<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Serigrafía del parabrisas: ¿cuál es su significado?

Por Ruta 401

iStock-990249558_opt PORTADA LUNA

Todas las lunas de parabrisas incorporan una serie de símbolos, logotipos, pictogramas y códigos alfanuméricos: la serigrafía del parabrisas. Esta identificación confirma, además de dar otra información, que la luna cumple con las normativas de homologación exigidas por la Unión Europea: Reglamento nº 43 de la Directiva 92/22/CEE, actualizada como 2001/92/CE.

El cumplimiento de la normativa implica que la luna es apta principalmente en los siguientes aspectos relacionados con la seguridad: 

  • En caso de rotura, se minimizan los daños ocasionados a los ocupantes del vehículo. (Desde 1983, las lunas del parabrisas deben ser vidrios laminados para evitar que el cristal se haga añicos o se desprendan porciones ante una rotura).
  • La luna resiste a los esfuerzos que se le transmiten al circular (presión, torsión, etc.).
  • La luna tiene una transparencia óptima para no interferir en la visibilidad.
  • En caso de vuelco, la luna cumple con una función estructural, ya que ayuda a evitar la deformación del techo.
  • Ante un impacto frontal, la luna juega un papel importante que consiste en resistir el impacto del airbag al ser activado y sometido a presión por el ocupante.
  • La luna debe soportar el posible efecto de agentes externos (inclemencias del tiempo, impactos, ruidos, etc.).

Significado de la serigrafía del parabrisas 

La serigrafía del parabrisas es imborrable y legible desde el exterior del vehículo. Puede variar en función de la marca del mismo, sin embargo, existen ciertos campos, como los de certificación, obligatorios para poder considerarse una luna homologada. No obstante, estos códigos de homologación pueden variar según el país de destino del vehículo.

DESCARGA TU GUÍA CON LAS CLAVES PARA PERFECCIONAR LAS TAREAS MÁS COMUNES EN EL  TALLER

A continuación, se muestra un ejemplo de serigrafía del parabrisas de una luna Mercedes Benz y se describe a qué corresponde cada parte:

serigrafia luna

 Ejemplo de serigrafía de parabrisas incluida en una luna Mercedes-Benz

  1. Marca del fabricante del automóvil, avalando que la luna está garantizada por la marca. 
  2. Tipo de vidrio. En este caso, el parabrisas es de vidrio laminado ordinario. 
  3. En el lateral izquierdo de la serigrafía del parabrisas, existe un código dentro de un círculo de 8 mm de diámetro que indica el país en el que se ha expedido la homologación (E1-Alemania, E2-Francia, E3-Italia, E4-Países Bajos, E5-Suecia, E6-Bélgica, E7-Hungría, E8-República Checa, E9-España, E10-Yugoslavia, etc.). 
  4. Código de homologación europeo según el tipo de cristal. En este caso, cumple con el Reglamento 43 con un número de homologación 011051.
  5. Código de fabricación según normativa americana.
  6. Nivel de transparencia del vidrio.
  7. El símbolo CCC indica que la luna está homologada para el mercado Chino. Después de este símbolo, se encuentra el código de homologación para el mercado Chino.
  8. Empresa fabricante de la luna del parabrisas, en este ejemplo, AGC Automotive, uno de los principales fabricantes de lunas para el sector de la automoción.
  9. Símbolo que indica que la luna está certificada según el sistema de seguridad de Corea del Sur.
  10. Homologación acreditada por el laboratorio Inmetro para el mercado brasileño.
  11. Identificación interna del fabricante del vidrio relacionada con la trazabilidad del producto (no existe una codificación universal establecida). En este caso, el 19 marca el año de fabricación y los puntos indican el mes (enero).

fechas lunaTras el mes y el año, algunos fabricantes incorporan el día o semana de fabricación.

Tipos de lunas en el mercado

Los avances tecnológicos que tienen lugar en todos los campos de la automoción no dejan de lado la tecnología de las lunas de parabrisas. Día tras día, las necesidades del mercado hacen que se desarrollen nuevas prestaciones en los vehículos y obligan a la aparición de nuevos modelos de lunas, más evolucionadas y con más funciones.

Por ello, la diversidad de simbologías que pueden incluir las serigrafías del parabrisas es muy variada. Algunos vidrios llevan incluidos pictogramas especiales que indican, por ejemplo: el tipo de aislamiento acústico, si es un vidrio con tonalidad ajustable, la existencia de antena integrada, si incluye circuitos térmicos impresos o, por el contrario, es un vidrio con tecnología de micro hilo calefactable, si es antirreflectante o hidrófugo, si es de seguridad, si dispone de algún sistema contra el robo, etc.

Principalmente, durante estos últimos diez años, ha sido el desarrollo de los nuevos sistemas de ayuda a la conducción (frenada de emergencia, asistencia de mantenimiento de carril, control de crucero inteligente, etc.) el que ha obligado al desarrollo de nuevos tipos de lunas. Estos sistemas de ayuda exigen la incorporación de cámaras, sensores y antenas en las lunas. 

El último sistema de ayuda extendido ya en la mayoría de modelos de última generación es el HUD (Head Up Display). En el caso de contar con un HUD que proyecta la información directamente sobre el parabrisas, se exige la instalación en el vehículo de una luna especial que debe incorporar un tratamiento polarizador específico para “capturar” la luz proyectada y conseguir mostrarla con nitidez y sin reflejos.

Conclusión

La luna del parabrisas juega un papel fundamental en la seguridad que aporta el vehículo a sus ocupantes. Por ello, es fundamental que, ante la necesidad de sustitución de la luna, se instalen productos certificados por la marca para el vehículo en cuestión.

Los técnicos de taller de lunas, gracias al número de bastidor o VIN, pueden identificar la luna certificada por la marca en cada caso.

Aunque pueden localizarse en el mercado lunas homologadas “compatibles”, estas pueden tener una desviación en términos de resistencia y visibilidad o no incluir todas las características o funciones que contiene el parabrisas original. Por ello, es aconsejable, en la medida de lo posible (y sobretodo en vehículos de última generación equipados con la última tecnología en sistemas de ayuda a la conducción), instalar lunas de parabrisas originales. Una luna original no solo está homologada por el fabricante si no que, a diferencia de algunas de la competencia, garantiza el correcto funcionamiento de los sistemas del vehículo que dependen de alguna característica o integración en el cristal. Para asegurar que la luna es la adecuada, comprobar la información de la serigrafía del parabrisas puede ser de gran utilidad. 

New Call-to-action

Categorias: Carrocería y parabrisas