<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Métodos de urgencia para la reparación de un pinchazo en un coche

Por Ruta 401

 

La reparación de un pinchazo en un coche es algo que hay que afrontar en ciertas ocasiones, porque que un neumático sufra daños en algún momento de su vida útil es algo inevitable. Los daños ocurridos sobre este elemento tan importante pueden ser de distinta magnitud y gravedad, aunque en muchos casos imposibilitan la circulación o, como mínimo, afectan al buen funcionamiento del vehículo, poniendo en riesgo la seguridad de los ocupantes.

Uno de los daños más comunes que puede sufrir un neumático es la perforación provocada por algún tipo de objeto punzante y afilado que haya en la calzada, es decir, lo que todo el mundo conoce como pinchazo. Este tipo de incidente obliga a detener el vehículo y a efectuar la reparación del pinchazo, siempre y cuando se puedan garantizar unos niveles mínimos de seguridad en la vía.

En muchas ocasiones, la necesidad por parte del afectado de disponer del vehículo o la dificultad del taller para poder solventar el problema de forma inmediata utilizando métodos de reparación de neumáticos homologados por los fabricantes, obliga a buscar una solución de urgencia que permita la circulación del vehículo de forma temporal, hasta que se den las circunstancias necesarias para repararlo convenientemente.

reparacion pinchazo coche

Qué tener en cuenta para la reparación de un pinchazo en un coche de forma temporal

El primer aspecto que se debe tener en cuenta es que estos sistemas de reparación de pinchazos temporales o de urgencia no están homologados por los fabricantes para circular de forma normal, ya que no garantizan unos niveles de seguridad adecuados.

GUÍA GRATUITA: 10 averías con causas poco frecuentes (¡y sus soluciones!)

Por ello, el uso del vehículo tras esta reparación está condicionado por ciertas limitaciones en cuanto a kilometraje o velocidad de circulación.

Finalmente, también es importante reseñar que estos sistemas solo son válidos para sellar pequeños pinchazos.

Procesos para reparar pinchazos de forma urgente y temporal

Estos métodos de reparación de un pinchazo en coche están destinados a sellar la perforación durante un tiempo limitado. Para esta tarea, se distinguen los kits de espuma antipinchazos y las tiras de caucho conocidas como “mechas” o “macarrones”, aunque algunos fabricantes también montan en algunos de sus modelos neumáticos antipinchazos conocidos como “Run Flat”.

Una vez efectuado el proceso de reparación, el neumático puede inflarse para evitar los daños que podrían producirse si se rodase a baja presión de aire o sin ella.

Estos sistemas de reparación de un pinchazo en un coche no están homologados por los fabricantes de vehículos para circular de forma continuada. Así que son una solución temporal que, posteriormente, requiere una reparación del pinchazo homologada que posibilite una circulación segura.

1. Reparación de un pinchazo en un coche con kits de espuma antipinchazos

Estos kits están siendo introducidos por algunos fabricantes de automóviles como sustituto de la rueda de repuesto tradicional. Aportan un sellado muy limitado del pinchazo que obliga a efectuar una conducción más moderada (generalmente a un máximo de 80 km/h) y a rodar únicamente el número de kilómetros imprescindible para llegar hasta el taller.

Su principal inconveniente es que pueden desequilibrar la rueda y dejan restos en el interior del neumático que deben ser retirados antes de efectuar la reparación del pinchazo del coche homologada.

Estos kits suelen incluir los siguientes elementos:

  • Espuma o resina de sellado con sus respectivas canalizaciones de dosificación.

  • Compresor de aire con toma de conexión para inflar el neumático. En los kits automáticos, el compresor también se utiliza para insuflar la espuma hacia el interior del neumático sin necesidad de hacerlo manualmente.

  • Pegatina de aviso de limitación de velocidad por este sistema de reparación.

Este es el proceso genérico de reparación de un pinchazo en un coche que se debe seguir con estos kits:

  1. Verificar que se trata de un pinchazo leve y que no existen daños de mayor gravedad.

  2. Retirar el tapón de inflado de la válvula de la rueda afectada.

  3. Comprobar si es necesario quitar el obús de la válvula de inflado. Si fuese necesario, retirarlo con un extractor de obuses girando en sentido contrario al de las agujas del reloj.

  4. Preparar el recipiente que almacena la espuma o resina antipinchazos según las instrucciones del fabricante. Algunos botes se conectan directamente al compresor para introducir el producto automáticamente, mientras que otros se introducen manualmente.

  5. Acoplar el sistema de dosificación de la espuma sobre la válvula de inflado.

  6. Encender el vehículo para evitar el consumo de batería al poner en funcionamiento el compresor.

  7. Introducir todo el contenido del recipiente en los kits manuales o, en los sistemas automáticos, esperar a que el neumático llegue a su presión de inflado correcta.

  8. Retirar el sistema de dosificación.

  9. Enroscar el nuevo obús cuando haya sido necesario retirarlo para efectuar la reparación del pinchazo en el coche.

  10. Inflar la rueda a la presión indicada por el fabricante en aquellos sistemas que sean manuales. Para ello, utilizar el compresor de aire incluido en el kit.

  11. Colocar de nuevo el tapón de inflado sobre la válvula.

  12. Colocar el adhesivo de aviso sobre el cuadro de luces para no olvidar las limitaciones de este kit de reparación.

  13. Si fuese requerido por la fabricante, circular durante unos minutos para que la espuma se asiente bien sobre el neumático y comprobar que la presión de inflado sigue siendo la correcta.

Este vídeo muestra de forma gráfica el utillaje necesario y el proceso que se debe seguir para utilizar un kit antipinchazos manual, mientras que en este otro vídeo se enseña cómo usar uno automático.

2. Reparación de un pinchazo en un coche con tiras de caucho

Este sistema de reparación aporta un sellado más duradero sin necesidad de actuar sobre la parte interna del neumático. Además, posibilita que la conducción no esté limitada a un kilometraje concreto. A pesar de ello, no es un sistema de reparación de pinchazos homologado por los fabricantes, con lo cual ha de utilizarse como reparación temporal.

reparacion pinchazo coche

El proceso que se debe seguir para reparar el pinchazo en un coche con este sistema es el siguiente:

  • Hinchar la rueda.

  • Retirar el elemento que haya provocado el pinchazo.

  • Pasar el escariador específico por el pinchazo para agrandarlo y posibilitar que la mecha entre en el orificio.

  • Colocar una tira de caucho sobre el útil específico que va a permitir su colocación en el interior del orificio del pinchazo.

  • Poner adhesivo sobre la tira de caucho.

  • Introducir la tira de caucho ejerciendo presión. Es necesario verificar que existe suficiente presión de aire en la rueda como para poder introducir la tira. Si no fuese así, hay que hincharla.

  • Cortar el sobrante de tira que sobresalga.

  • Poner el neumático a la presión de aire indicada por el fabricante.

reparacion pinchazo coche
  • Colocar una tira de caucho sobre el útil específico que va a permitir su colocación en el interior del orificio del pinchazo.
reparacion pinchazo coche
  • Poner adhesivo sobre la tira de caucho.  

  • Introducir la tira de caucho ejerciendo presión. Es necesario verificar que existe suficiente presión de aire en la rueda como para poder introducir la tira. Si no fuese así, hay que hincharla.

reparacion pinchazo coche
  • Cortar el sobrante de tira que sobresalga.
reparacion pinchazo coche
  • Poner el neumático a la presión de aire indicada por el fabricante.

3. Neumáticos “Run Flat

Se trata de neumáticos específicos que disponen de un flanco de rueda reforzado que permite circular a 80 km/h durante 80 km cuando la rueda ha sufrido un pinchazo. Gracias a ello, no es necesario disponer de rueda de repuesto ni de kits de reparación de pinchazos, lo que posibilita desplazarse hasta el taller más cercano sin necesidad de invertir tiempo en efectuar ninguna reparación provisional.

Conclusión

La reparación de pinchazos en el coche de tipo urgente y temporal ofrece una solución al usuario para que pueda circular con ciertas limitaciones hasta el taller más cercano. Una vez allí, el método de reparación que se debe aplicar debe estar homologado por el fabricante para garantizar unas condiciones de circulación normales y seguras.

New Call-to-action

Categorias: aplicación, Reparación mecánica