<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Resolviendo dudas sobre el nuevo etiquetado de combustibles

Por Ruta 401

Seguramente has oído que han entrado en vigor nuevas nomenclaturas para diferenciar los distintos tipos de carburante. Pero ¿sabes cómo son estas nuevas etiquetas?, ¿para quién son obligatorias?, ¿dónde hay que colocarlas? En este artículo te respondemos a estas y otras cuestiones relevantes sobre el tema.

etiquetas-combustible

¿En qué consiste este nuevo sistema y cuándo entra en vigor?

Hasta ahora, la única manera de reconocer los combustibles en una gasolinera era su nombre comercial. Este hecho, unido a que cada fabricante emplea unos componentes u otros en la confección del combustible, complicaba la identificación de los carburantes por parte del usuario, pero esto ya es cosa del pasado.

El nuevo sistema de etiquetado de combustibles es una iniciativa que entró en vigor el 12 de octubre de 2018 y cuyo objetivo es establecer un sistema unitario y armonizado que defina los diferentes tipos de carburante para vehículos. Su implantación ya es una realidad en 28 países: en los Estados miembros de la Unión Europea, Macedonia, Serbia, Suiza, Turquía, Islandia, Liechtenstein y Noruega.

¿Cómo se etiquetan a partir de ahora los diferentes combustibles?

A partir de ahora los carburantes para automóviles se dividen en tres grupos con etiquetas diferenciadas:

  • Etiquetas para gasolina: tienen forma redonda, y en su interior llevan escrita la letra “E” y unos números que designan los biocomponentes específicos del carburante (E5, E10, E85).
  • Etiquetas para diésel: su forma es cuadrada y tienen escrita la letra “B” junto con un número que define sus compuestos específicos. En el caso del diésel sintético se emplean las siglas XTL.
  • Etiquetas para combustibles alternativos: designan aquellos combustibles alternativos compuestos por gases. Van dentro de un rombo y su nomenclatura se establece según su nombre en inglés: gas licuado del petróleo (LPG), gas natural comprimido (CNG), gas natural licuado (LNG) e hidrógeno (H2).

¿Dónde se colocan estas etiquetas?

Las nuevas etiquetas de combustibles se deben colocar en todos los vehículos matriculados a partir del 12 de octubre de 2018. Asimismo, estarán presentes en un lugar visible para los usuarios de los surtidores de las gasolineras de todos los países en los que se ha implantado la norma.

La entrada en vigor de estas nomenclaturas no obliga a los usuarios de vehículos matriculados antes de octubre de 2018 a incluir las nuevas etiquetas. Del mismo modo, tampoco impide que las gasolineras sigan mostrando sus etiquetas anteriores o nomenclaturas comerciales. Por ejemplo, Repsol podrá seguir usando el nombre comercial Diésel e+ o Diésel e+10, pero en los surtidores tendrá que incluir también una etiqueta redonda con las siglas B7.

Este nuevo sistema de etiquetado de combustibles funciona como un complemento de las denominaciones comerciales, con el objetivo de facilitar al usuario la identificación del combustible adecuado para su vehículo en los surtidores. Una gran iniciativa para evitar equivocarse en el repostaje y, en definitiva, facilitar las cosas a los consumidores.

New Call-to-action

Categorias: Curiosidades