<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¡Ojo con el ácido de batería!

Por Ruta 401

Con el frío que hace últimamente en la península los coches pueden quedarse helados durante la noche. Sales al trabajo a primera hora y ¡sorpresa!, no arranca. Lo que te podemos decir es que, casi con total seguridad, está fallando un elemento muy importante del que vamos a hablar hoy: la batería

acido bateria

La batería es un acumulador que proporciona la energía eléctrica necesaria para el motor de arranque de nuestros vehículos. Están compuestas por un circuito en línea de células acumuladoras de polo, con un voltaje nominal de 2,12V por unidad. Las baterías se dividen en:

  • Baterías de liquido: compuestas por ácido.
  • Baterías de vellón: con mayor capacidad de arranque que las anteriores y sin mantenimiento.
  • Baterías de gel: gran duración, sin mantenimiento y más ligeras.

 

Partes de una batería

Nos parece importante que conozcas de qué piezas se compone una batería, por eso te haremos un pequeño resumen:

  • Recipiente: de ebonita o polipropileno, que a su vez está dividido en celdas.
  • Tapa: cierra la batería, contiene dos inserciones de plomo para los bornes y un agujero por celda para la salida de gases y adición de agua destilada.
  • Rejilla: conductora de la corriente eléctrica.
  • Materia activa: compuestos para empastar placas.
  • Placa: positiva o negativa.
  • Separador: impide el contacto físico entre placas.
  • Elemento: formado por las placas positivas y negativas unidas entre sí.
  • Tapón: para cerrar los orificios de las celdas.
  • Electrolito: solución de ácido sulfúrico diluido en agua que suministra el sulfato que actúa como conductor.

 

Sustancias químicas

La batería está compuesta por diferentes gases y ácidos, por lo que es obligatoria una correcta protección a la hora de manipularla. Estos son los componentes que podemos encontrar dentro de una:

 

Riesgos de las baterías

Para poder tomar todas las precauciones posibles, es importante que conozcas los riesgos de su manipulación:

  • Explosión: por emanación de gases o proximidad de un foco de ignición.
  • Chispas internas: producidas en el seno de la batería por cortocircuitos causados por el mal estado de sus piezas.
  • Chispas externas: tienen lugar por una incorrecta manipulación durante el montaje o desmontaje de la batería.

 

Cómo manipular una batería

Te damos una serie de consejos a la hora de utilizarla correctamente:

  • Nunca acercar a una llama. Prohibido fumar durante su manipulación.
  • No dejar objetos metálicos sobre la batería.
  • Desconectar en primer lugar el borne negativo.
  • Conectar el borne negativo en último lugar.
  • Las abrazaderas de los bornes deben estar bien apretadas y es recomendable una capa de vaselina.
  • Debemos asegurar una correcta carga.
  • Realizar la manipulación en un entorno ventilado.
  • Nunca añadir ácido sulfúrico puro, siempre diluido.
  • Nunca verter agua sobre el ácido.
  • Emplear herramientas antichispas.
  • Utilizar gafas clase D-747 según norma MT-16.
  • Guantes y botas de goma.
  • Ropa antiácido.

 

Cómo actuar en caso de accidente

  • En caso de salpicadura de ácido en los ojos, el operario debe lavarse de inmediato los ojos con agua y acudir al médico lo más rápido posible
  • No debe tomar ningún alimento o fumar si antes se ha manipulado cualquier sustancia de plomo.
  • En caso de producirse una explosión, deberemos realizar una limpieza de todos los lugares afectados por los restos de batería. Para eliminar los restos de ácido actuaremos con sosa cáustica y agua en proporción del 50%. 

 

Te puede interesar:

Pros y contras de utilizar herramientas de taller de segunda mano

¿Debe mi taller contar con insonorizantes de pared?

Todo lo que debes saber (y más) sobre tu futuro banco de trabajo

 

Guía Seguridad en el taller

Categorias: Seguridad