<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Qué ofrece al taller el aparejo en spray?

Por Ruta 401

La comercialización de pinturas y productos de pintado en formato spray o aerosol ha crecido significativamente en los últimos años. Este crecimiento se debe, fundamentalmente, a la comodidad de aplicación que ofrece, ya que con este formato no es necesario realizar ningún pesaje, ninguna mezcla ni disponer de equipos de aplicación costosos como pistolas aerográficas o compresor de aire

F1 daño leve aparejo spray  F2 parche aparejado con spray

Dentro de la variada gama de pinturas en aerosol que existen, el aparejo en spray fue, posiblemente, uno de los primeros productos que dio el salto del tradicional formato en lata al que ahora se comenta. Por este motivo, a día de hoy, el aparejo en spray es un anexo de pintura que está presente en cualquier área o taller de pintura

Aplicaciones de los aparejos en spray

Como norma general, este formato está diseñado para aplicaciones muy concretas, como la reparación de pequeños daños, la cubrición y sellado de calvas de masilla, metal desnudo o plástico o de bordes de pintura poco acusados, que precisan un secado muy rápido a fin de no ralentizar el proceso de reparación. 

Pintura para Carrocería: Consejos y Técnicas (Gratis)

Su uso en reparaciones de mayor envergadura reduce la calidad final de la actuación, por lo que, para estas situaciones de trabajo, se debe utilizar el aparejo lijable de dos componentes de aplicación a pistola que más se ajuste a las necesidades de la reparación.

Características de los aparejos en spray

Las principales características de estos productos en spray son las siguientes:

  • Están disponibles en uno o dos componentes.
  • Agilizan el proceso de aparejado, al no ser necesarias tareas que sí lo son con los aparejos lijables de aplicación a pistola, tales como la preparación del soporte, preparación de la mezcla, limpieza de útiles, etc.
  • Su coste de adquisición es menor que el de los aparejos lijables a pistola, aunque en proporción son más caros que los aplicados a pistola.
  • Ofrecen un secado rápido y no es necesario lijarlos antes de pintar.
  • Provocan menor pulverización
  • Tienen una capacidad de sellado, de relleno y de resistencia inferior a los formatos aplicados con pistola.
  • No se recomienda su uso para aparejar zonas de mayor extensión o superficies que no están perfectamente acabadas.

Clasificación de los aparejos en spray

Básicamente, los aparejos en spray pueden dividirse en  monocomponentes o de un componente (1K) y de dos componentes (2K). 

El aparejo en spray monocomponente es la variante de aparejo en aerosol más común y utilizada en el taller. Es el complemento perfecto para los tradicionales aparejos lijables de dos componentes de aplicación a pistola. 

Los monocomponentes eliminan la necesidad de volver a repetir el proceso de aparejado (mezcla, enmascarado, limpieza de útiles, etc.) cuando aparecen pequeñas anomalías tras el lijado del aparejo de 2K. Esto reduce la pérdida de tiempo, aumenta la productividad y evita la aparición de defectos tras el pintado. Estos aparejos son de aplicación directa y, en la mayoría de los casos, no es necesario ni lijarlos. 

Sin embargo, sus principales inconvenientes son su menor capacidad de relleno, de sellado y de resistencia mecánica y química.

En relación a los aparejos en spray de dos componentes (2K), el aparejo integra, en el interior del mismo bote, el propio producto y el catalizador necesario para producir el secado a través de una reacción química entre ambos. Los componentes están separados a través de dos compartimentos diferenciados. Para provocar la mezcla, el bote dispone, en su exterior, de un sistema de accionamiento que pone en comunicación el aparejo y el catalizador para que se mezclen y se produzca la reacción química de secado. 

Este hecho hace que, una vez efectuada la mezcla, todo el contenido inicie el proceso de curado y, una vez esté completamente seco, ya no se pueda utilizar en posteriores aplicaciones y se deba desechar el spray. En contraposición, este aparejo mejora la capacidad de sellado, de relleno y la resistencia de capa seca. 

Consejos de utilización y aplicación

Los consejos que se deben seguir en la aplicación de aparejos en aerosol son estas:

  • Nunca utilizar los aparejos en spray de un componente para trabajos de envergadura. En todo caso, se puede usar la versión de dos componentes, aunque no es frecuente su comercialización y es preferible utilizar aparejos lijables a pistola.
  • Antes de aplicarlo, el soporte debe estar bien lijado y afinado para garantizar que no aparezcan marcas tras el pintado. El lijado del aparejo finaliza, como mínimo, en un grano P-400, con lo cual no hay problema. Sin embargo, si aplicamos este aparejo en una situación de trabajo distinta, se debe tener la precaución de afinar el soporte hasta un grano similar (dependiendo de la capacidad de cubrición del aparejo y de si es de uno o dos componentes). 
  • La superficie debe estar libre de polvo y bien desengrasada con un limpiador como TEROSON VR 20. Para zonas de metal desnudo, es necesario proteger el acero con productos como BONDERITE M-NT 1455-W que no ralenticen el proceso de reparación. 
  • Es necesario escoger la boquilla que presente el patrón de pulverizado más acorde a las necesidades del momento. Generalmente se suministran dos boquillas, una con un patrón de pulverizado tipo abanico, como el de una pistola aerográfica, para aplicaciones de mayor tamaño, y otra tradicional con un patrón de pulverizado circular para aplicaciones de menor envergadura.
  • Nunca se debe aplicar el producto sin, previamente, haber agitado el bote de forma enérgica durante un par de minutos como mínimo. De no hacerlo, los componentes del productos no se mezclan correctamente y es posible que el aparejo pierda propiedades.
  • La aplicación se lleva a cabo manteniendo siempre la perpendicularidad de la boquilla respecto a la pieza y manteniendo una distancia de unos 25 cm. Para aplicaciones de mayor extensión, se recomienda cruzar las pasadas para conseguir una mayor uniformidad.
  • Tras la aplicación de las variantes de aparejo de un componente, se ha de invertir el bote y pulsar el atomizador para permitir la salida de los restos de pintura que hayan quedado en el conducto interior y en el orificio de la boquilla. De esta forma, cuando se vuelve a utilizar, el funcionamiento del mecanismo es el adecuado y no existen obstrucciones.

Conclusión

Los aparejos en spray son de gran ayuda para el profesional del taller, puesto que evitan pérdidas de tiempo en ciertos momentos de la reparación. Sin embargo, su uso se ha de restringir a pequeñas reparaciones o retoques de anomalías

La variante de un componente es la más utilizada en el taller, ya que actúa como complemento del tradicional aparejo lijable aplicado a pistola gracias a su rápido secado y a que elimina la necesidad de lijado. Como sucede con cualquier otro aerosol, al usarlo se deben tener en cuenta los consejos de utilización y aplicación mencionados.

New Call-to-action

Categorias: Aplicaciones, Carrocería y parabrisas