Cajas DSG: todo lo que debes saber

Por Ruta 401

El cambio automático ha revolucionado la industria del automóvil en los últimos años. De hecho, hoy en día casi todas las marcas ofrecen la opción de equipar sus vehículos con cajas de cambios automática, podemos encontrar diferentes tipos, como la de variador continuo, la de convertidor de par o el cambio de doble embrague (DSG). Hoy nos gustaría hablar de esta última tipología, que creemos que te puede resultar muy interesante.

caja dsg

 

¿Qué es un cambio DSG?

Su nombre viene de las siglas Direct Shift Gearbox o cambio automático de doble embrague y es el que utiliza por ejemplo Volkswagen para equipar en la actualidad sus vehículos. Las primeras patentes de este sistema, sin embargo, datan de entre 1939 y 1940, pero no se utilizaron de forma habitual hasta 1969, cuando Porsche las incluyó a modo de prueba en su modelo 936 y 911, al que llamaron PDK (Porsche Doppelkupplungsgetriebe). Años después, otras marcas han ido desarrollando sus propias cajas DSG, por eso es importante conocer cuáles son sus características principales y sus ventajas a la hora de utilizarlos en una mejora del funcionamiento del vehículo. Pero antes, queremos que conozcas las siglas que ha dado cada fabricante a sus cajas DSG:

 

¿Cómo funcionan las cajas DSG?

Su modo de funcionamiento es muy sencillo, ya que básicamente consiste en la existencia de dos cajas de cambio que funcionan a la vez. Así, una se encarga de las marchas pares y otra de las impares. En función de la presión que el conductor haga sobre el pedal, una centralita decide en cuestión de milésimas de segundo si se necesita subir o no una marcha, y por eso el resultado requiere poco tiempo. En las primeras cajas DSG, de hecho, el cambio se hace en 40 milésimas de segundo. En la práctica decimos que se produce un cambio de marcha, sin embargo lo que existe es un acoplamiento o un desacoplamiento del embrague de una a otra.

 

Características de las cajas DSG

Te contamos algunas de las características principales de estos sistemas:

  • Disponen de hasta 10 velocidades y marchas traseras.
  • Tienen un programa de conducción normal (D) y otro de conducción deportiva (S), y un modo de cambio manual mediante palanca o levas en el volante.
  • Mecatrónica: Unidad de control electrónica y electrohidráulica.
  • Función Hillholder de retención en pendientes.
  • Regulación “creep” de la fuga lenta, que permite al vehículo moverse a velocidad muy reducida sin necesidad de pisar el acelerador, y que es muy útil, por ejemplo, para aparcar.
  • Programa de marcha de emergencia: Si ocurre algún fallo en el vehículo la caja lo detecta y solo permite la circulación en 1ª, 2ª o 3ª marcha para proteger el vehículo.

 

Ventajas e inconvenientes de las cajas DSG

Te contamos los beneficios y los aspectos que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir este sistema de cambios:

Ventajas

  • Es capaz de cambiar de marcha sin que el motor deje de empujar, por lo tanto el proceso va a ser muy rápido y efectivo, no solo en las subidas, sino también en las bajadas de marcha. Además, estos cambios se producen con mucha suavidad.
  • Incorpora un modo inercia en el que en un modo de falta de aceleración, el cambio se desacopla dejando el motor a ralentí para eliminar toda posible resistencia al avance.
  • Al ser un cambio automático tan efectivo no se produce un aumento del consumo de carburante, como sí pasa con otro tipo de cajas de cambio automático.

Inconvenientes

  • Se producen pequeños tirones cuando se circula a muy baja velocidad, como por ejemplo al aparcar.
  • Si practicamos la conducción deportiva puede que se produzca un sobrecalentamiento que hará perder rendimiento.

¡Esperamos que esta información te ayude a la hora de tomar una decisión o de aconsejar a los clientes sobre uno u otro tipo!

 

tutoriales-centro-de-recursos

 

Categorias: Aplicaciones