<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Formación de juntas de sellado con LOCTITE SI 5910

Por Ruta 401

Las juntas de sellado son elementos elásticos que se intercalan entre dos componentes mecánicos para posibilitar un montaje y ajuste estanco del conjunto que permita el buen funcionamiento del órgano mecánico en cuestión. Las juntas de sellado se clasifican en dos tipos: precortadas o convencionales y líquidas o para la formación de juntas de sellado in situ, como LOCTITE SI 5910.

LT_SI-5910-100ml (1)

Por qué utilizar formadores de juntas en lugar de juntas precortadas

Los formadores de juntas líquidos destacan por su mayor versatilidad y capacidad de sellado, ya que se adaptan a la forma de la superficie y compensan los pequeños desniveles y anomalías. Además, forman una unión íntima con los sustratos ensamblados, algo que no sucede con las juntas, que únicamente sellan por compresión, como las precortadas.

VER TODOS LOS POSTS SOBRE MECÁNICA

Otras ventajas que ofrecen los formadores de juntas líquidas, como LOCTITE SI 5910, son estas:

  • Son capaces de soportar y distribuir de forma más uniforme las cargas, las tensiones y las vibraciones que se generan con el funcionamiento del motor y de sus sistemas auxiliares. Esto permite que se pueda aumentar la capacidad de transmisión de carga en componentes giratorios.
  • Se pueden utilizar en cualquier vehículo, ya que no vienen precortadas con una forma concreta y se pueden formar en el mismo momento de la intervención. Esta circunstancia, además, permite reducir los costes de inventario. 
  • Presentan una buena resistencia química, por lo que no son sensibles a los combustibles (en el caso de los anaeróbicos) ni a los líquidos refrigerantes.
  • Soportan mejor el calor y toleran en mayor medida la dilatación característica de los metales utilizados en la fabricación de motores, especialmente del acero y del aluminio.
  • Aportan protección anticorrosiva debido a sus óptimas prestaciones de sellado.
  • No desprenden durante su curado componentes ácidos que puedan oxidar las superficies metálicas a sellar.
  • Son neutras y de muy baja volatilidad, por lo que son compatibles con los sensores lambda de los catalizadores.

Aplicaciones y peculiaridades de LOCTITE SI 5910

Los principales lugares de aplicación de LOCTITE SI 5910 son los siguientes:

  • Las uniones mediante bridas flexibles de baja resistencia en ensamblajes de piezas metálicas o plásticas.
  • La tapa del sistema de distribución.
  • El cárter de aceite.
  • Las cajas de registro de las cajas de cambio.
  • El cuerpo del termostato.
  • La tapa del diferencial.
  • Las conexiones del circuito de refrigeración con el bloque motor.
  • La bomba de agua.

Loctite5910 JPG   Loctite5910  2 JPG

A parte de las características generales que presenta cualquier formador de juntas de calidad, LOCTITE SI 5910 se caracteriza por ofrecer los siguientes beneficios adicionales:

  • Es de base silicona, lo que le confiere las ventajas propias de este material (elasticidad, capacidad de absorción de impactos y de cambios dimensionales, alta resistencia térmica y medioambiental, etc.).
  • Muestra resistencia a aceites y a los movimientos de la junta, lo que asegura la estanqueidad en sustratos y situaciones más complejas.
  • Rellena holguras de hasta 1 mm.
  • Dispone de una elevada tixotropía para reducir el desplazamiento del líquido tras su aplicación, lo que le permite una elevada resistencia, una pronta capacidad de sellado y baja energía para dosificar el material. 
  • Está disponible en tubo de dosificación manual o en envase para ser extruido con pistola de un émbolo. 

Cómo aplicar LOCTITE SI 5910

El proceso de aplicación de LOCTITE SI 5910 es el siguiente:

  • Verificar la compatibilidad de este formador de juntas con el trabajo que se va a realizar. Existen otros formadores de juntas, como LOCTITE 518 Roller Pen con aplicaciones distintas.
  • Desengrasar la superficie con un limpiador como TEROSON VR 20 o LOCTITE SF 7063. Con ello se garantiza la durabilidad y la buena adhesión de la junta formada.
  • Realizar una prueba de aplicación para determinar la cantidad de producto que se va a colocar sobre las caras de unión. Hay que tener en cuenta que la aplicación de una cantidad excesiva provoca un rebosamiento del producto.
  • Aplicar sobre uno de los asientos la cantidad de LOCTITE SI 5910 que se haya establecido en el paso anterior.
  • Ensamblar el conjunto y colocar la tornillería necesaria, empleando el par de apriete adecuado en cada caso. Apretar en exceso los tornillos provoca que el formador de juntas rebose en exceso y le resta capacidad de sellado.
  • Limpiar el exceso de sellador con un desengrasante como TEROSON VR 20. 
  • Acelerar el proceso de curado rociando la junta con agua.
  • Una vez curado, comprobar que la unión sea estanca. Además, hay que tener en cuenta que la brida no puede ser sometida a esfuerzos severos hasta que su proceso de curado se haya completado totalmente.

Conclusión

La formación de juntas con selladores líquidos de aplicación in situ en el mismo momento de proceder al montaje es una operación consolidada en la reparación mecánica de algunos de los componentes del vehículo. Estos productos ofrecen un sellado más eficiente y efectivo que las juntas precortadas. Además, al escoger LOCTITE SI 5910, la brida de unión obtenida va a mostrar una óptima resistencia al aceite, una elevada tixotropía que reduce la dispersión del líquido y una capacidad de relleno de hasta 1 mm. 

New Call-to-action

Categorias: aplicación, Sellado, Reparación mecánica