<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Presente y futuro de los faros adaptativos

Por Ruta 401

Los sistemas de faros adaptativos se conocen con las siglas AFL (Adaptative Forward Lighting). Se trata de una tecnología que forma parte de la seguridad activa del vehículo, ya que permite variar la dirección e intensidad de iluminación de las ópticas delanteras. Lo hace de manera automática, en función de los condicionantes que intervienen en la conducción. ¿Quieres saber más al respecto?

faros adaptativos

Cómo funcionan los faros adaptativos

El principio de funcionamiento de los faros adaptativos consta de dos grandes partes. Por un lado, la captación de parámetros mediante cámaras y sensores. Por el otro, la respuesta y ajuste de estos parámetros mediante una unidad de control. Esta unidad procesa los datos y ordena los cambios necesarios sobre el sistema de iluminación.

VER TODOS LOS POSTS SOBRE MECÁNICA

Los parámetros que capta el sistema para poder dar una respuesta adaptada dependen de la sofisticación de la tecnología instalada en cada vehículo. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Velocidad de la marcha
  • Ángulo de giro
  • Nivelación del vehículo
  • Cantidad de luz (natural o artificial)
  • Condiciones meteorológicas (como la neblina o la lluvia)

En cuanto a las ventajas que ofrecen los faros adaptativos, estas son las principales:

  • Evitan deslumbramientos sobre los vehículos que circulan en sentido contrario.
  • Permiten una visión más clara de los límites de la calzada en una curva cerrada, gracias a que se giran hacia el interior de la curva.
  • Evitan el mal alineamiento de los focos por parte del conductor.
  • Hacen posible el alineamiento automático tras un cambio en el entorno que afecte a la visibilidad durante la conducción.

El origen de la tecnología AFL

La tecnología AFL fue desarrollada y patentada por General Motors, aunque pronto fue abierta a otras marcas. De hecho, el primer vehículo que incluyó esta prestación fue el Opel Signum, en 2003. Este incorporaba una iluminación dinámica en curvas, para intersecciones y giros cerrados, con faros xenón. Además, contaba con un modo de iluminación para la circulación en autopistas. Cuando se circulaba en línea constante a velocidades cercanas a los 120 km/h, el haz de luces cortas se elevaba automáticamente para mejorar la visión a larga distancia.

Desde su primera incursión en el mundo automotriz, los sistemas de faros adaptativos han evolucionado enormemente. De versión en versión, se han ido añadiendo mejoras considerables. Algunos ejemplos son la adaptación a funciones de giro o inclinación, las mejores respuestas ante el posible deslumbramiento a otros vehículos y la combinación con nuevas tecnologías de iluminación (especialmente xenón y LED).

Las principales tecnologías de iluminación en vehículos

El concepto de faros adaptativos ha sido incluido en las nuevas tecnologías de iluminación que se han ido desarrollando a lo largo de los años. Actualmente, las más comunes son las siguientes:

  • Faros xenón o bi-xenón adaptativos 

La tecnología xenón consiste, básicamente, en bombillas rellenas de un gas con propiedades luminosas, el gas xenón. Estas bombillas incorporan dos electrodos en cada uno de sus extremos. Al hacer pasar corriente eléctrica entre ellos, se consigue generar una luz blanca brillante. En comparación con las luces halógenas, estos faros producen una luz más potente y más parecida a la natural y tienen mayor duración. 

Los faros bi-xenón utilizan un único faro tanto para las luces de cruce como para las de carretera. El cambio de una opción a otra se realiza a través del ajuste del ángulo de luz y el bloqueo de ciertas zonas del haz mediante reflectores y protectores. La tecnología adaptativa en faros xenón juega también con estos reflectores y protectores para adaptar la luz a las necesidades de la conducción.

  • Faros LED adaptativos

La tecnología LED se basa en pequeños diodos que emiten luz cuando son atravesados por una corriente eléctrica. Los focos LED se componen de distintos segmentos (grupos) de diodos y reflectores con distintos niveles de luminosidad. Los sistemas LED ofrecen grandes ventajas frente a otros sistemas de iluminación en términos de consumo de energía y de respuesta de encendido.

La opción adaptativa de estos faros funciona activando o desactivando segmentos de forma independiente. Cuantos más elementos LED contenga el faro, más precisa y suave es su adaptación a las necesidades de iluminación. 

  • Faros LED matriciales

Estos están compuestos por una matriz de LEDs que se encienden o apagan de forma independiente en función de las necesidades visuales. Se trata de unos faros adaptativos que han sido revolucionarios en lo referente al anti-deslumbramiento. Esto se debe a que, ante la aproximación a un vehículo, el sistema “recorta” el perfil del coche del área iluminada para no deslumbrarlo.

El futuro de los faros adaptativos 

La tecnología de iluminación de los coches está en constante desarrollo. El objetivo es claro: minimizar la fatiga visual que produce la conducción nocturna y en carreteras mal iluminadas. Con ello, se busca potenciar la seguridad activa del vehículo.

Marcas pioneras en este sector dan pistas de lo que podría estar por venir en lo que a faros adaptativos se refiere:

  • Faros predictivos inteligentes que anticipan el trazado de la carretera gracias a que operan con el GPS. Si se circula por un tramo sin datos de localización, el sistema emplea otros captadores de información como cámaras o sensores. 

  • Faros capaces de proyectar imágenes alrededor del vehículo.
  • Faros adaptativos con tecnología avanzada para detectar usuarios vulnerables, como peatones o ciclistas. Una vez los ha localizado, los faros responden dirigiendo la luz hacia esos cuerpos con la suficiente antelación para que el conductor los vea. Así, puede esquivarlos o frenar. 

Conclusión

Los faros adaptativos son un equipamiento importante para la seguridad activa del vehículo. Tanto los faros xenón como los LED tienen la opción de contar con esta tecnología inteligente que permite una conducción más segura cuando la iluminación no es adecuada. Su utilidad e importancia hacen que se trate de una tecnología en constante evolución que, como profesional del taller, te conviene conocer. 

New Call-to-action

Categorias: Mecánica