<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Los problemas más frecuentes que se dan en el filtro de combustible

Por Ruta 401

El filtro de combustible es una parte esencial de los vehículos, tanto en motores diésel como gasolina. Es así porque es el encargado de mantener y asegurar el buen funcionamiento del motor. Se trata de una malla de protección que evita que las impurezas y residuos del combustible lleguen al circuito de inyección del automóvil, a la bomba de presión, al circuito de alimentación o a los inyectores

Por eso, es muy importante hacer un mantenimiento regular del vehículo y comprobar este filtro en cada revisión. Mantener el filtro de combustible en condiciones óptimas alargará la vida útil del motor. ¿Quieres saber más sobre esta pieza y sus problemas más habituales? A continuación, te lo contamos.

Filtro de Combustible

¿Por qué se obstruye el filtro de combustible?

El filtro de combustible se obstruye, esencialmente, por la presencia de partículas sólidas en el combustible. Cuando estas partículas se acumulan en el conducto, impiden la correcta circulación del combustible y se generan anomalías en el sistema de inyección. Esto puede llegar a afectar a los inyectores o a la bomba de presión. Así, se trata de un mal funcionamiento que puede derivar en averías graves y costosas.

¿Cómo desmontar y montar un motor desde cero? Guía paso a paso

¿Limpiar el filtro de combustible o sustituirlo?

Si un filtro de combustible está obstruido o sucio, la opción más recomendada es cambiarlo. No es aconsejable su limpieza. Por un lado, porque eliminar todas las incrustaciones microscópicas es una tarea muy dificultosa y, por el otro, porque se corre el riesgo de dañar el filtro. Al fin y al cabo, este componente consta de unas finas y delicadas capas de papel. 

Además, su reducido precio (habitualmente, entre 10 y 50 €) es otro motivo de peso para descartar su limpieza. Por lo tanto, la sustitución periódica del filtro de combustible debe ser una tarea integrada en el programa de mantenimiento del vehículo. Lo que no hay es una opinión homogénea sobre la frecuencia ideal de cambio de este filtro. Muchos fabricantes lo recomiendan hacer cada 60.000 kilómetros, no obstante, un cambio de filtro cada 30.000 kilómetros, a lo sumo, es la mejor elección.

Si existen dudas sobre la eficacia del filtro de combustible, para poder determinar con garantías si debe ser sustituido o no, es posible desmontarlo para que se pueda comprobar la cantidad de aire que es capaz de filtrar.

Tras la sustitución de este filtro, es importante asegurar que el sistema de inyección esté libre de atrapamientos de aire. Así se va a mantener la presión del combustible continua y el rendimiento óptimo del motor. Para asegurar este paso se debe purgar el circuito tras verificar que los conductos de combustible y los sensores están adecuadamente conectados.

 

Drenaje del filtro de combustible en vehículos diésel

En el caso particular de algunos vehículos diésel, también es necesario drenar el filtro de combustible regularmente. Los motores diésel, a diferencia de los de gasolina, generan condensación, que puede llegar al depósito de combustible. El agua es muy peligrosa, ya que puede causar oxidación y corrosión, es capaz de contaminar los lubricantes y puede dañar el sistema de inyección.

Este problema es el motivo por el que los filtros diésel incorporan un depósito de drenaje. El filtro de combustible recoge el agua y evita que penetre en la inyección. 

Algunos filtros ofrecen la posibilidad de ser drenados. En estos casos, esta tarea también debe realizarse periódicamente como parte del mantenimiento del vehículo. Dependiendo del modelo de coche, el intervalo de drenaje puede situarse entre los 20.000 y los 60.000 km. Aunque lo cierto es que cada estilo de conducción puede requerir de una periodicidad distinta. 

Otros modelos de filtro se saturan y deben ser reemplazados.

Síntomas de filtro sucio u obstruido

Si el filtro de combustible está sucio u obstruido, la presión de suministro de carburante va a ser irregular y a afectar, principalmente, al consumo y a la potencia del motor en altas revoluciones. 

Una avería en el filtro de combustible puede ocasionar los siguientes síntomas:

  • Ruido del motor. Un filtro sucio va a provocar un ralentí irregular. Esto se va a percibir, principalmente, al arrancar y al ralentí.
  • Dificultad de arranque. Un filtro de combustible obstruido puede llegar a cortar el flujo de este líquido, con lo que al coche le puede costar arrancar. Es probable que no arranque si la obstrucción es total, pero antes de llegar a esta situación, se va a apreciar que el vehículo tarda más de la cuenta en arrancar y también es probable que se perciba un olor fuerte a combustible o que expulse excesivo humo por el escape.
  • El coche se para a bajas revoluciones o al ralentí. Esta situación puede deberse a que no esté llegando el suficiente combustible al motor o bien al hecho de que esté llegando contaminado. Este problema suele ocurrir con más frecuencia si el vehículo ha estado detenido durante un periodo largo de tiempo. En estos casos, el combustible se deteriora y, cuando vuelve a circular hacia el sistema de inyección, arrastra impurezas.
  • Problemas en el rendimiento y la aceleración. Tal vez sea el síntoma más significativo y notorio. Un filtro de combustible deteriorado va a provocar incrementos y descensos de potencia intermitentemente, debido a que la presión de combustible que llega al motor no es suficiente. El problema se va a hacer patente en las situaciones de adelantamiento, cuando se le exija potencia al motor.
  • Aumento del consumo de combustible.  Esta situación se debe a lo que se acaba de mencionar. Al percibirse una pérdida de potencia, se estiran las marchas para exigir más aceleración al motor y, por consiguiente, aumenta el consumo.

Conclusión

Un filtro de combustible sucio u obstruido puede provocar graves averías en el sistema de inyección, ya que el flujo de carburante no es apropiado o arrastra impurezas. Por ello, es fundamental cumplir con los tiempos de sustitución marcados por el fabricante. Además, ante cualquier síntoma que pueda denotar un problema en el componente, te recomendamos verificar su estado para garantizar un funcionamiento óptimo y eficiente del motor. 

Suscríbete a nuestro Blog y a las últimas novedades de LOCTITE TEROSON

 

New Call-to-action

Categorias: Aplicaciones