<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Masilla para plásticos: ¿es igual que el resto de masillas?

Por Ruta 401

En Ruta 401 ya os hemos hablado anteriormente de otros tipos de masillas, pero hoy en concreto nos vamos a detener en las masillas para plásticos. ¿Qué características particulares tienen? ¿Existen distintos tipos de masillas para plásticos? Lo vemos a continuación.

masilla-para-plasticos.jpg

Tipos de masillas

La masilla es un producto que consiste en una especie de pasta blanca que al secarse se endurece. Se utiliza con frecuencia para arreglar rayones, abolladuras o desperfectos en diferentes materiales. Dependiendo de la superficie a trabajar se utilizará una u otra masilla específica. Existen los siguientes tipos:

  • Masilla de poliéster: la que más se usa en el taller, ya que es versátil y puede aplicarse sobre diferentes superficies.
  • Masilla de fibra de vidrio: es masilla de poliéster a la que se añaden trazas de fibra de vidrio. Está especialmente indicada para plásticos reforzados y tiene gran capacidad de relleno.
  • Masilla para zinc: utilizada sobre todo para superficies de metal galvanizado.
  • Masilla para plásticos: vemos sus características a continuación.

Masilla para plásticos

Dentro de los trabajos en el taller nos podemos encontrar con la necesidad de reparar golpes o abollones en piezas de plástico, como pueden ser los parachoques. El plástico es un material de una dureza y flexibilidad que pueden ser muy variables, pero en cualquier caso nunca resulta tan rígido como el metal. Por ello, para tareas de relleno en plástico vamos a necesitar una masilla específica.

La masilla para plásticos se caracteriza por ser más flexible, elástica y menos porosa que las masillas que se usan sobre metal. Podemos encontrar diferentes tipos de masillas para plásticos. Por un lado, están las masillas estándar de poliéster flexible, que se utilizan para recubrir superficies a partir de cierto tamaño. Por otro, están las masillas tapaporos que se usan para eliminar pequeñas irregularidades, perfeccionar el acabado y dejar la superficie lista para ser pintada. Se aplica con un simple trapo, realizando movimientos circulares sobre los poros, y no necesita ser lijada posteriormente.

Antes de proceder a pintar la pieza en cuestión es necesario aplicar la imprimación para que la pintura se adhiera mejor al plástico. Podemos encontrar dos tipos de imprimación. Por un lado está la monocomponente, que se seca por el propio efecto del aire y se usa antes de aplicar la masilla o el aparejo; por otro está la bicomponente, que incorpora un catalizador para acelerar el proceso de secado. En Ruta 401 te recomendamos usar TEROSON 150.

Desde Ruta 401 te recomendamos la masilla para plásticos TEROSON UP 320 PF, que es una masilla muy flexible, ultrafina, que seca rápidamente y ofrece facilidades a la hora de lijar. Por otro lado, si buscas información acerca de otros tipos de masillas te recomendamos que visites nuestros artículos sobre masillas de fibra de vidrio o masillas de poliéster.

Y tú, ¿utilizas masillas específicas para plásticos o eres de los que usan la misma masilla de poliéster para acabados en cualquier tipo de material? ¡Cuéntanos!

New Call-to-action

Categorias: Carrocería y parabrisas