<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=504381226667916&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cómo abordar reparaciones de emergencia en plásticos y otros materiales

Por Ruta 401

La soldadura en frío es el proceso de unión de dos materiales en estado sólido sin la necesidad de aplicarles calor. Se puede realizar soldadura en frío tanto en metal como en plástico y algunas de sus ventajas son la seguridad a la hora de trabajar, el ahorro de tiempo, el mayor control sobre el acabado final y, sobre todo, que es muy útil para realizar reparaciones de emergencia.

productos-para-plasticos

Las reparaciones de emergencia en el taller pueden ser muchas y muy variadas: reparaciones de carcasas metálicas, colectores, piezas desgastadas, bridas, errores de mecanizado, relleno de holguras, reconstrucción de piezas metálicas, piezas plásticas, etc pero en este artículo nos vamos a centrar en las reparaciones de emergencia de piezas de plástico. ¿Cómo proceder cuando te encuentras con este tipo de reparaciones? ¿Quieres que te recomendemos algunos productos?

Reparaciones de emergencia de piezas de plástico

Las piezas que conforman un vehículo son de distintos tipos de plásticos. En caso de reparación, algunas de estas piezas no se pueden soldar mediante el método de soldadura tradicional, ya que hay plásticos que no admiten la reparación con calor, como los elastómeros y los termoestables.

Para estos tipos de plástico, se pueden emplear productos como LOCTITE 3090, que permite adherir diferentes superficies y rellenar holguras de hasta 5 mm. No gotea y se puede aplicar en posición vertical para llegar a zonas de difícil acceso, lo cual lo convierte en un producto perfecto para hacer reparaciones de emergencia. El modo de aplicación es el siguiente:

  • Lijar la superficie. Se debe lijar la zona para favorecer la adherencia del adhesivo.
  • Retirar todos los restos de suciedad. Se recomienda limpiar y desengrasar la superficie con un limpiador como TEROSON VR 20.
  • Preparar el producto. El producto incorpora una cánula que se acopla al bote del adhesivo, de forma que la mezcla se hace sola al salir por la espiral de la cánula.
  • Aplicar el producto. Se extiende el producto sobre la zona que se quiere reparar a la vez que se va alisando con la espátula. Para rellenar huecos u holguras, se debe repetir el proceso varias veces.
  • Lijar de nuevo. Para igualar la superficie, se lija el adhesivo sobrante con el objetivo de que quede bien integrado en el resto de la pieza.

Tras realizar este proceso ya se puede proceder a aplicar la pintura, en caso de ser necesario.

Reparaciones de emergencia de diferentes superficies

Los cianoacrilatos son muy útiles para realizar reparaciones de emergencia en muchos tipos de materiales. Se trata de adhesivos monocomponentes que consiguen una polimerización rápida al ser aprisionados en forma de película entre dos sustratos. Eso sí, no es recomendable utilizarlos en superficies con grandes holguras, ya que pierden eficacia ante huecos de más de 1 mm.

Entre los productos más indicados para esta tarea está LOCTITE 401, LOCTITE 406, LOCTITE 454 y LOCTITE 480. Se trata de polímeros estables monocomponentes con secado muy rápido. Una sola gota de estos adhesivos es capaz de proporcionar uniones de gran resistencia. Tienen un aspecto líquido o gelatinoso y se presentan en pequeños recipientes de diferentes cantidades.

Para rellenar de forma rápida holguras de más de 1 mm, se aconseja usar LOCTITE HY 4070. Es un adhesivo bicomponente híbrido de cianocrilato y acrílico en formato de gel. Gracias a su composición, permite rellenar holguras de hasta 5mm.

Otro producto recomendado es LOCTITE HY 4090. Se trata de un adhesivo híbrido innovador que combina la rapidez de un adhesivo instantáneo y la resistencia de un adhesivo estructural. Es resistente a impactos, soporta temperaturas de hasta 150 ºC, rellena holguras de hasta 5 mm y aguanta muy bien la humedad. Además, se puede utilizar en diferentes tipos de sustratos, desde metales hasta plásticos o cauchos. Su modo de empleo es el siguiente:

  • Lijar la superficie para mejorar la adherencia. Si es una superficie metálica se pueden retirar los posibles restos de óxido con un cepillo de alambre y una lija.
  • Limpiar las superficies de unión para que no haya restos de suciedad, óxido, grasa, etc. También es recomendable limpiar las zonas de contacto con disolvente LOCTITE SF 7063.
  • Aplicar una capa fina de imprimación LOCTITE SF 7455 para mejorar la adherencia de algunos sustratos.
  • Aplicar el adhesivo con el propio recipiente dosificador, el cual permite dosificar la cantidad de producto necesario en cada trabajo de una forma fácil y cómoda.

Lo más conveniente es distribuir una capa fina de adhesivo sobre una de las superficies de unión para, acto seguido, ensamblar la otra parte lo más rápido posible. Una vez que las piezas estén juntas, se deben inmovilizar durante unos segundos aplicando presión, y si hay un exceso de adhesivo, se puede eliminar con un limpiador disolvente.

Para acelerar el proceso, se puede emplear el activador LOCTITE SF 7455, aplicándolo directamente sobre la superficie de contacto o sobre el mismo adhesivo. El uso del activador está especialmente indicado con los adhesivos de alta viscosidad o cuando existe un juego excesivo en la unión.

Todos estos consejos te serán de mucha ayuda para tareas urgentes. Además, contar con este tipo de productos en el taller permite realizar reparaciones de emergencia de forma eficaz y con la garantía de ofrecer los mejores resultados. Y si quieres saber más sobre productos profesionales, puedes consultar este artículo con consejos sobre qué adhesivos usar sobre fibra de vidrio.

aplicacion de masillas

Categorias: Tratamiento plástico, Tratamiento metales