidad que la del punto anterior. Comparte características de aplicación y secado con las pinturas de un componente, pero aporta un mejor acabado y una mayor durabilidad. Un ejemplo de spray de 1K con cualidades mejoradas es el desarrollado para lacar las tulipas cuando se restauran los faros.   
  • Pintura en spray de dos componentes o 2K. Es la variante más recomendable de entre las pinturas de acabado en aerosol, ya que ofrece un acabado de mayor calidad y más duradero en el tiempo. El bote dispone de un accionador en la parte externa del mismo que, al pulsarlo, permite que los dos componentes del interior se mezclen antes de ser aplicados. Cabe destacar que el producto sobrante seca y, por tanto, no puede ser reutilizado en otra ocasión.

Las pinturas en spray más utilizadas en el taller de carrocería

Las pinturas en spray más empleadas en el taller de carrocería son aquellas diseñadas como productos de fondo y como revestimientos que no deben ofrecer un acabado con brillo de alta calidad:

  • Promotores de adherencia para plásticos, como TEROSON 150.
  • Aparejos de 1K para cubrir calvas que aparecen tras el lijado del aparejo de 2K.
  • Fondos para aplicación de determinadas pinturas especiales, como la de camaleón o la de efecto cromado.
  • Pinturas texturizadas para el pintado de plásticos rugosos.
  • Antigravillas, como TEROSON SB 3140,  para proteger los estribos bajo puerta de la carrocería.
  • Ceras de cavidades para conservar los huecos de la carrocería.
  • Barnices en aerosol para el lacado de piezas pequeñas o la realización de retoques en interiores.
  • Vinilos líquidos para el pintado de pequeños elementos, como llantas, molduras o tapas de retrovisor, por ejemplo.
  • Disolventes de integración para parches perdidos.
  • Esmaltes de color con o sin efectos.
  • Activadores para efectuar hidroimpresión.
  • Protección anticorrosiva de cinc, como LOCTITE SF 7800.

F2 pinturas spray

Precauciones a tener en cuenta al utilizar una pintura en spray

Para proceder a la aplicación de una pintura en spray, es importante seguir los siguientes pasos:

  • Determinar el cometido de la pintura en cuestión para ver si cumple con los mínimos de calidad y resistencia exigidos.
  • Seguir las indicaciones del fabricante en lo referido a la preparación del soporte (se debe finalizar el lijado con granos más finos), la aplicación (se aplica a unos 25 cm de la pieza, con la boquilla difusora y, en algunos casos, se recomienda cruzar las pasadas para obtener una cabado exento de ráfagas) y secado.
  • Mover el bote enérgicamente para obtener una buena homogeneidad de los distintos compuestos que forman el producto. Generalmente el fabricante recomienda dos minutos.
  • Atender a las peculiaridades de algunos aerosoles, como los promotores de adherencia que se deben aplicar en finas capas para que cumplan su función de forma efectiva.
  • Invertir el bote tras la aplicación, pulsar el atomizador y esperar a que deje de salir pintura. Con esto se consigue eliminar la pintura residual que ha quedado en el sistema de extracción para evitar que se obstruya, especialmente en el orificio del pulverizador.

Conclusión

Las pinturas en spray para coches han ganado protagonismo en los últimos años en el pintado de vehículos. Este formato se emplea principalmente para tratar superficies y efectuar pintados o retoques de pequeñas zonas, y, de entre las variedades disponibles, destinadas a trabajos de acabado, se recomienda utilizar las variedades de 1K con cualidades mejoradas o de 2K.

 

New Call-to-action

Categorias: Carrocería y parabrisas