<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Manipular productos químicos en el taller: ¡ten cuidado!

Por Ruta 401

La toma de precauciones es vital para reducir los riesgos inherentes al trabajo en el taller. Una de las tareas que mayor riesgo implica en el trabajo de un mecánico es la manipulación de productos químicos.  

manipulacion de productos quimicos

Por eso hay que saber cómo se debe trabajar con ellos de forma segura. Los principales productos químicos que te puedes encontrar en el taller son:

  • Combustibles y disolventes.
  • Pinturas y masillas.
  • Productos de limpieza de carrocería.
  • Líquidos hidráulicos y refrigerantes.
  • Sprays.
  • Aceites.
  • Grasas lubricantes.
  • Ácidos de batería.
  • Gases.
  • Adhesivos.

Las lesiones por la incorrecta manipulación de productos químicos en el taller son uno de los problemas más graves a los que te puedes enfrentar. Es importante conocer los riesgos y cómo prevenirlos. Veamos los principales accidentes que podrían ocurrir por una incorrecta manipulación de productos químicos en el taller y los elementos de prevención que puedes aplicar.

 GUÍA GRATUITA SOBRE LA SEGURIDAD EN EL TALLER

 

Proyección de partículas, derrames o vertidos

Se pueden producir por el trasvase de productos químicos, por un mal almacenamiento o el uso y manipulación incorrecta de aceites, refrigerantes o líquidos de freno. Para evitarlo:

  • Para el trasvase de líquidos utiliza elementos auxiliares (como bombas de vacío)
  • Almacena los productos químicos en lugares bien ventilados, señalizados y, a ser posible, en su envase original.
  • Exige siempre a los fabricantes las fichas de seguridad de los productos.
  • Ten en el taller lavaojos e incluso duchas de emergencia.
  • Utilizar los EPIs homologados necesarios.

 

Ingestión

La ingestión se produce por salpicaduras que van a parar a la boca del operario. Menos frecuente, aunque probable, es la ingestión directa, sobre todo por un mal etiquetado. Las medidas de prevención son sencillas:

  • No realizar trasvases de productos químicos a un recipiente para alimentos o bebidas.
  • No utilizar la boca para succionar a la hora de realizar trasvase de líquidos.
  • Utilizar los EPIs homologados necesarios.
  • No beber ni comer mientras se trabaja con productos químicos.
  • Lavarse las manos una vez acabado el trabajo antes de realizar otra actividad.

 

Incendios y explosiones

La falta de orden y limpieza, no almacenar los productos químicos adecuadamente o producir chispas cerca de productos inflamables son fuentes de riesgo de incendio. Especial atención se debe prestar al realizar trabajos de soldadura, observa que no haya productos químicos cerca. Para evitarlo:

  • Mantén el taller limpio.
  • Utiliza sistemas de extracción y ventilación para limpiar el polvo en suspensión y los gases inflamables.
  • Cierra enseguida los recipientes de pintura o disolvente para evitar concentración de gases por evaporación.
  • Tener equipos de lucha contra incendios y conocer su uso.
  • Utilizar los EPIs homologados necesarios.

 

Lesiones

La exposición prolongada a sustancias químicas puede provocar lesiones en la piel, los ojos o las mucosas, estas últimas por inhalación de gases. Para evitarlo, nada mejor que la utilización de Equipos de Protección Individual. En caso de exposición de la piel hay que lavar las zonas afectadas con agua y jabón.

En el caso de contacto con los ojos, deben enjuagarse inmediatamente con agua durante unos 15 minutos. Para un aclarado efectivo y rápido es conveniente contar con sistema de lavaojos en el taller. Por supuesto, acude al médico lo antes posible con la etiqueta o la ficha de seguridad del producto.

 

Resumen de recomendaciones

Por resumir, las principales recomendaciones para evitar los riesgos de la manipulación de productos químicos en el taller son:

  • Emplear los EPIs necesarios. Gafas, mascarillas, guantes. En soldadura manguitos y mandil.
  • Opta, siempre que sea posible, por los productos que impliquen menos peligrosidad.
  • Leer atentamente las etiquetas de los productos químicos antes de utilizarlos.
  • No comer ni beber mientras se trabaja con productos químicos.
  • Evita inhalar los gases del escape de los vehículos.
  • Mantener los productos químicos alejados de objetos calientes, llamas y chispas.
  • Recoger inmediatamente cualquier derrame.  
  • Mantener el taller limpio y ordenado.

 

Legislación

Si quieres saber más, la legislación en lo que se refiere a productos químicos puedes encontrarla en:

  • Ley 31/95, de Prevención de Riesgos Laborales.
  • Real Decreto 374/2001, sobre la protección de la salud y seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos durante el trabajo.
  • Real Decreto 379/2001, de 6 de abril por el que se aprueba el Reglamento de almacenamiento de productos químicos y sus instrucciones técnicas complementarias.
  • Real Decreto 363/1995, de 10 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento sobre clasificación, envasado y etiquetado de sustancias peligrosas.
  • Real Decreto 1254/1999, de 16 de Julio, por el que se aprueban medidas de control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas.

Te puede interesar: 

5 consejos para conseguir un equipo de trabajo de taller seguro

¿Es imprescindible contar con equipos de protección individual en el taller?

Encuentra el código de colores de la pintura del coche

Guía Seguridad en el taller

Categorias: Seguridad