<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cómo se manipula un comprobador de corriente

Por Ruta 401

El comprobador de corriente llamado también multímetro, polímetro o tester es una herramienta eléctrica portátil que sirve para medir magnitudes eléctricas como corrientes, tensiones, resistencias o capacidades. Si has realizado un curso de formación profesional, seguro que tus profesores te habrán enseñado todo lo que se puede hacer con esta herramienta, que se encuentra en todos los talleres y cuyo precio no suele pasar de los 20 euros. De hecho, seguro que en el taller tienes más de uno y que en más de una ocasión te habrá sacado de un apuro.

comprobador_de_corriente_Small.jpg

Un poco de historia

El comprobador de corriente es la evolución de otra herramienta denominada AVO. Su inventor fue Donald Macadie, un ingeniero británico al que se le ocurrió la idea de unir tres aparatos en uno: un amperímetro, un voltímetro y un óhmetro. El aparato fue comercializado por la empresa Megger Group Limited y apenas ha sufrido cambios a lo largo de la historia, hasta la salida al mercado de los últimos medidores digitales, que cada vez son más sofisticados pero que funcionan bajo el mismo fundamento que los analógicos.

 

GUÍA GRATUITA SOBRE LA SEGURIDAD EN EL TALLER

 

¿Cómo funciona un comprobador de corriente?

El multímetro es una herramienta portátil bastante común en el taller, ya que se basa en la utilización de un instrumento de medida: un galvanómetro. Su principal función consiste en medir las magnitudes eléctricas. Para poder realizar las medidas se colocan los bornes en las clavijas correspondientes y se procede a la lectura. Permiten medir la corriente alterna, corriente continua, la resistencia o comprobar el estado de carga de baterías.

El multímetro consta de un medidor (digital o analógico) que permite leer los valores y un conmutador que actú de centralita y permite cambiar entre las diferentes mediciones posibles del aparato. 

¿Para qué se utiliza un comprobador de corriente en el taller?

Antes que nada, es importante recalcar que al utilizar el polímetro vamos a trabajar con corriente eléctrica, por lo tanto es importante tomar las medidas de seguridad necesarias para evitar cualquier tipo de accidente.

Las funciones para las que más se utiliza el polímetro son las siguientes:

  • Medir corriente alterna.
  • Medir corriente continua.
  • Comprobar la carga de una batería.
  • Comprobar continuidad.
  • Comprobar caudalímetro.
  • Comprobar un potenciómetro de mariposa.

¿Cómo se comprueba la batería de un vehículo con un comprobador de corriente?

Si queremos comprobar el estado de la batería del vehículo tendremos que poner la clavija roja en V y la escala de 20V de corriente continua. Debemos dejar en reposo la batería para obtener un resultado fiable.

Con el coche apagado obtendremos una medición de 12.92-12.8V, que indica que la batería está a un 100% de carga. Con el coche arrancado el valor debe ser próximo a 14V y constante. Si la tensión no sube de 12V a 14V al arrancar nos indica que el alternador no carga. Si se producen variaciones de tensión superiores a 0,5V, el regulador de tensión del alternador se encuentra en mal estado.

Otros usos del multímetro en el taller

Otra utilidad que permite el polímetro es la de comprobar elementos como el motor del agua del limpiaparabrisas. Para ello pondremos la clavija roja en V/ohm y mediremos el componente.

Además, si tenemos algún componente del vehículo que gaste batería sin tener el coche arrancado podremos comprobar de cuál se trata .Es tan sencillo como poner la clavija roja en 10ª, desconectar la batería para poder hacer una medición en serie, y si nos aparece un valor mayor a 0.2A tendremos lo que se denomina un consumidor de batería. Para saber cuál es, será necesario ir desconectando fusibles uno a uno, hasta que el valor desaparezca.

Guía Seguridad en el taller

Categorias: Seguridad