<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Artículo técnico: ‘Pinturas para plásticos’

Por Ruta 401

El uso de materiales plásticos en el automóvil ha crecido durante los últimos años de forma significativa. Este aumento es debido a las ventajas que aporta, entre las cuales destaca su bajo peso, su resistencia a la oxidación y sus opciones de ser reciclados y reutilizados.

A pesar de ello, también presenta una serie de inconvenientes que hay que tener en cuenta durante el proceso de reparación para asegurar la calidad de la reparación. Es importante conocer la falta de adherencia que presentan estos sustratos, la flexibilidad de algunos de ellos (plásticos termoplásticos como el polipropileno o la poliamida), y la necesidad de ser revestidos para protegerlos y conseguir unos acabados vistosos.

Como consecuencia del incremento en su uso, aumenta el número de piezas de este material que necesitan ser reparadas y pintadas. Por ello, la industria que fabrica y suministra pinturas dispone de una gama de productos enfocada a la reparación y el pintado de plásticos que ofrece al taller productos que se adaptan a las características de este tipo de material, aumentando, por tanto, la calidad de la reparación.

F1 pinturas plásticos

Las pinturas específicas para plásticos tienen el mismo objetivo que cualquier pintura, es decir, restablecer las capas de revestimiento necesarias para garantizar un acabado de calidad. Se pueden clasificar del mismo modo que cualquier otro tipo de pintura que haya en el taller, es decir, como pinturas de fondo y pinturas de acabado. Además, hay que prestar especial atención a la necesidad de proceder a una correcta limpieza de la superficie con productos específicos antes de aplicar cualquier producto, ya que solo de esta manera se evitará la pérdida de adherencia.

Pinturas de fondo para plásticos  

Las pinturas de fondo para plásticos hacen referencia aquellos productos empleados en el proceso de reparación del plástico cuando ha sufrido daños como rascones o deformaciones. Los productos propios de esta fase de reparación del plástico son los promotores de adherencia, las masillas específicas y los elastificantes o plastificantes.

DESCUBRE OTRAS TÉCNICAS IMPRESCINDIBLES EN CHAPA 

Los promotores de adherencia o imprimaciones para plásticos están disponibles en formato para aplicación a pistola o en aerosol. Como consecuencia de la falta de adherencia que presenta este sustrato es indispensable aplicar este producto para que favorezca la adhesión y reduzca o elimine el riesgo de que los productos aplicados se despeguen. Los promotores de adherencia se aplican sobre el plástico desnudo siempre antes de aplicar cualquier tipo de pintura, ya sea de fondo o de acabado, teniendo en cuenta que algunos productos ya no precisan que se aplique este producto. Generalmente, se aplica una capa no muy cargada del producto y hay que esperar a que evapore (5-10 minutos) antes de aplicar la pintura. Un ejemplo de imprimación muy utilizado para plásticos es TEROSON 150.

F2 pinturas plásticos

Por lo que respecta a las masillas específicas, su función es la de igualar una superficie que ha sido conformada o reparada sobre estos sustratos. Si se tiene en cuenta la falta de adherencia de los plásticos, la flexibilidad de los polímeros termoplásticos y la necesidad de relleno requerida por algunas reparaciones, la masilla de poliéster tradicional no es la más adecuada. Así pues, la masilla ideal para este tipo de materiales puede ser la masilla para plásticos TEROSON UP 250. Otras masillas que se pueden emplear en materiales sintéticos reforzados, de fibra de vidrio, o que presentan menor grado de flexibilidad que los termoplásticos son las masilla universales, como TEROSON UP 240, o las reforzadas con fibra de vidrio como TEROSON UP 150.  

F3 pinturas plásticos

Por último, los elastificantes o plastificantes son los grandes olvidados de los talleres cuando se pintan plásticos termoplásticos, ya que su uso no es todo lo frecuente que debería. Se trata de un aditivo que se añade al aparejo (también se ha de añadir al barniz en los proceso de aplicación de esta pintura de acabado) en un porcentaje o proporción determinados. Gracias a su adición, la pintura se vuelve más elástica evitando que se cuartee o agriete ante las flexiones a las que se ve sometido este tipo de plásticos.

F4 pinturas plásticos

Pinturas de acabado para plásticos  

Dentro de las pinturas de acabado para plásticos, se distinguen los siguientes productos y aditivos:

  • Pinturas y lacas de uso profesional
  • Aditivos plastificantes y matizantes para el barniz  
  • Pinturas monocomponentes
  • Pinturas texturadas

Las pinturas y lacas de uso profesional son los productos empleados en cualquier taller de carrocería para revestir plásticos cuando el plástico viene pintado del mismo color de la carrocería y barnizado.  Este tipo de pinturas son las mismas que se emplean para pintar la carrocería de metal, es decir, por un lado se le dan dos o tres manos de color (una tercera más pulverizada para eliminar el sombreado en colores metalizados) al paragolpes, respetando el tiempo de evaporación entre manos, con una pintura base agua (aún existen líneas al disolvente aunque su uso está restringido por normativa) que es diluida con diluyente; y por el otro se aplican otras dos manos de barniz.

La diferencia que presenta el pintado de plásticos, es que al barniz hay que añadirle un plastificante que cumpla la función anteriormente mencionada. Además, algunos vehículos traen piezas de color barnizadas con efectos mate o satinados, con lo cual también es necesario añadir un matizante que permita ajustar el nivel de brillo. Ambos productos se añaden en un porcentaje determinado, de forma que a más producto más efecto plastificante y matizante.  Además , actualmente ya se comercializan barnices mate.

F5 pinturas plásticos

Dentro de las pinturas monocomponentes, cabe señalar que son productos de aplicación en aerosol (tanto pinturas como lacas) o a pistola (solo pinturas). Se trata de pinturas al disolvente o al agua de base sintética o acrílica (es importante conocer este dato ya que si se barniza encima, la base de la laca debe ser de igual naturaleza o compatible para que no se arrugue), y se comercializan con acabado en brillo, mate o satinado.  

Las pinturas y lacas suministradas en aerosol son de aplicación directa una vez se ha movido el bote enérgicamente durante unos minutos; mientras que las pinturas aplicadas a pistola pueden ser diluidas para ajustar su viscosidad y, en algunos casos, estar catalizadas. Además, estas últimas deben aplicarse siguiendo las normas de pintado que permitan una aplicación óptima de la pintura.

Los formatos en aerosol van dirigidos tanto al taller como al gran público, ya que es rápido de aplicar y aporta unos acabados buenos para piezas de poca envergadura. En cambio, las pinturas para pistola van dirigidas al uso profesional en talleres, siendo pinturas que aportan mejores propiedades y acabados.

Los colores más comunes empleados en el taller van encaminados a imitar el color del plástico no revestido de origen: negro, gris y gris claro o antracita. Por el contrario, la gama de colores para el gran público busca ofrecer una mayor personalización de la pieza pintada, con lo cual la variedad de colores es mayor a la vez que se ofrecen pinturas especiales como las vinílicas líquidas.

En relación a las pinturas texturadas, su cometido es imitar la rugosidad que muestran algunos plásticos del vehículo, especialmente los paragolpes. Se distribuye con formatos en aerosol de aplicación directa o para aplicación a pistola con posibilidad de ajustar su viscosidad añadiendo diluyente, y está disponible en colores gris oscuro, gris claro o negro. La precaución a tener en cuenta al utilizar pinturas texturadas es que nunca debe filtrarse el producto antes de introducirlo en la pistola, ya que de hacerlo el gránulo quedaría retenido por el tamiz del filtro.

F6 pinturas plásticos

Por último, cabe señalar que existen otros productos como los renovadores de plásticos, tintes para materiales sintéticos o las pinturas destinadas a pintar paneles de instrumentos o plásticos del habitáculo que, aunque son de uso menos frecuentes, también cumplen su función en determinadas ocasiones.

Conclusión final

La gama de productos en el mercado para el pintado o renovación de plásticos es variada, motivo por el cual, como profesionales del taller, se deben conocer sus peculiaridades para utilizar el más adecuado a cada circunstancia de trabajo. No menos importante es tener en cuenta la necesidad de aplicarlos según las recomendaciones del fabricante.

New Call-to-action

Categorias: Carrocería y parabrisas, Tratamiento plástico