<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Consejos a seguir antes de restaurar motos antiguas

Por Ruta 401

Restaurar motos clásicas es uno de los muchos trabajos que se pueden desempeñar en un taller. Pero, para ello, es importante respetar algunos pasos previos. ¿Quieres algunos consejos? En este post te recomendamos algunos pasos que deberías seguir antes de restaurar una moto antigua.

motos-antiguas.jpg

¿Qué hay que tener en cuenta antes de restaurar una moto?

Como paso previo antes de adquirir una moto para restaurar es necesario comprobar que todos los documentos estén en regla y que el número de chasis coincida con el que figura en los papeles. En caso de duda se puede acudir a la sede de tráfico más cercana y solicitar un informe del vehículo. Si la moto es del 1960 en adelante nos darán el informe en el acto, de lo contrario puede ser que tarde bastante más tiempo o incluso que no sea posible conseguirlo. Con el informe se puede saber cuántos cambios de nombre ha tenido la moto, características técnicas, datos de matriculación, datos de seguro, historial de inspecciones técnicas, historial de bajas, etc.

DESCARGAR GUÍA SOBRE LA GESTIÓN DEL TALLER DE MOTOS

Por otro lado, para restaurar una moto antigua hay que tener claro cuál es su estado, qué problemas presenta, qué piezas fallan, si son originales, si se trata de recambios de otros modelos, etc. Estos son los componentes principales que hay que revisar:

  • Motor. Sería interesante intentar arrancarla, aunque muchas veces esto no es posible porque algunas motos antiguas llevan mucho tiempo paradas. Si al intentar ponerla en marcha la pata de arranque está bloqueada o demasiado floja, puede ser indicativo de que el motor no está en buen estado
  • Transmisión. Es básico saber qué tipo de caja de cambios lleva la moto: si la transmisión es primaria,  si lleva embrague multidisco bañado en aceite, monodisco en seco, embrague centrífugo de zapatas, etc; si lleva transmisión secundaria es necesario revisar el piñón, la corona o la cadena, ya que son los componentes que más se oxidan y que más pueden sufrir con el paso del tiempo.
  • Electricidad. La mayoría de motos clásicas no tienen batería, y la electricidad suele ser suministrada directamente por el alternador (en las más antiguas por una dinamo) y un regulador de corriente. Este es otro de los dispositivos que hay que revisar, junto con el regulador. Si la moto lleva batería será una de las piezas que habrá que cambiar con toda seguridad.
  • Neumáticos. Lo más probable es que haya que sustituirlos, sobre todo si la moto ha estado mucho tiempo parada. No hay que olvidar que la Asociación Europea de Fabricantes de Neumáticos afirma que se debe reemplazar por uno nuevo cualquier neumático de moto con más de 10 años desde su fecha de fabricación. Es cierto que diez año es bastante tiempo para un neumático y que los fabricantes suelen recomendar revisarlo y cambiarlo a partir de los 5 años de uso. A pesar de ello, hay que tener en cuenta que la vida útil real de un neumático depende de diversos factores como las condiciones de uso o climatológicas a las que ha sido sometido. Esto hace que establecer un tiempo concreto de caducidad sea algo difícil. Otra forma de matizarlo podría ser que el neumático se ha de sustituir cuando su dibujo ha llegado al límite legal (1,6mm), cuando presenta desgastes anómalos, cuando empieza a cristalizar o cuando presenta degradación, daños en los flancos, o algún tipo de anomalía.
  • Tornillería. Lo más probable es que a la hora de proceder al desmontaje haya que seccionar tornillos, ya que estarán bloqueados debido al óxido, o simplemente se partirán al intentar aflojarlos. Así que habrá que sustituir todas las tuercas y tornillos por otros nuevos.

Para ver cuál es el estado de todos estos componentes de la moto, lo mejor es desmontar y desarmar la moto por completo. Es recomendable realizar anotaciones de todo el proceso y tomar fotografías de los pasos que se van llevando a cabo. De esta forma se puede ver la evolución del trabajo, lo cual puede servir de guía a la hora del montaje.

Antes de empezar a trabajar es conveniente quitar los restos de suciedad e impurezas con un buen desengrasante como LOCTITE SF 7840. También es importante contar con un espacio adecuado donde se pueda trabajar bien, que incluya una mesa elevadora y donde estén al alcance todas las herramientas necesarias. Y, por supuesto, es imprescindible respetar todas las medidas de seguridad y utilizar los equipos de protección individual pertinentes.

¡Un último consejo!: disponer de los manuales de la moto en cuestión puede ser de gran ayuda. Si no aparecen en Internet, seguro que la misma marca o casas especializadas en restauración de motos clásicas disponen de algunos ejemplares.

Y si tienes un taller de coches y te estás planteando reparar también motos, no te pierdas nuestro artículo “¿Reparar motos puede ser una opción para tu taller de coches?”.

tutoriales-centro-de-recursos

Categorias: Tratamiento metales