<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Reparaciones de emergencia con LOCTITE SI 5075

Por Ruta 401

iStock-1256884610 portada LOCTITE SI 5075

La capacidad de un taller para dar respuesta rápida ante una reparación de emergencia es una cualidad que puede ayudarle a diferenciarse clara y positivamente de su competencia. Aportar soluciones ágiles y fiables cuando un cliente lo necesita suele convertirse en una vía de atracción, y LOCTITE® SI 5075 puede ser un gran aliado en estos casos. 

Y es que marcas como LOCTITE trabajamos a diario en el desarrollo de productos técnicos que ofrezcan a los talleres mecánicos soluciones rápidas ante reparaciones de urgencia, como el recién mencionado LOCTITE® SI 5075. ¿Qué más puede decirse sobre este consumible y lo que puede hacer por el taller?

[Guía gratuita] Preparación de fondos en la reparación de carrocerías ¡No te  pierdas ni un detalle!

LOCTITE® SI 5075 es una cinta autovulcanizante multiusos, de silicona y sin adhesivo, que sella y aísla de forma instantánea. Es muy resistente (es capaz de soportar 50 kg/cm² o 700 psi a tracción) y se estira hasta 3 veces su tamaño. Otra de sus ventajas es que soporta la radiación UV y el contacto con medios aceitosos y corrosivos. Además, gracias a su amplio rango térmico operativo (desde -54 °C hasta 260 °C), puede utilizarse en instalaciones en las que las temperaturas sean extremas. También ofrece una buena resistencia eléctrica (hasta 15 kV/mm o 400 vpm).

Todas estas características hacen que se trate de una cinta idónea para realizar reparaciones de emergencia en gran variedad de sustratos, ya que no se adhiere a estos. Especialmente, es eficaz para reparaciones temporales en tuberías flexibles y mangueras, ¿pero en qué otras operaciones puede utilizarse?

Reparaciones de emergencia habituales con LOCTITE SI 5075

Algunas de las reparaciones más habituales que pueden realizarse con LOCTITE® SI 5075, a modo de solución temporal, son las siguientes:

  • Reparación de fugas en el tubo de escape. Los impactos y la corrosión provocada por las emisiones del motor son causas habituales del deterioro del tubo de escape. Una fuga en el sistema de escape puede ocasionar una pérdida de rendimiento del motor. Con LOCTITE® SI 5075 puede sellarse eficientemente la fuga, cosa que permite una reparación ágil y efectiva.

  • Reparación del aire en latiguillos de la suspensión neumática. En ocasiones, las tuberías de la suspensión neumática no llegan a ser estancas al 100%, con lo cual pierden presión y provocan una avería en el sistema. Sellar la fuga con LOCTITE® SI 5075 puede ser una alternativa rápida para solucionar provisionalmente y de forma fiable el problema y, de este modo, proporcionar el tiempo necesario para gestionar la entrega de un nuevo recambio. Con esto, además, se le ofrece una reparación con garantías al cliente para que pueda llegar a su destino.

  • Reparación de los manguitos del filtro de combustible. Ya sea por temperatura o por exceso de flexión, las grietas en los manguitos del filtro son una avería común. Una reparación eficaz en este caso es estanqueizar la grieta con LOCTITE® SI 5075 para conseguir un funcionamiento adecuado del sistema de combustible.

  • Reparación del cableado eléctrico de los inyectores. Un cableado de los inyectores en mal estado puede ocasionar graves problemas en el funcionamiento del motor. Este puede dañarse por diversas situaciones pero, por lo general, el problema suele deberse al ataque químico que puede provocar el aceite del motor en motores bomba-inyector. LOCTITE® SI 5075, gracias a su capacidad para aislar eléctricamente, es una solución de emergencia adecuada para recubrir cables cuya envoltura se haya dañado.

  • Reparación de la tubería del líquido refrigerante. El paso del tiempo, así como los excesos de presión, hacen que las tuberías del líquido refrigerante se vean afectadas y presenten microfisuras. Gracias a productos como LOCTITE® SI 5075 se pueden conseguir reparaciones inmediatas que permiten entregar el vehículo a su propietario con mayor rapidez.

  • Reparación de los latiguillos del líquido de frenos. Existe la posibilidad de que los latiguillos de freno se agrieten o cuarteen, fundamentalmente, por estar muy expuestos a los agentes externos y a altas presiones. En numerosas ocasiones, conseguir el recambio necesario lleva algún tiempo, pero con LOCTITE® SI 5075 se pueden realizar reparaciones fiables rápidamente.

Modo de empleo de LOCTITE SI 5075

Antes de utilizar este producto, hay que tener en cuenta que, si se va a sellar una tubería, debe cerrarse antes la presión de la misma

Por otro lado, aunque siempre es adecuado limpiar el área sobre la que se va a aplicar cualquier tipo de producto, como LOCTITE® SI 5075 es una cinta que se funde sobre sí misma y no se adhiere a ninguna superficie, puede utilizarse sin una limpieza previa de la zona y, por ello, es una elección idónea para solventar fugas en lugares de difícil acceso.

Con lo anterior en mente, estos son los pasos a seguir al utilizar LOCTITE® SI 5075

  1. Separar el producto del recubrimiento protector. 
  2. Presionar un extremo de la cinta sobre el sustrato o pieza a reparar y comenzar a rodearla.
  3. Aplicar la cinta de silicona sobre el área a reparar asegurando cierta tensión. 
  4. Para conseguir un sellado óptimo, solapar la cinta dos tercios. 
  5. Acabar solapando el extremo final sobre la última vuelta. 

Conclusión

Ante una reparación de emergencia, no solo prima la rapidez; la fiabilidad de la operación también es fundamental y, por ello, siempre deben emplearse productos de alta calidad como LOCTITE® SI 5075. Este tipo de productos ofrecen las máximas garantías al taller mecánico y esto ayuda a que la confianza de los clientes aumente. En un mercado tan competitivo, el mínimo detalle puede ser clave para marcar la diferencia y asegurar que el negocio sea viable.

guia_sobre_la_preparacion_de_fondos_en_la_reparacion_de_carrocerias

Categorias: Reparación mecánica