<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

7 dudas resueltas sobre homologar reformas del coche

Por Ruta 401

Muchos clientes acuden al taller con dudas sobre si se puede modificar una u otra pieza del coche y los pasos que han de seguir para hacerlo. ¿Cuál es el proceso que deben respetar? En este artículo respondemos las principales preguntas de los clientes sobre homologar las reformas del coche.

homologar reformas

¿Cuándo es obligatorio homologar las reformas del coche?

El propio manual de reformas define que una modificación, sustitución, actuación, incorporación o supresión efectuada en un vehículo y que cambie las características por las que un vehículo puede ser definido, o que afecte a las prescripciones contenidas en las Directivas 2002/24/CE, 2003/37/CE y 2007/46/CE debe ser considerada como reforma del vehículo. En estos casos será necesario una homologación.

¿Cuándo no es necesario homologar las reformas del coche?

Si la modificación o sustitución de un elemento no afecta a las características mecánicas o estéticas del vehículo según lo definido en las citadas directivas europeas, no se considera reforma y no será necesario homologación.

¿Cuánto cuesta homologar una pieza?

El precio de la homologación depende de la pieza, la envergadura de la reforma o del vehículo. El primer paso es conseguir el certificado del taller y el proyecto técnico. Para ello, se necesita contratar a un ingeniero técnico, lo cual tiene un coste.

Con estos documentos hay que ir a un laboratorio. Los laboratorios de homologación suelen tener precios a partir de 100 y 200 euros, dependiendo de la pieza modificada. No es lo mismo homologar un cambio de motor que un coche histórico.

Hoy en día también se pueden encontrar empresas que realizan casi todo el proceso de homologación por precios que rondan los 200 euros.

Por último, hay que acudir a la ITV, que también cobrará por revisar el vehículo e incluir las reformas en la ficha técnica. El importe también varían dependiendo del vehículo y la reforma, aunque suele rondar los 70 euros.

¿Qué documentos se necesitan?

Generalmente, para homologar un vehículo se necesitan dos documentos principales:

  • Certificado del taller donde se haya llevado a cabo la reforma.
  • Certificado de conformidad de un laboratorio que determine que las modificaciones se ajustan a las directivas europeas.

Entonces, ¿no es necesario un proyecto técnico?

El proyecto técnico es obligatorio en caso de reformas de mayor envergadura o complejidad que se necesiten comprobar mediante análisis y cálculos técnicos. Este análisis debe estar realizado por un ingeniero colegiado, y no exime de necesitar los certificados del taller y del laboratorio.

¿Cuándo termina el proceso de homologación?

Una vez que todos los documentos están en regla, hay que acudir a un centro ITV, donde revisará el vehículo y la documentación e incluirán las modificaciones en la ficha técnica del coche. Hecho esto, ya se puede estar seguro de que el vehículo es totalmente apto para circular por vías públicas.

¿Qué sanciones hay por circular con piezas sin homologar?

Circular con piezas sin homologar está tipificada como una infracción grave y conlleva sanciones económicas que pueden ir desde los 200 a los 500 euros. Asimismo, también puede ocurrir que sea la propia ITV quien imponga la sanción por no llevar piezas homologadas. Y ni hablar de falsificar la pegatina de la ITV: son 540 euros de multa.

Es cierto que existe bastante incertidumbre acerca de las homologaciones de vehículos, y que todo el proceso debería ser más sencillo y, sobre todo, más transparente para el usuario. Empecemos por ofrecer al cliente, como profesionales del taller, toda la información posible para homologar las reformas de su coche.

New Call-to-action

Categorias: Gestión